Kalanchoe fedtschenkoi: la suculenta de hojas bonitas

kalanchoe fedtschenkoi

¿Qué sabes del kalanchoe fedtschenkoi? Si no lo conoces, deberías, porque es una suculenta muy bonita y muy fácil de cuidar y de reproducir. Pero, ¿qué debes conocer de ella?

A continuación te dejamos una ficha sobre el kalanchoe fedtschenkoi para que puedas conocerla a fondo y saber todo lo que necesita, así como sus usos, cuidados… ¿Empezamos?

Cómo es el kalanchoe fedtschenkoi

tallos de kalanchoe fedtschenkoi

El kalanchoe fedtschenkoi, también conocido como vieiras lavanda, es una planta originaria de Madagascar. Sin embargo, se puede encontrar fácilmente en todo el mundo, incluyendo en España.

Su nombre tan extraño es debido al botánico Boris Fedtschenko.

No crece mucho, aunque es normal que pueda alcanzar los 30-80 centímetros. Ahora bien, ¿qué características tiene? Te lo contamos:

Tallo

El tallo no tiene mucho que decir, porque es totalmente liso y redondeado. Es bastante fijo, aunque lo suficientemente fuerte como para aguantar la planta (al menos hasta los 30 cm o así). De hecho, cuando se doble es posible que siga creciendo de manera horizontal. Eso sí, en ese momento es muy habitual que desarrolle raíces para seguir creciendo y multiplicándose.

De este salen las hojas y, cuando se le caen, quedan pequeñas cicatrices.

Hojas

Con respecto a las hojas, al ser una planta suculenta, estas suelen ser carnosas y lisas. Son más anchas en la base del tronco y más estrechitas en los extremos, llegando a una punta.

Pero quizá lo más bonito del kalanchoe fedtschenkoi es el colorido que tienen estas hojas porque suelen ser verde azuladas, rosas crema, o rosa púrpura. Y eso hace que sea muy vistosa a la hora de tenerla en el jardín.

Además, debemos decirte que las hojas suelen tener curvas en los márgenes (se les llama festoneado).

Flores

Pues sí, esta suculenta florece. Además, lo hace de una forma espectacular y muy bonita puesto que saca flores tubulares que caen hacia abajo. Normalmente saca un tallo del que salen pequeños racimos de flores de color rosado, aunque a veces pueden tener otro color.

Sin embargo, no son tan bonitas como las hojas en sí mismas.

Es tóxica

Vamos a especificar un poco más. La planta tiene bufadienólidos. Eso quiere decir que no es tóxica para el ser humano. Pero no ocurre lo mismo con los gatos.

Si uno se acerca, la consume, etc. lo normal es que empiece a tener ritmos cardíacos anormales, pudiendo incluso, si ha ingerido demasiada, poner en peligro su vida.

Otros síntomas que puede tener son problemas gastrointestinales como diarrea, vómitos o dolores.

Por eso, si tienes un gato en casa no quiere decir que no puedas tener esta planta, pero sí te aconsejamos que la coloques en un lugar donde no pueda acceder tu mascota para evitar ponerle en peligro.

Cuidados del kalanchoe fedtschenkoi

flores del kalanchoe fedtschenkoi

Te hemos dado a conocer el kalanchoe fedtschenkoi (si no lo conocías de antes) y tras ver algunas fotos seguro que te ha gustado mucho y podrías quererlo para tu casa. Es una planta muy sencilla de cuidar, porque apenas tendrás que hacerle caso cuando cumplas con las necesidades que tiene. Puede ser perfecta para principiantes porque se multiplica tan fácil y rápido que no necesitas muchos conocimientos. Pero, ¿qué necesita?

Ubicación

Si nos dijeras que eligiéramos para el kalanchoe fedtschenkoi el exterior o el interior, te diríamos que, sin duda, el exterior. Y es que esta planta necesita mucho sol directo, tanto como puedas darle.

