La espectacular Artemisa

artemisa annua

La Artemisa annua es una de las plantas originaria de China, Corea, Rusia, Vietnam y el Mar Negro y Caspio que más puedes conocer debido a sus propiedades medicinales. Más conocida como ajenjo dulce o ajenjo, la planta se ha hecho mundialmente famosa por ser un remedio contra la malaria.

Pero, ¿qué es la Artemisa annua? ¿Qué características tiene? ¿Cómo es su cultivo? ¿Y los cuidados? Si te ha intrigado la planta y te gustaría saber más cosas sobre esta, no dudes en leer todo lo que te hemos preparado.

Qué es la artemisa

Qué es la artemisa

La artemisa, cuyo nombre científico es Artemisa annua, es una planta anual que crece de manera espontánea en China, conocida allí con el nombre de Qing Hao. Es una planta muy apropiada para tener en macetas grandes y/o jardines, ya que es muy ornamental y muy fácil de cuidar y de reproducir. Tiene un crecimiento muy rápido, por lo tanto en muy poco tiempo podrás empezar a utilizarla para hacer infusiones pues tiene numerosas propiedades medicinales.

La Artemisa annua se cree que empezó a usarse en China, en el año 200 antes de Cristo, cuando gobernaba en el país la dinastía Han. ¿Y por qué se sabe? Pues debido a documentos escritos que se han encontrado donde hacen referencia a esta planta.

Puede crecer hasta una altura aproximada de dos metros, con tallo único. Sus hojas son de color verde, y sus florecillas las cuales puedes ver en la foto superior son amarillas. Como decíamos, tiene un crecimiento rápido, es por ello que se recomienda plantarla en una maceta grande -de unos 40-45cm de diámetro- aunque creamos que es demasiado pequeña para tener en ese tiesto.

Se puede abonar, y de hecho se recomienda hacerlo, utilizando productos naturales, como por ejemplo: humus de lombriz, estiércol de caballo,… Al ser una planta para consumo humano, se descartan los abonos químicos pues podrían sernos perjudiciales.

Para qué sirve

Para qué sirve

Entre sus numerosas propiedades medicinales se encuentran las siguientes: es anticancerígena, antimicrobiana, antiparasitaria, refuerza el sistema inmunológico, puede aliviar y curar los síntomas de los problemas gastrointestinales como la diarrea,… en fin, es una planta que sin duda es muy interesante, ¿no crees?

De hecho, según estudios llevados a cabo por la Doctora y química Tu Youyou, la planta artemisa es una de las mejores para combatir la malaria debido a que tiene un componente, la artemisinina, que actúa frente a esta enfermedad. Estos estudios hicieron que la doctora obtuviera, en 2015, el Premio Nobel de Medicina y la propia OMS la reconoce como eficaz contra la malaria (aunque recomienda combinarla con más tratamientos). Ahora, muchos afirman que no solo la malaria, sino que también la hepatitis C,la leishmaniosis, el dengue o la Covid pueden ser enfermedades a tratar con esta planta.

A raíz de ese componente, fueron muchos los que empezaron a investigar acerca de la composición y principios activos de la Artemisa annua. En realidad, tienen muchos, pero algunos más destacables son los siguientes:

  • Vitamina A.
  • Aceite esencial.
  • Lactonas sesquiterpénicas (es a lo que pertenece la artemisinina).
  • Fitoesteroles.
  • Cumarinas.

Los usos concretos para los que se puede usar la planta artemisa, y que se vienen dando desde hace miles de años, son:

  • Calmar problemas estomacales e intestinales.
  • Actuar ante inflamaciones de la piel (por ejemplo en quemaduras o cicatrices).
  • Contra el insomnio.
  • Alivia síntomas de ansiedad y depresión.
  • Trata calambres.
  • Alivia problemas renales.
  • Regula la cantidad de azúcar en sangre.
  • Ayuda a perder peso.
  • Calma los dolores de la menstruación, así como de la menopausia.
  • Favorece la circulación sanguínea.
  • Fortalece los huesos.

Ahora bien, lo que quizá no sepas es que, otro de los usos de la Artemisa annua, tiene que ver con propiedades psíquicas y alucinógenas. Se dice que si se toma de una determinada forma es capaz de hacernos alucinar.

Y también se usa en las fórmulas de algunas cervezas artesanales. Esta planta artemisa lo que hace es dar un sabor más amargo a la bebida cuando se combina con otras hierbas.

