Cómo es el género Lachenalia y qué cuidados tiene

Lachenalia

¿Conoces el género Lachenalia? Se trata de más de cien especies llenas de colorido y formas. Pero no siempre se conocen, a pesar que son plantas que pueden estar casi 6 meses floreciendo.

Descubre más sobre este género y los cuidados que necesita para sentirse bien y tenerla siempre hermosa.

Cómo es el género Lachenalia

L_aloides_var._quadricolor

Lo primero que tienes que saber de las plantas Lachenalia es que forman parte de la familia de los jacintos, por lo que ya te puedes hacer una idea de cómo son.

Se trata de una planta de hojas largas, a veces con una o dos, otras con algunas más, que casi siempre quedan a la base del suelo. Estas forman una roseta que puede alcanzar los 20 centímetros de largo. Además, tienen flores, que pueden ser de distintos colores y que se pueden elaborar en pedúnculos largos. Esta floración es bastante larga, pudiendo ser de más o menos 6 meses.

Son originarias de África, concretamente de Sudáfrica y de Namibia. Al haber tantas especies (110) cada una tiene un periodo de actividad, si bien la mayoría de ellas suelen empezar en otoño para estar en crecimiento y floración hasta la primavera.

Algunas especies del género

Detalles de las flores

Como te hemos dicho al principio, el género Lachenalia está formado por más de cien especies diferentes. Algunas de las más conocidas o buscadas son las siguientes:

  • Lachenalia bulbifera. Originaria del Cabo occidental en Sudáfrica. Crece de 8 a 30 centímetros y tiene solo una o dos hojas. Pero lo más bonito es el tallo floral con flores rojas o café con puntas verdes. Florece de abril a septiembre.
  • Lachenalia ensifolia. También de Sudáfrica. En este caso las flores se agrupan en la base, a la mitad de sus dos únicas hojas que salen de la tierra. Las flores son blancas tirando a malvas y tienen cierto aroma a almendras.
  • Lachenalia pusilla. Al contrario que otras, esta planta sí dispone de cuatro a seis hojas con manchas. En el centro tiene una roseta de la que sale el tallo de la flor (bastante cortito) dejando las flores a ras del suelo. Estas son blancas.
  • Lachenalia corymbosa. En este caso las flores son más llamativas, en rosas con dos trazos rojos o fucsias. No mide más de 12 centímetros.
  • Lachenalia carnosa. Tiene dos hojas ovadas verdes que se quedan en el suelo y del centro sale un tallo floral con flores pequeñas blancas con una banda magenta.
  • Lachenalia unifolia. Puede alcanzar de 10 a 35 centímetros de alto. Solo tiene una hoja con líneas verdes y granates y las flores son azules, rosas o amarillas con las puntas blancas. Estas son acampanadas.
  • Lachenalia nervosa. Tiene dos hojas con venas y un tallo floral del que salen flores acampanadas inclinadas de color blanco con manchas rosas o rojizas.

Cuidados de las plantas Lachenalia

L_aloides

¿Te han gustado las fotos que has buscado de las especies de Lachenalia? Entonces quizá quieras tener una en tu casa. Y debemos advertirte que, si bien algunas son fáciles de cuidar, hay otras que no son adecuadas para principiantes. Además, es un poco delicada porque necesita de un periodo de descanso fresco y que esté en un ambiente donde el aire no se vicie y, mucho menos, que haya humo de cigarrillos.

Pero si puedes evitar eso, con los cuidados que te vamos a dar puedes tener una orientación de si es para ti esta planta.

Ubicación y temperatura

No hay duda de que la mejor ubicación de las Lachenalia es en exterior, pero lo cierto es que se adapta bien a interiores. Eso sí, en ambos casos va a necesitar de mucha luz, toda la que puedas proporcionarle. Pero en ningún caso ha de ser directa, sino indirecta.

En cuanto a la temperatura, en invierno va a necesitar una temperatura fresca (no menor de 10ºC), mientras que el calor es de lo peor que le puedes dar a esta planta (a pesar de venir de África no soporta el clima cálido).

Por supuesto, debes tener en cuenta que en sus más de cien especies es posible que algunas sean más adaptables al clima cálido y, en general, a cualquier clima. Solo tienes que encontrar aquellas que realmente se adapten a tu espacio (es la mejor forma de conseguir que salgan adelante).

Sustrato

Es necesario que le des un sustrato ligero, con mucho drenaje, y algo de tierra que retenga la humedad.

Una buena mezcla que le puede venir bien es usar sustrato universal con turba y un drenaje como corteza o perlita para que quede muy bien oxigenado. De esta forma evitarás el apelmazamiento así como el que se queden acumulaciones de agua.

Riego

Asegúrate de que no le falte el agua. Cuando se le seca la tierra la planta sufre bastante, por lo que tienes que revisar que no le falte nunca. Eso sí, a la hora de regar debes permitir que la primera capa del sustrato sí se seque un poco. Si te pasas con el riego también te lo hará notar (muriendo la planta).

Además del riego, las flores sí van a necesitar pulverizaciones de agua o humidificadores para mantenerse perfectas.

Abonado

Cuando los brotes están creciendo, y también durante la floración, la planta demanda muchísimos nutrientes. Es por eso que tendrás que darle un abonado al menos una vez a la semana.

Eso sí, si la tierra tiene muchas sales la planta se resentirá, así que cuidado con usar un fertilizante u otro (al igual que la tierra).

Multiplicación

Las Lachenalias son plantas de bulbo, con lo que, con el paso de los años, es posible que creen hijuelos que podrás dividir para tener plantas nuevas de la misma especie. Eso sí, asegúrate de hacer la separación en la época de descanso del bulbo y dejar que cicatrice el corte antes de plantarlas para que los hongos no acaben con los dos.

Como ves, el género Lachenalia es bastante amplio y lo mejor de todo es que sus especies no son demasiado difíciles de cuidar. ¿Tienes alguna en casa o te gustaría?


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.