Jasminum fruticans

Imagen – Wikimedia/Isidre blanc

El Jasminum fruticans es una preciosa planta trepadora que, debido a la poca altura que alcanza, se puede cultivar en maceta o en un jardín pequeño sin tener que preocuparse por nada.

Sus flores son de un color amarillo muy llamativo, que sin duda hará que el lugar se vea muy, muy bonito 🙂 . Conoce todos los cuidados que necesita.

Origen y características

Imagen – Wikimedia/Salicyna

Nuestra protagonista es una trepadora perennifolia originaria del Mediterráneo, donde crece en los sotobosques de encinares, alcornocales y quejigares. Su nombre científico es Jasminum fruticans, aunque se la conoce como jazmín silvestre, jazmín de España, jazmín de monte, jazmín amarillo, jazminorro, celestina, o somedio. Crece hasta alcanzar una altura de 1 a 2 metros, y desarrolla tallos verdes y estriados de los que brotan hojas tri-foliadas (tres folíolos) de color verde.

Las flores, que brotan hacia finales de primavera y en verano, son amarillas. Una vez polinizadas, comienza a madurar el fruto, que terminará siendo pequeño, negro y con forma ovalada.

¿Cuáles son sus cuidados?

Al ser más bien pequeña es una planta que queda genial en cualquier parte, así que si te gustaría disfrutar de su belleza te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

El jazmín amarillo puede cultivarse tanto a pleno sol como en semisombra; eso sí tendrá un mejor desarrollo si le da un mínimo de cuatro horas de luz directa al día.

Tierra

Imagen – Flickr/peganum

Crece en suelos ricos en nutrientes y con buena capacidad de filtración del agua. Así pues, se aconseja lo siguiente:

  • Maceta: pondremos primero una capa de arlita (la puedes conseguir aquí) o greda volcánica (cómprala en este enlace), y luego sustrato de cultivo universal (como este) mezclado con un 20% de perlita.
  • Jardín: si la tierra tiene las características mencionadas antes, genial; en caso contrario haremos un agujero de plantación de unos 50cm x 50cm, lo cubriremos con malla de sombreo y lo rellenaremos con la mezcla de sustratos comentadas antes.

Riego

La frecuencia de riego del jazmín silvestre va a depender mucho del clima y de dónde lo tengas. De entrada, hay que saber que durante el verano habrá que regar mucho más seguido que el resto del año, puesto que la tierra se seca con facilidad. Pero… ¿cada cuánto?

  • Maceta: cuando se cultiva en maceta hay que estar especialmente atento/a al riego, ya que de lo contrario las raíces se secarán o se pudrirán rápido. Por lo que por lo general regaremos unas 3-4 veces (incluso pueden ser 5 en climas muy cálidos y secos) en verano, y cada 3-4 días el resto.
  • Jardín: como la tierra se seca más lentamente, se aconseja regar unas 3 o máximo 4 veces por semana durante el verano, y una o dos veces/semana el resto del año.

En caso de duda, comprobaremos la humedad de la tierra o sustrato ya sea con un medidor de humedad digital o introduciendo un palo delgado de madera.

Abonado

El Jasminum fruticans es una planta que está creciendo durante buena parte de la primavera y hasta finales de verano/comienzos de otoño, de manera que no le tiene que faltar ”comida” (o sea, abono 🙂 ) en todos esos meses. Pero ojo: hay muchos tipos de abonos y no todos tiene la misma eficacia.

Aunque hay abonos químicos, debido a que pueden dañar al medioambiente es aconsejable usar orgánicos. Y de estos, por experiencia te puedo decir que el guano (en venta aquí en polvo y aquí líquido) como el estiércol de gallina son muy, muy buenos, pues son ricos en nutrientes y su eficacia es bastante rápida. Eso sí: no hay que usarlos frescos, si no que hay que dejarlos secar al sol durante unos diez días o comprarlos listos para usar.

Es importante abonar una vez al mes, o en el caso de que usen líquidos, seguir al pie de la letra las indicaciones especificadas en el envase.

Multiplicación

Imagen – Flickr/afilitos

Se multiplica por semillas en primavera y esquejes a finales del verano. Veamos cómo proceder en cada caso:

Semillas

  1. Primero, se ha de rellenar una bandeja de semillero con sustrato de cultivo universal, y se riega a consciencia.
  2. Luego, se siembran un máximo de dos semillas en cada alvéolo.
  3. A continuación, se cubren con una fina capa de sustrato, y se vuelve a regar con un pulverizador.
  4. Por último, se coloca la bandeja en el exterior, en semisombra.

Germinarán en 2-3 semanas.

Esquejes

Es muy sencillo: se corta una rama de madera semidura con hojas, se impregna la base con enraizantes caseros y se planta en maceta con vermiculita. Emitirá sus propias raíces en 3-4 semanas.

Rusticidad

El Jasminum fruticans resiste el frío y las heladas de hasta los -7ºC. En caso de que vivas en una zona donde hace más frío, no te preocupes: tenlo dentro de casa en una habitación luminosa y sin corrientes de aire hasta que regrese la primavera.

Imagen – Wikimedia/ Krzysztof Ziarnek, Kenraiz

¿Qué te ha parecido esta planta?

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Trepadoras

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.