Kalanchoe: ¿sol o sombra?

Hay varias plantas de interior con flor blanca

El kalanchoe es una de las plantas crasas que más podemos disfrutar en nuestros patios, balcones e incluso en los jardines. Hay muchas variedades diferentes, siendo la gran mayoría de ellas idóneas para mantener en macetas; de hecho, solo unas pocas se hacen arbustos con una gran necesidad de crecer en el suelo.

Por este motivo, es muy interesante tener una amplia colección. Pero aunque solo tengas un ejemplar, es importante que te preguntes si el kalanchoe es de sol o de sombra, y es que dependiendo de dónde lo tengas, va a crecer mejor o peor.

¿Dónde colocar un kalanchoe?

El kalanchoe es una planta de sol

Las distintas especies puras de kalanchoe (es decir, las que encontraremos en la naturaleza) son originarias principalmente de África. Habitan las regiones semi-áridas, donde la tierra es arenosa y por lo tanto, absorbe y filtra el agua de forma rápida, y donde las temperaturas son además muy elevadas durante el día.

Están perfectamente adaptadas a los lugares donde las lluvias anuales son muy escasas, motivo por el que son plantas excelentes para cultivar en un jardín sin riego, especialmente en zonas donde las sequías son comunes como es el caso de toda la región mediterránea.

¿Dónde crecen: al sol o en sombra? Bueno, pues estas plantas son, por lo general, amantes del sol. De hecho, esto puedes comprobarlo tú mismo poniendo uno en una habitación en la que solo haya una única fuente de luz (puede ser el reflejo del sol sobre un mueble, o una ventana). La planta no tardará en dirigirse hacia esa luz. Incluso aunque estuviera en un lugar donde hay mucha, mucha claridad, si detecta una luz más potente, se dirigirá hacia ella.

Y esto puede suponerle un problema, ya que los tallos se alargan sí, pero también ‘adelgazan’, y pierden fuerza. Por lo que, al final, acaban »colgando» o peor, rompiéndose debido a que no tienen fuerza para sostenerse. Recuperar un calanchoe falto de luz es difícil y conlleva tiempo, puesto que tienes que cambiarlo de sitio, llevándolo a una zona donde reciba mucha más luz, pero teniendo cuidado de no exponerlo al sol directo, ya que de lo contrario se quemaría al no estar acostumbrado.

Una vez que veas que crece sano, entonces has de ir exponiéndolo poco a poco a la luz del sol de la mañana (las primeras horas). Así durante unas semanas. Con paciencia y constancia, podrás conseguir que se adapte.

¿El kalanchoe puede estar en sombra o en semi-sombra?

Vista de las hojas del Kalanchoe pinnata

Si tenemos en cuenta que es una planta que por lo general necesita estar en un lugar soleado para crecer, ¿existe la posibilidad de que esté igualmente bien en sombra?, ¿o en semi-sombra? La respuesta es: depende. Depende mucho del tipo de kalanchoe, así como de la claridad que haya en la zona donde se quiera poner.

Por ejemplo, el Kalanchoe blossfediana, que es la especie que se suele vender sobre todo durante el invierno -y más concretamente durante la Navidad- es una que se puede tener dentro de casa ya que no requiere estar expuesto al sol directo. Pero que pueda estar en casa no significa que podamos ponerlo en una habitación a oscuras. De hecho, todos los calanchoes, sin excepción, necesitan luz, y hay varios que además necesitan luz directa como es el caso de estos:

  • Kalanchoe beharensis
  • Kalanchoe daigremontiana
  • Kalanchoe thyrsiflora

El resto podría estar en semisombra. En sombra total no recomiendo poner ninguno salvo que en ese lugar haya mucha claridad. En interiores con poca luz no sobreviviría ninguno.

¿Cómo saber si un kalanchoe se está quemando por el sol?

El Kalanchoe daigremontiana es una crasa

Imagen – Wikimedia/CrazyD

Las quemaduras solares son un problema común en las plantas, tanto de exterior como de interior. En ambos casos, se queman por no estar adaptadas a dicha exposición; pero en interior también pasa una cosa: el efecto lupa (cuando los rayos solares atraviesan el cristal, se amplifican y hacen que las hojas, las cuales son bastante tiernas, se quemen).

Por este motivo tendremos que estar un poco atentos, y mantener a nuestros kalanchoes protegidos del sol -durante las horas más fuertes del día-. Si están dentro de casa, lo mejor será no ponerlos justo delante de las ventanas.

Pero, ¿cuáles son los síntomas o daños? Realmente son fáciles de identificar, pues son manchas normalmente rojizas o marrones que aparecen en las hojas que están más expuestas (es decir, el resto de la planta estará intacta) que aparecen a las pocas horas. Lamentablemente, esas hojas dañadas no volverán a estar sanas, pero si se cambia de sitio, las que salgan nuevas estarán bien.

¿Dónde tienes a tus kalanchoe?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.