La hermosa y delicada Flor de porcelana

Flor Hoya carnosa

La Flor de porcelana es una planta delicada y muy hermosa, que se destaca por la naturaleza de sus flores, que son de un aspecto muy suave y por eso la planta también es conocida como Flor de Cera.

Si buscas una planta con flores exóticas esta planta te dará grandes satisfacciones así es que puedes tenerla en el jardín para así aportar belleza.

Características de la Flor de porcelana

Flor de porcelana
La Flor de porcelana debe su nombre popular al aspecto de sus flores que son de una suavidad muy delicada. Basta ver estas flores de apariencia cerosa para descubrir que parecieran hechas de porcelana. La planta es perfecta para rincones especiales del jardín y cuando buscas un lugar especial pues su sencillez y belleza natural atraen la mirada de quien se siente a contemplar el espacio verde.

Otra curiosidad de la Flor de porcelana es que hay variedades con hojas con un borde de color blanco o amarillo aunque lo más común es que la planta tenga hojas anchas, elípticas y carnosas. El tamaño medio de la hoja es de 5 a 8 cm de largo y de entre 4 y 5 cm de ancho. Las mismas se extienden a lo largo del tallo siempre una opuesta a la otra.

¿Quieres saber el nombre científico de esta planta? Pues su nombre latino es Hoya carnosa y se trata de una especie que pertenece a la familia Apocynaceae. Al igual que sucede con otras plantas de aspecto similar, es originaria del sur de China aunque otra de sus grandes características es su fuerte aroma que para algunos incluso puede llegar a ser algo desagradable.

Cuidados de la Hoya carnosa

Planta Flor de porcelana

Si quieres conocer los cuidados de la Flor de porcelana, debes saber que se trata de una planta de clima cálido por lo que puedes cultivarla en el exterior siempre y cuando vivas en un lugar no demasiado caluroso pues la temperatura ideal para esta planta es entre 15 y 25 grados centígrados.

Necesitarás además un suelo rico y bien drenaje, preferentemente un sustrato para plantas epífitas y recuerda que el riego es muy importante en esta planta pues necesita un suelo siempre húmedo. Hay que ser precisos con ella pues no soporta un riego excesivo así es que aplica lo que recomiendo siempre: verifica el suelo antes de regar para ver si aún conserva la humedad del último riego. Por último, ubica la planta en un lugar con luz pero evita el sol directo pues de otra forma la quemarás.

Lo más recomendable es realizar un abono por mes durante la primavera y el verano. Notarás que las hojas comienzan a caer pero esto es normal. Además, es importante que cambies la planta de maceta al menos tres veces al año.

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Plantas

María Alm

Soy Argentina, Licenciada en comunicación social y periodista. Y también curiosa y amante del verde. En lo de mi abuela las plantas crecían... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *