¿Cuáles son los cuidados del Kalanchoe thyrsiflora?

kalanchoe thyrsiflora: cuidados

Si eres un amante de las plantas, seguro que unas que no faltan en tu jardín o en casa son las crasas. Son plantas que prácticamente se cuidan solas, siempre que cumplas con lo que necesitan. Por eso, en esta ocasión nos queremos centrar en el Kalanchoe thyrsiflora.

¿Sabes cuál es? ¿Cuáles son sus características? ¿Y los cuidados que precisa? No te preocupes, a continuación te damos respuesta a todas esas preguntas. ¡Toma nota!

Cómo es el Kalanchoe thyrsiflora

Kalanchoe Thyrsiflora hojas verdes

Antes de nada, conviene que sepas exactamente cómo es el Kalanchoe thyrsiflora. Se trata de una planta perenne de la familia de las Crasuláceas, originaria de Madagascar. Sin embargo, es posible que la encuentres con otros nombres como es «oreja de elefante». El motivo de este apodo es debido a sus hojas, que que tienen una textura suave y aterciopelada y son de un verde oscuro. Estas hojas crecen en rosetas en la base de la planta, y que no te extrañe que alcance fácilmente los 15 centímetros de largo.

Además de esas hojas tan características, también te echará flores. Estas estarán en racimos y pueden ser rojas, rosas o amarillas. Lo harán siempre en primavera y verano.

En realidad, es muy fácil de cuidar y se puede tener tanto dentro como fuera de casa. Sin embargo, necesita que se cumplan una serie de requisitos para que crezca sana y feliz, que es de lo que te vamos a hablar a continuación.

Cuidados del Kalanchoe thyrsiflora

borde de las hojas de la Kalanchoe Thyrsiflora

Si tienes un Kalanchoe thyrsiflora, o planeas comprarte uno, esto que te indicamos a continuación te puede ayudar a cubrirle todas las necesidades que tiene. Recuerda que, cuanto más le ofrezcas que se acerque a lo que necesita, más te lo agradecerá (en belleza).

Ubicación, iluminación y temperatura

Vamos con tres pautas importantes para que tu planta esté bien. En cuanto a la ubicación, puedes colocarla tanto en interior como en exterior. Se dice que hay que ponerla en un lugar donde no le dé el sol de manera directa, porque sus hojas son muy sensibles y eso puede provocar que se le quemen. Además, dependiendo del clima que tengas podrá estar más horas al sol o no.

Por ejemplo, si vives en un clima cálido y el sol quema incluso en invierno será mejor ponerla en semisombra de tal forma que le dé el sol a primera o última hora del día, y el resto esté protegida.

En cuanto a la luz, necesita mucha, siempre de forma indirecta. Por último, la temperatura es primordial. Y es que el Kalanchoe thyrsiflora no tolera las temperaturas extremadamente bajas. Intenta mantenerla siempre por encima de los 10ºC. Prefiere las altas temperaturas a las bajas.

Trasplante

Cuando compres tu Kalanchoe thyrsiflora es posible que no tengas que plantearte el ponerlo en otra maceta. Pero si esta que lleva contiene las raíces y se salen, entonces sí debes hacerlo. Necesitarás ponerla en un tiesto más grande y para ello el mejor sustrato que puedes usar es una mezcla de tierra para cactus y suculentas.

Si puedes, échale un poco de perlita o similar para evitar que se compacte demasiado la tierra y que las raíces estén mejor oxigenadas.

Riego

El riego es uno de los cuidados de la Kalanchoe thyrsiflora más importantes. Y es que si te pasas con el riego te puedes cargar la planta. En este caso, es preferible la escasez antes que la abundancia.

Dicho esto, ten en cuenta que has de regarla solo cuando la tierra esté completamente seca. No te preocupes por pensar que va a sufrir; en realidad no lo va a hacer porque es resistente a las sequías. Y es preferible regar poco, aunque tengas que vigilarla más a menudo, que pasarte y que se pudran las raíces.

Abonado

Al contrario que otras plantas que necesitan abonado mensual, en el caso del Kalanchoe thyrsiflora no es así. Le puedes echar una vez al mes, o cada dos meses, en los meses de primavera y verano. Pero en lugar de la dosis que se recomienda por el fabricante, en esta planta debes utilizar la mitad de esa dosis.

Poda

El Kalanchoe thyrsiflora sí que necesitará una ayuda para mantenerse sana y para fomentar la floración. Nos referimos a la necesidad que tendrá de que le cortes las flores secas, así como las hojas, para evitar que tenga un aspecto descuidado.

hojas de Kalanchoe Thyrsiflora

Plagas y enfermedades

Uno de los temas que más nos preocupan cuando tenemos plantas es no saber si estas tienen plagas o enfermedades (hasta que ya es inevitable). En el caso del Kalanchoe thyrsiflora, debes saber que los más comunes son los siguientes:

  • Ácaros: Los ácaros son un tipo de arácnido que se alimenta de la savia de la planta. Notarás que la planta tiene manchas marrones en las hojas y una apariencia arañada. Para eliminarla tienes que limpiarla con un paño húmedo y usar un pesticida.
  • Moscas blancas: También se alimenta de la savia de la planta. Su tratamiento es igual que el anterior, solo que el pesticida debe ser orientado a esta plaga.
  • Oídio: El oídio es un hongo que se presenta como una capa blanca o grisácea en las hojas y tallos de la planta. Para tratarlo, hay que limpiar la planta y usar un fungicida que evite la aparición de este.
  • Moho: Lo notarás porque se formará una capa blanca o grisácea en la superficie de la tierra. Lo que tendrás que hacer es quitar la capa superior del suelo y reemplazarla con una capa fresca de tierra. Eso sí, te recomendamos que además uses un fungicida porque así evitarás que vuelva a aparecer.

Multiplicación

Por último, debes saber que hay un par de formas de multiplicar tu Kalanchoe thyrsiflora. Te las contamos.

  • Por esquejes: Es la forma más rápida y sencilla. Consiste en cortar un esqueje de unos 4-6 centímetros de largo. Tendrás que quitarle las hojas de la parte inferior y ponerlo en una maceta con tierra para cactus y suculentas. Para tener más éxito, colócalo en una zona algo soleada y cálida. Y mantén la tierra húmeda (no mojada). Tras unas semanas el esqueje debe enraizar.
  • Por divisiones: Otra forma de multiplicar una Kalanchoe Thyrsiflora es a través de divisiones. Es decir, cuando saques la planta de la maceta (para trasplantarla, por ejemplo), puedes cortar la planta con un cuchillo, asegurándote de que cada parte tenga unas hojas y raíces, y plantando directamente en macetas separadas con tierra para cactus y suculentas.

Como ves, cuidar del Kalanchoe thyrsiflora no es difícil. ¿Te animarías a tener uno en casa?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.