La belleza de las glicinas

Túnel de Wisteria

Difícil pensar que tanta belleza puede resultar nociva. Pero eso sucede con la glicina, una planta de hermosas flores que caen en manada pero muy tóxicas al mismo tiempo.

Quizá el paisaje de glicinas más conocido sera el famoso Túnel de Wisteria, un túnel cubierto de glicinas que se asoma en los jardines Kawachi Fuji, en la ciudad japonesa de Kitakyushu. Las glicinas se han enrrollado en la estructura y así han formado un maravilloso túnel multicolor que florece entre finales de abril y mediados de mayo, cuando las flores regalan un espectáculo único.

Más de 150 plantas de Glicinas de 20 especies conviven en el lugar y la gracia de las flores colgantes transforma al túnel en un pasadiso de ensueño.

La planta

La glicina es origiaria de China, Japón y América del Norte y es una planta que pertenece a la familia de las leguminosas. Su nombre científico es Wisteria, un homenaje al médico americano Gaspar Wistar. Hay muchas especies de glicinas y entre las más conocidas están la wisteria sinensis, wisteria floribunda, wisteria venusta, wisteria caroline y wisteria alba.

Glicinas

La glicina estándar es de tronco leñoso y grueso aunque retorcido. Apenas se ve cuando la planta florece pues sus flores colgantes forman bellos racimos que caen. Las flores son perfumadas y pueden ser de color blanco, violeta o lila dependiendo de la variedad.

La glicina es venenosa, en especial las semillas y las vainas así es que hay que ser cuidadosos si hay niños o mascotas en casa, alejándolas de su alcance.

Planta ornamental

La glicina es una planta exquisita a nivel visual y por eso muy utilizada con fines ornamentales. Por el contrario, no es una planta muy práctica en tanto atrae a los insectos, en especial a las abejas. Por lo general, se la utiliza sobre pérgolas, rejas y paredes debido a que es una trepadora.

En cuanto a sus cuidados, es necesario que crezca en un lugar de semi sombra pues no tolera la exposición directa. Por otra parte, necesita de un riego regular desde la primavera hasta el verano.

Lo mejor para ella es un suelo rico en materia orgánica y con buen drenaje. Mejor si es profundo y extenso pues es una planta que necesita espacio para extenderse.

Glicinas

Si bien tolera las heladas, lo mejor es cuidarla de ella. Además, es recomendable regalarle un abono a finales del invierno para así mejorar la floración. La poda debe ser a finales del otoño o bien a comienzos de la primavera, es decir al finalizar la floración para así ayudar a su crecimiento. Además, habrá que ir quitando las flores que marchiten en primavera y verano para así conducir la energía de la planta hacia las zonas en desarrollo.

La glicina es una planta ornamental muy atractiva pues tienen flores colgantes de colores vibrantes pero es una planta tóxica.

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

Categorías

Jardinería

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *