Jobo, un frutal delicioso y muy útil

Imagen – Wikimedia/Filo gèn’

El jobo es un árbol frutal que se cultiva tan poco que es raro y difícil encontrarlo a la venta. Sin embargo, siempre que el clima acompañe es una planta muy interesante, que además de dar muy buena sombra produce unos frutos con un sabor muy agradable.

Pero como es raro, hay muy poca información al respecto. Así que si has llegado hasta aquí buscando las características y sus cuidados, estás en el sitio adecuado. A continuación vas a poder leer la ficha que hemos preparado para ti 🙂 .

Origen y características

Imagen – Flickr/Reinaldo Aguilar

Nuestro protagonista es un árbol perennifolio nativo de América tropical, incluyendo las Indias Occidentales. Actualmente ha conseguido naturalizarse en las selvas tropicales de África, India e Indonesia. Aunque su nombre científico es Spondias mombin, se le conoce más como jobo, hobo o yuplon.

Se caracteriza por alcanzar una altura máxima de 25 metros, con un diámetro de tronco de hasta 35-40cm. La corteza es de color café o gris, áspera con crestas longitudinales, y con proyecciones espinosas. Las hojas miden de 18 a 43cm de largo, folioladas. Los foliolos son oblongos, lanceolados o elípticos, con el margen entero, glabros excepto los nervios principal y secundario que se ven en el haz.

Las flores se agrupan en inflorescencias pubescentes, de color crema o blanco. El fruto es oblongo, mide 2-4cm de largo, es redondeado y es de color amarillo o anaranjado cuando madura.

¿Cómo se cuida?

Si quieres hacerte con un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

El jobo, al ser un árbol tropical, solo se puede cultivar en el exterior en climas sin heladas. Si vives en una zona donde no haga frío, debes plantarlo a pleno sol o en semisombra, a una distancia de 5-6 metros de paredes, tuberías y cualquier construcción.

Suelo

El suelo tiene que ser fértil, con buen drenaje y ligeramente ácido (pH de 6). En terrenos calizos puede tener clorosis férrica (falta de hierro), la cual se manifestaría con el amarilleamiento de las hojas, dejando los nervios verdes.

Riego

El riego tiene que ser frecuente, ya que no resiste la sequía. Lo ideal sería regarlo cada 2 días durante la época más calurosa del año y cada 4 días el resto. Hay que usar agua de lluvia o sin cal. En el caso de no poder conseguirla, puedes añadir el líquido de medio limón o unas gotas de vinagre en un litro de agua.

Abonado

Guano en polvo.

Durante la época de floración y fructificación es muy recomendable abonar al jobo con abonos orgánicos, como el guano o el estiércol de gallina (si puedes conseguir este último fresco, déjalo secar al sol como mínimo una semana; así evitarás que queme las raíces). También puedes echarle cáscaras de huevo y de plátano, bolsitas de té, verduras que estén caducadas, ceniza de madera.

Multiplicación

Este árbol se multiplica por semillas, las cuales se han de proceder a sembrarlas nada más recolectar el fruto o complarlo siguiendo este paso a paso:

  1. Lo primero que hay que hacer es, por supuesto, comerse el fruto 🙂 .
  2. Segundo, se limpian bien las semillas con agua y un estropajo al que se le habrá echado una gota de lavavajillas.
  3. Tercero, se enjuagan quitándoles todo rastro de espuma.
  4. Cuarto, se rellena una maceta de unos 10,5cm de diámetro con sustrato de cultivo universal para plantas y se riega.
  5. Quinto, se coloca un máximo de 2 semillas y se cubren con una fina capa de sustrato.
  6. Sexto, se pulveriza con agua la superficie del sustrato, y se coloca el semillero en semisombra.

Si todo va bien, germinarán en 2-3 semanas.

Rusticidad

No soporta el frío. La temperatura mínima tiene que ser de 18ºC o superior. En cuanto a la máxima, es preferible que no sea de +30ºC.

¿Qué usos tiene?

Ornamental

El jobo es un árbol muy ornamental, que sirve tanto para dar sombra como para tener como setos altos. Además, aunque por sus características no es una planta para maceta toda su vida, durante muchos años sí se puede cultivar en ella si se le va trasplantado cada 2 años, lo cual es muy interesante si se quiere decorar por ejemplo el patio.

Culinarios

El fruto se puede consumir fresco o en zumos. Simplemente hay que pelarlo y disfrutar de su sabor 🙂 .

Medicinales

Pero sin duda su uso más conocido es el medicinal. De esta planta se aprovecha tanto las hojas como los frutos, así como la corteza. Veamos para qué sirve cada uno:

  • Hojas: en infusión se usa para casos de diarreas, inflamación, enfermedades venéreas, dolores de parto.
  • Frutos: la aplicación directa de los frutos actúa sobre las inflamaciones de la piel, ayuda a combatir infecciones de las encías, y el consumo previene enfermedades intestinales y de la vejiga.
  • Corteza: tomándola en decocción tiene propiedades cicatrizantes, hemostáticas y astringentes.

Otros usos

A partir de la ceniza de la madera del tronco del jobo se obtiene en Colombia una lejía agregándole agua, a la cual se le adicionaba sebo de res para luego someterla a fuego lento hasta obtener un jabón artesanal.

¿Habías oído hablar de este frutal?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Árboles frutales

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.