Lechuga silvestre (Lactuca virosa)

Efectos de la lechuga silvestre

En algunas zonas rurales de España y Francia existe todavía una tradición que consiste en tomar infusión de lechuga silvestre. El nombre científico de esta planta es Lactuca virosa y contiene sustancias con efectos sedantes con estructura y actividad similar al opio aunque menos potentes. A diferencia de ello el consumo de esta infusión no está prohibida y no provoca hábitos de consumo. Estas mismas sustancias podemos encontrar las en la lechuga común que utilizamos en las ensaladas, aunque en menores cantidades.

En este artículo vamos a hablar sobre las características y propiedades de la Lactuca virosa.

Características principales

Lactura virosa

Se trata de una planta originaria del sur de Europa, el norte de África y Turquía. Tras ser cultivada en el pasado con fines medicinales y para la fabricación del lactucario, esta planta se ha ido aclimatando y adaptando a los climas de toda Europa. Para utilizarla se esperaba a que la planta hubiera florecido. Es entonces cuando se realizaban diversos cortes en el tallo desde arriba para abajo para que la leche de las heridas pudiera rezumar. Esta sustancia se recogían en pequeñas básicas que luego se vertían en una tabla de madera. Es en esta tabla donde se secaba y se endurecía. A continuación, el lactucario formado se amasaba para formar bolas de 30 gramos y se utilizaba como narcótico para ayudar a calmar la tos y provocar el sueño.

Otro de los usos que tenía la lechuga silvestre era el de anestésico en cirugías. Sin embargo, con el paso del tiempo los cultivos de esta planta fueron abandonados en casi todas las zonas de Europa salvo en Francia. En este país existen empresas que venden y cultivan sacos de estas hojas y tallos secos. En nuestra península podemos encontrarla de forma natural en los bordes de los caminos de todo el norte tanto en carreteras como en los bordes de los campos. También podemos encontrarlas en el sur aunque esta tienen menos frecuencia pero mayor efecto. Esto es debido a que tiene una mayor concentración de principios activos.

Lactuca virosa para dormir y soñar

Lactuca virosa características

Uno de los efectos inmediatos que tiene la lechuga silvestre es la calma del nerviosismo. Para personas que están continuamente inquietas y tienen insomnio leve el consumo de una infusión de esta planta puede ayudar a provocar el sueño. Otros efectos que también se buscan de la utilización de esta planta es para reducir la tos. La diferencia principal que existe entre esta planta y el opio es que no produce estreñimiento, trastornos vasomotores o inapetencia. Aunque se emplee esta planta durante mucho tiempo, no resultará dañino.

Posee un suave efecto o narcótico que induce a un sueño ligero y puede medirse con un electroencefalograma. No sólo ayuda a provocar el sueño, sino que también produce numerosos sueños durante la fase R.E.M. Existen creencias como la de los indios Hopi que creen que estos sueños contienen bastante información sobre la realidad y que puede ayudar en el día a día. Esta creencia proviene de la gran importancia que le dan a los sueños. La principal función de los sueños es la de poder combinar tanto nueva como viejas experiencias para crear actitudes nuevas que afecten al futuro. Por ello, estos indios hacen una especie de diario en el que escriben los sueños y los van revisando una vez en semana para ir uniendo historias.

Los campesinos que aún a día de hoy hacen infusiones con la Lactuca virosa la hacen de la siguiente manera: primero que echan un puñado de hojas o tallos troceados en un bol con agua. Una vez mezclado todo, se lleva a ebullición. Después, se deja atrapado con un trapo reposar durante diez minutos y se filtra todo para poderse beber el caldo añadiéndole una cucharada de miel. De esta forma se obtiene una infusión con efectos semejantes al de una tila.

Otra cosa es el extracto concentrado de la lechuga silvestre. Este concentrados se le conoce como lactucarium y es un látex seco también conocido como opio de lechuga.

Cultivo y descripción de la Lactuca virosa

Lechuga silvestre

Para cultivar esta planta hay que tener en cuenta algunos factores que se deben cumplir. Lo primero es que el suelo debe ser rico en nutrientes y no estar compacto. Siempre que se riegue de una forma frecuente, prácticamente puede crecer en casi cualquier sitio. Uno de los factores fundamentales que tiene que tener el suelo es un buen drenaje. Esto es, que a la hora de regar el suelo no agolpe el agua y se encharque. De lo contrario, podrían acabar pudriéndose de las raíces.

Para sembrar lo, hay que hacerlo en hileras empleando bandejas como semillero. Lo ideal es sembrarla a mediados de septiembre puesto que es una planta bastante resistente al frío. Una vez se ha desarrollado y no caben en semilleros hay que trasplantarla con mucho cuidado. Normalmente, en unos 18 a 25 días han terminado la mayoría de ellas.

La lechuga silvestre es una planta herbácea anual o bianual que puede alcanzar una altura de hasta dos metros. Esta altura la consigue en su segundo año de vida y siempre y cuando los cuidados sean los correctos. Las hojas de la parte inferior son más grandes y se encuentran a ras de la tierra. La parte baja del tallo se diferencia de otras plantas en que tiene un tono violáceo y con pequeños pelos duros. Sus flores son de color amarillo limón y se encuentran formando un gran un ramillete. En cada uno de ellos podemos encontrar entre 10 y 20 flores.

En cuanto a sus frutos, son unas pequeñas semillas de color negro capaces de volar como si fueran un paracaídas gracias a un mechón que tienen formado por pelillos blancos. Es común confundir la lechuga silvestre con la cerraja. Esto se debe a que tiene las hojas divididas en gajos mientras que la cerraja se levanta a unos 4 palmos del suelo. La floración tiene lugar a finales de junio.

Espero que con esta información puedan saber más sobre el cultivo y las características de la Lactuca virosa.

¿Sabes cómo regar las plantas durante el verano?
Apunta nuestros consejos y trucos para poder disfrutar de una estación llena de vida y color
Riego de las plantas durante el verano

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.