Kalanchoe daigremontiana: cuidados

El Kalanchoe daigremontiana es una crasa

Imagen – Wikimedia/CrazyD

Los Kalanchoe son unas plantas muy, muy interesantes. No solo son bonitas, sino que además se caracterizan por su notable resistencia a la sequía. Además, aunque solo se cultivan unas 20 o 30 especies distintas de las 125 que se han descrito, esas siguen siendo muchas, tantas que no te será difícil decorar con ellas. Una de las más comunes es el K. daigremontiana, conocida también como espinazo del diablo

Pero, ¿sabes cómo cuidar un Kalanchoe daigremontiana? Elegirlo es fácil, pero mantenerlo con vida es otra historia. Así que para que sepas cómo conseguirlo, a continuación te explicaremos cómo puedes lograrlo.

¿Cómo cuidar un Kalanchoe daigremontiana?

El Kalanchoe daigremontiana es una crasa

Imagen – Wikimedia/JMK

Es una crasa de rápido crecimiento que necesita muy pocos cuidados, pero como con el resto de especies de Kalachoe, hay que controlar mucho el riego para que no tenga problemas. Pero créeme si te digo que si se elige bien la tierra en la que va a crecer, solo con eso, ya se puede evitar en gran medida que las raíces sufran. Aunque, por supuesto, no es lo único que hay que hacer:

¿Es de interior o de exterior?

El Kalanchoe daigremontiana, llamado popularmente aranto o espinazo del diablo, es una crasa nativa del suroeste de Madagascar. Allí el clima es tropical, por lo que no está genéticamente preparada para resistir las heladas, si bien puede soportar hasta los -1’5ºC sin sufrir demasiados daños.

Así, en climas fríos (o con inviernos así) se tiene en interior, pero en el resto se cultiva con éxito en el exterior. En estos últimos se debe controlar mucho, especialmente si se vive en una región árida o semi-árida, ya que puede acabar siendo una planta invasora.

¿Sol o sombra?

Es importante que se ponga en un lugar soleado, incluso en interior debería de recibir luz (natural) directa, por lo que no dudes en ponerla junto a una ventana. Además, teniendo en cuenta que es una planta pequeña, que si bien puede medir hasta 1 metro de altura, desarrolla tallos muy delgados de apenas 1 centímetro de grosor, por lo que se puede cultivar en una maceta durante toda su vida.

Pero ojo: si no le había dado el sol nunca antes, se debe de acostumbrar poco a poco para que no se queme. Para ello, has de exponerla al astro rey una hora cada día, ya sea por la mañana temprano o al atardecer. A medida que vayan pasando las semanas, aumenta el tiempo de exposición 1 hora cada siete días.

Lo que nunca, repito, nunca se ha de hacer es ponerla en una habitación en la que apenas entre luz. En esas condiciones, sus tallos se doblarán a medida que crezcan en dirección a cualquier fuente de luz, como puede ser el reflejo del Sol en un mueble. Y no solo eso: sino que también acabaría perdiendo color y debilitándose.

¿Qué tierra necesita?

El Kalanchoe daigremontiana crece sin problemas en suelos ligeros que tienen buen drenaje. Si se tiene en maceta, podrás elegir plantarlo en un sustrato para cactus y crasas (que puedes comprar aquí), o bien en uno de cultivo universal que contenga perlita.

Si lo vas a tener en maceta, recuerda trasplantarlo en otra más grande si ves que le salen raíces por los agujeros de la misma, y/o si ya ha ocupado todo el espacio que tenía.

¿Cuándo y cómo regarlo?

El calanchoe crece rápido

Imagen – Wikimedia/Anneli Salo

Como adelantábamos al principio, es una planta que no hay que regar mucho, ni siquiera en verano. Aguanta muy bien la sequía, incluso durante una ola de calor. Esto no significa que no haya que regarla nunca, si no que si pasa una semana sin recibir ni una gota de agua, seguramente no le vaya a pasar nada, y menos si se cultiva dentro de casa.

Pero para que crezca bien y esté sana, aconsejamos regarla una vez a la semana durante el verano, y una vez cada dos semanas o 20 días el resto del año, siempre que no llueva. Echaremos el agua que sea necesaria hasta que salga por los orificios de drenaje de la maceta, o hasta que esté bien empapada si está plantado en el suelo.

¿Se ha de abonar?

Si se cultiva en climas templados o fríos, sí, porque va a necesitar esa ayuda extra para superar el invierno (aunque esté dentro de casa). En estos sitios, se ha de empezar a abonar en primavera, y continuar hasta finales del otoño. Para ello se puede aplicar un fertilizante líquido para cactus y crasas, como este, siguiendo las indicaciones del envase (normalmente hay que diluir una pequeña cantidad en un litro de agua antes de echárselo al kalanchoe).

Pero cuando se tiene en los cálidos, como en las regiones costeras de la península ibérica, así como en los archipiélagos canario y balear, no se recomienda porque ese abonado solo contribuirá a que crezca y se multiplique más rápido.

¿Cómo se multiplica?

Conseguir nuevos ejemplares de tu Kalanchoe daigremontiana es tan fácil que solo has de proporcionarle los cuidados que te hemos dicho hasta ahora. Y nada más. El solo no tardará en producir numerosos hijuelos que brotarán del borde de las hojas. En cuanto tengan algunas raíces, podrás separarlos de la planta madre y plantarlos en macetas.

¿Qué hacer para que la flor del Kalanchoe daigremontiana brote?

Las flores del Kalanchoe daigremontiana son rojas

Imagen – Wikimedia/Ianaré Sévi

No es fácil ver la flor del Kalanchoe daigremontiana. Y como además produce muchos hijuelos, casi nadie piensa es propagarlo por semillas. Pero si queremos hacer algo para ayudarle a florecer, mi consejo es el siguiente: no lo mimes demasiado.

Es decir, has de procurar que la tierra no esté seca mucho tiempo, protegerlo del frío si vives en una zona donde se registran heladas, y cambiarlo de maceta si lleva más de tres años en la misma, pero más allá de eso, no le prestes mucha atención, no es necesario.

¿Cuáles son las propiedades del Kalanchoe daigremontiana?

Son varias las especies de calanchoe que se llevan utilizando como remedios caseros para tratar distintas enfermedades. Una de ellas es el K. daigremontiana, la cual se utiliza, de manera tradicional, para curar heridas, y tratar los síntomas de enfermedades respiratorias, gastrointestinales y genitourinarias. Pero no existe ninguna evidencia científica que demuestre que es, realmente, efectiva contra esas patologías, y menos aún contra el cáncer, tal y como explican en este artículo de la web Naukas.

Además, has de saber que contiene un glucósido cardíaco, el daigremontianina, que en dosis altas resulta tóxica, incluso puede causar la muerte en animales pequeños.

¿Qué te ha parecido el Kalanchoe daigremontiana? ¿Te animas a tener uno?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)