Eso no quiere decir que no puedas tenerla en interior; de hecho, puede estar pero siempre en la zona más luminosa y con varias horas de luz (los expertos hablan de que se tengan al menos 6 horas de luz solar directa).

Un truco para saber si recibe la suficiente cantidad de luz es ver los colores de las hojas. Si están muy apagados o desaparecen es que le falta luz.

Temperatura

Como buena suculenta que es, aguanta muy bien tanto el frío como el calor. Pero cuidado, porque si la temperatura baja de los -4ºC entonces sí que puede sufrir.

Lo mismo si hay heladas persistentes. ¿Quiere decir que si un día baja a esa temperatura se muere? No, si son de forma esporádica no pasará nada, pero has de asegurarte de que no es constante.

Sustrato

Para tener tu kalanchoe fedtschenkoi sano y feliz, necesitarás una tierra que sea adecuada para esta planta. Así que empieza por tener un buen drenaje y tierra para cactus y suculentas (aunque a título personal he utilizado sustrato universal y ha funcionado también).

Algunos también mezclan un poco de cáscaras de coco, o tierra para orquídeas, a fin de que el sustrato quede mucho más suelto (no le gusta nada que se compacte).

Riego

En cuanto al riego, lo cierto es que tampoco debes estar muy pendiente de él. Es mejor regarla poco a pasarte, porque podrías provocar la aparición de hongos o pudrición de la raíz.

Por eso, riega solo cuando la planta lo necesite. En invierno, nada, porque con la humedad debería bastar (si vives en un clima templado podrías regar una vez al mes). En verano, con una vez a la semana o así sería más que suficiente.

Abonado

No es necesario, porque el kalanchoe fedtschenkoi no lo precisa. Pero si quieres darle un poco de abono lo mejor es que uses el orgánico y solo una vez al año, en primavera o verano.

Plagas y enfermedades

Cochinillas, áfidos, arañas rojas… La verdad es que son muchas las plagas que puede sufrir y que tendrás que mantener a raya para que no afecten a tu planta. Para ello te recomendamos que la mantengas limpia de hojas secas, ventilada y protegida.

En caso de que aparezcan, aplica alcohol al 70% para limpiar las hojas, tronco y toda la planta en general. Otras opciones son aceite de neem, spray de ajo o de pimiento picante.

Multiplicación

La forma más rápida y fácil de reproducir el kalanchoe fedtschenkoi es mediante los esquejes de tallo. Estos enraízan muy fácilmente y solo tienes que plantarlos y esperar a que los veas sacar nuevas hojas.

Sin embargo, no es el único método. También puedes hacerlo con las propias hojas (las mejores son las de la parte inferior del tronco). Debes ponerlas en sombra unos 3-4 días y después plantarla. En cuestión de días verás que le salen en los bordes como florecitas. De ahí saldrá una nueva planta.

Usos

Hojas verdes del kalanchoe fedtschenkoi

Para finalizar esta ficha, queremos hablarte de los usos que tiene el kalanchoe fedtschenkoi. Porque sí, tiene más usos aparte del propio decorativo (tanto para exterior como para interior).

Uno de ellos tiene que ver con las raíces. Como te hemos dicho antes, es una planta que enraíza muy fácilmente y además rápido. En cuanto toca el suelo, cualquier tallo desarrolla raíces para seguir creciendo.

Y estas raíces son las que tiene otro uso además de fijar la planta. Concretamente se usan para tratar problemas relacionados con gusanos parásitos. Es decir, se utilizan para expulsar los gusanos del cuerpo.

Eso sí, no hemos encontrado cómo es el proceso por lo que habría que investigar más acerca de este uso (y no usarlo al libre albedrío).

Ahora que sabes más cosas sobre el kalanchoe fedtschenkoi, ¿te animarías a tenerlo en casa? Si eres principiante es una planta con la que no vas a tener ningún problema, porque prácticamente se cuida sola. A cambio te ofrece una variedad de colores y tonalidades que llaman mucho la atención. ¿Qué opinas?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.