Eso sí, debes saber que, aunque tienen muchas propiedades buenas, y los usos son más medicinales que de «entretenimiento», la planta también puede ser tóxica si se consume de manera excesiva. Entre los síntomas que te avisan de que has consumido demasiado están las convulsiones, reacciones alérgicas, la dilatación (y rotura) de los vasos sanguíneos, y una mayor probabilidad de aborto en el caso de estar embarazada.

Cultivo

El cultivo de la artemisa es muy sencillo. Procederemos a la siembra en primavera, preferentemente poniendo una o dos semillas en cada maceta o alveolo a fin de poder cambiarlas a maceta posteriormente garantizando la supervivencia del plantín. Dicho trasplante se realizará enseguida que veamos que las raíces se sobresalen por los agujeros de drenaje. Será entonces cuando podemos mezclar el sustrato con un poco de abono orgánico. Colocaremos las plantas a pleno sol, y mantendremos siempre un cierto grado de humedad para que pueda crecer y desarrollarse adecuadamente.

Los cuidados más importantes de la Artemisa Annua

Los cuidados más importantes de la Artemisa Annua

Como ves, cultivar la planta artemisa no es nada difícil, al contrario, es muy fácil y seguro que puedes hacerlo en tu propio hogar. Sin embargo, hay algunos cuidados que debes tener más en cuenta, sobre todo para evitar que la planta se pueda enfermar o morir. Si la quieres para hacerte un té de artemisa, o para tenerla a mano si alguna vez sufres alguna molestia estomacal, es importante que cuides estas necesidades.

Ubicación

Como te hemos indicado antes, la Artemisa annua requiere que se coloque a pleno sol. Les encanta recibir los rayos de sol, pero cuidado con las altas temperaturas porque también precisa de humedad.

Si la planta está mucho tiempo al sol y el ambiente no es húmedo, esta se resentirá y podría incluso quemarse. Así que, si vives en una zona de este tipo, lo mejor es colocarla en semisombra, para que reciba unas horas de luz, pero pueda protegerse también de las altas temperaturas.

Riego

Debes tener en cuenta que esta planta suele verse en cauces y riberas de ríos, o en zonas donde la humedad está muy presente. Así que el riego ha de hacerse en dos formas:

  • Por un lado, consiguiendo una alta humedad para la planta. Un ejemplo, puedes poner la maceta sobre unos guijarros que estén sumergidos en agua para crear ese efecto.
  • Por otro lado, un riego, moderado. En invierno no necesitará mucha agua (sino mantener la humedad), pero en verano, dependiendo de dónde esté, podría necesitar un riego más habitual, no en cantidad de agua. Es mejor regar poco y más veces que pasarte con el agua (no le gusta que se le encharque).

Símbolo de la artemisa

Como sabes, en la mitología griega hay una diosa que tiene el mismo nombre que esta planta: Artemisa, la diosa de los animales salvajes, el terreno virgen, los nacimientos y las mujeres jóvenes. Era la hermana melliza de Apolo, el dios del Sol y el símbolo de Artemisa era un arco (en algunos caso un doble arco) y unas flechas.

Ahora bien, también se podía representar de otras formas, como un ciervo, un ciprés o una luna creciente en la cabeza. De ahí que, si buscas el símbolo de Artemisa, te encuentres con una gran variedad de ellos (a veces algunos hasta englobando todos los citados antes.

Realmente la artemisa en sí misma se relaciona con la feminidad, y es un símbolo que muchos consideran feminista, aunque lo que viene a indicar es la valía de las mujeres y el poder salir adelante con su fuerza.

Como ves, la Artemisa annua, quizá más conocida como ajenjo chino, es una de las plantas medicinales más efectivas para múltiples dolencias, pero, sobre todo, porque a la hora de cultivarla tendrás una planta natural que te ofrece un aspecto entre rústico y elegante. ¿Te animarías a cultivarla en tu hogar? ¿Ya lo haces? Coméntanos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

7 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   oscar ramirez gonzalez dijo

    excelente informacion muchas gracias …donde puedo conseguir esta planta o sus semillas…agradecere la informacion…saludos desde veracruz

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Oscar.
      La planta no es fácil de encontrar en viveros, por lo que te recomiendo que adquieras semillas online.
      Un saludo.

  2.   Samuel Gómez dijo

    De que forma se puede consumir esta planta?

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Samuel.

      Se toma en infusión, la cual se hace con unos 30 gramos de hojas secas o un puñado de hojas verdes por cada litro de agua. De todos modos, en herbolarios, y diría que también en farmacias, venden sobres ya con hojas listas para hacer infusiones.

      Saludos!

  3.   marcelo dijo

    hola quisierA comprar una plantita, ustedes venden?

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Marcelo.

      No, nosotros no vendemos.

      Saludos.

bool(true)