Kalanchoe thyrsiflora

Vista del Kalanchoe thyrsiflora

El Kalanchoe thyrsiflora es una planta suculenta no cactácea con un gran valor ornamental. Es muy, muy fácil de cuidar, ya que realmente solo necesita sol y poca agua para que puedas contemplarlo en todo su esplendor. Además, produce flores muy bonitas, algo que no hace más que convertirlo en una especie de lo más interesante para jardín o patio.

Si quieres conocer tanto sus características como sus cuidados, a continuación te voy a contar todo sobre él.

Origen y características

Las hojas del Kalanchoe thyrsiflora son carnosas

Nuestra protagonista es una planta suculenta no cactácea o crasa cuyo nombre científico es Kalanchoe thyrsiflora que alcanza los 40-50cm de altura. Popularmente se le llama calanchoe o calanchoe tirsiflora. Es nativa de Sudáfrica y Lesoto, y crece formando una roseta basal con hojas grandes, redondeadas y carnosas, de color verde grisáceo y el margen rojo. Estas están cubiertas por una pelusilla blanquecina.

La inflorescencia es erecta y terminal, y reúne varias flores cerosas de color verde con lóbulos amarillos. Florece desde el otoño hasta la primavera.

¿Cuáles son sus cuidados?

El Kalanchoe thyrsiflora se puede tener en maceta

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

El Kalanchoe thyrsiflora se tiene que colocar en el exterior, a pleno sol. Es interesante decir que, cuanto más horas de luz directa tenga, más rosa/rojizos tendrá los márgenes de sus hojas.

No tiene raíces invasivas, pero puede llegar a ocupar una superficie de 50cm de largo por más o menos lo mismo de ancho ya que tiene tendencia a sacar retoños.

Riego

Es uno de los tipos de Kalanchoe que mejor resiste la sequía, pero no así el encharcamiento. Por lo tanto, es recomendable comprobar la humedad de la tierra antes de regar. Para ello se puede hacer cualquiera destas cosas:

  • Introducir un palo delgado de madera: o el dedo. Al sacarlo si ves que se ha adherido mucha tierra no riegues, puesto que seguirá húmeda.
  • Escarbar unos diez centímetros alrededor de la planta: la humedad de la tierra no se pierde tan rápido en la superficie como en las capas más internas, de modo que para saber qué tal está el suelo se aconseja escarbar un poco alrededor de la planta. Si ves que tiene un color marrón oscuro y al tocarlo lo notas fresco, no riegues.
  • Utilizar un medidor de humedad digital: para que sea muy eficaz, introdúcelo más cerca de la suculenta y de nuevo más lejos. Nada más hacerlo verás que tan húmeda está la tierra.
  • Pesar la maceta una vez regada y de nuevo al cabo de unos días: como la tierra húmeda pesa más que la seca, podrás saber cuándo toca regar.

Aún así, debes saber que hay que regar muy poco. Durante la temporada más calurosa y seca, bastarán 2 o máximo 3 riegos a la semana, mientras que el resto del año con una vez cada 7 o 10 días será suficiente. Durante el invierno, riega cada 15 o 20 días.

Tierra

El Kalanchoe thyrsiflora es una suculenta muy decorativa

Puede estar tanto en maceta como en el jardín:

  • Maceta: sustrato de cultivo universal solo o mezclado con un 30% de perlita.
  • Jardín: crece en todo tipo de suelos siempre y cuando tengan buen drenaje. Como no es una planta que sea excesivamente grande, si tienes un suelo compacto o mal drenado, haz un agujero de unos 50cm x 50cm y mezcla la tierra con perlita a partes iguales.

Abonado

No es que sea muy necesario, pero se aconseja abonar durante toda la temporada de crecimiento, es decir, durante toda la temporada cálida, con abonos para suculentas siguiendo las indicaciones especificadas en el envase del producto. También puedes con Nitrofoska azul, que es un abono granulado de rápida eficacia. La dosis de este último es una cuchara pequeña (de las de café) para ejemplares muy jóvenes que están en macetas de hasta 10,5cm de diámetro, y dos o tres cucharadas pequeñas para los más grandes.

Multiplicación

Se multiplica por semillas y por retoños en primavera o verano. Veamos cómo proceder en cada caso:

Semillas

El paso a paso a seguir es el siguiente:

  1. Lo primero que hay que hacer es rellenar una maceta de unos 10,5cm con sustrato de cultivo universal y regar.
  2. Luego, se colocan un máximo de 2 o 3 semillas en la superficie y se cubren con una muy fina capa de sustrato.
  3. A continuación, se riega con un pulverizador.
  4. Finalmente, se coloca la maceta en el exterior, en semisombra.

Si todo va bien, germinarán en 2 o 3 semanas.

Retoños

Para multiplicar al Kalanchoe thyrsiflora por retoños tan solo hay que seleccionar uno que tenga un tamaño fácilmente manipulable, separarlo de la planta madre cortan el tallo que la une a ella con una sierra de mano, y luego plantarlo en una maceta de unos 20cm de diámetro con sustrato de cultivo universal. Si quieres puedes, antes de ponerlo en el recipiente, impregnar su base con enraizantes caseros, pero no es necesario.

Rusticidad

Soporta el frío y las heladas débiles de hasta los -2ºC. En caso de vivir en una zona más fría necesitará protección en interior.

Las flores del Kalanchoe thyrsiflora son cerosas

¿Qué te ha parecido el Kalanchoe thyrsiflora? Si quieres saber más sobre los Kalanchoe, haz clic en el enlace.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior