¿Qué es la siembra directa?

La siembra directa es interesante para cultivar plantas de manera ecológica

En la conocida agricultura de conservación se emplea una técnica principal llamada siembra directa. La agricultura de conservación es aquella que no utiliza fertilizantes nitrogenados ni artificiales y trabaja con el mínimo laboreo para no dañar el suelo ni perderlo.

La siembra directa representa un considerable avance en la tecnología de producción de cultivos debido a que hace que la agricultura se relacione armónicamente con la naturaleza. ¿Quieres saber qué es y cómo funciona?

Definición

La siembra directa es una técnica de cultivo

La siembra directa es aquella que no causa ningún tipo de daño al suelo, puesto que no tiene ningún laboreo y tan solo deja un 30% de residuos de la cosecha anterior en el suelo. Por lo tanto, la siembra directa no es aquella que se hace sembrando y cultivando en una sola pasada, con un equipo de trabajo del suelo y sembradora.

Características de la siembra directa

En la siembra directa los residuos de los cultivos se distribuyen de forma uniforme y se dejan en el suelo para evitar la erosión y servir de aporte de materia orgánica. Cuando se trabaja con el suelo no se emplea ningún elemento para voltear el suelo e incorporar los cultivos.

Se aplica un herbicida desecante no contaminante antes de efectuar la siembra para no dañar. Una sembradora especializada corta la cobertura y los residuos desecados acumulados sobre el suelo, depositando las semillas (y el fertilizante) con una perturbación mínima.

Para la siembra directa es fundamental realizar rotaciones de cultivo. De esta forma, el suelo no se verá forzado por aquellos cultivos que requieren más cantidad de nutrientes y podrá regenerarlos cuando estén cultivados aquellos menos exigentes.

La siembra directa ayuda en el control de las plagas y enfermedades, además de mejorar la estructura del suelo. Al dejar los restos de otras cosechas esparcidos por el suelo, se reduce la erosión en un 90% y, tanto la actividad biológica como la biodiversidad, aumentan.

¿Cuáles son las ventajas y las desventajas de la siembra directa?

La siembra directa tiene ventajas y desventajas

Imagen – Wikimedia/Maggilautaro

La siembra directa es una técnica muy utilizada, pero antes de decidirte por ella y no por otra es importante que tengas en cuenta que tiene algunos pros y contras los cuales debes de conocer para que no surjan imprevistos:

Ventajas

  • Mejora de la tierra, tanto a nivel físico-químico como biológico. Incluso a la hora de sembrar las semillas, el impacto sobre el suelo es mínimo.
  • Se puede ahorrar agua en el riego, pues al sembrarlas directamente en el suelo las plantas no tienen que competir tanto por ese recurso.
  • Contribuyes a cuidar del medio ambiente, especialmente si usas abonos y productos fitosanitarios de origen orgánico y/o vegetal.
  • Se utilizan casi cualquier tipo de suelos, eligiendo eso sí las especies adecuadas para cada uno de ellos.

Desventajas

En la siembra directa es clave ir quitando las hierbas no deseadas, por ejemplo de forma manual. Ahora bien, con el fin de evitar que salgan (o de que salgan muchas), antes de sembrar nada puedes colocar una malla antihierba sobre el terreno, y hacerle algunos agujeros donde vayas a sembrar las semillas.

Ahora bien, otra de las desventajas, la cual por cierto también es habitual en los cultivos en macetas, es la proliferación de plagas y enfermedades. Estas se aconseja combatirlas con remedios caseros, o en su defecto con productos aptos para la agricultura ecológica.

¿Cómo es la siembra en forma directa?

La siembra directa, aunque por su nombre ya nos podemos hacer una idea de cómo es, lo cierto es que hay dos modos distintos de hacerla. Son los siguientes:

Siembra a voleo

Se trata de una técnica que consiste en coger un puñado de semillas pequeñas y lanzarlas de manera que queden lo mejor esparcidas posible sobre el terreno previamente abonado. Luego se cubren con un poco de tierra y, por último, se riega.

Siembra en línea

La siembra en filas es interesante para cultivar plantas

Para sembrar las semillas en línea o en filas lo que se hace es cavar unas zanjas de una profundidad ligeramente superior al tamaño de las semillas así como la altura que tendrán las plantas una vez lleguen a la edad adulta.

Hay dos maneras de hacerlo:

  • A chorrillos: se cogen semillas pequeñas y se van esparciendo por la fila dejándolas caer dentro. Después, se cubren con tierra sin compactarla, y se riega.
  • A golpes: se hacen agujeros siempre a la misma distancia en cada fila o línea, y se insertan un máximo de tres semillas en cada uno. Para acabar, se cubren sin compactar la tierra, y se riega.

Con esta información sabréis algo más sobre las técnicas de conservación en la agricultura.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.