¿Las palmeras son de sol o sombra?

Hay palmeras que son de sol

Citando uno de los poemas del escritor Pedro Antonio de Alarcón (1833-1891), »¡quiero sol! moribunda dijo un día una palmera, que en umbroso huerto, amortajada en su ramaje yerto, cual alma sin amor languidecía».

Esto, que no deja se ser literatura, en realidad se basa en la realidad de muchas palmeras. Y es que hay muchas que necesitan del astro rey para crecer en condiciones, pero hay otras que no. Por eso, tenemos que saber si las palmeras son de sol o sombra.

¿Las palmeras necesitan sol o sombra?

Muchas palmeras son de sol

En la naturaleza, las semillas de palmeras pueden germinar expuestas al astro rey si no tienen otras plantas cerca o si han sido transportadas por el viento, agua o animal lejos de sus progenitores; o bien pueden hacerlo en sombra. Esto no quiere decir que solo por haber empezado su vida en sol o en sombra, sean plantas que necesiten vivir en esas condiciones de luz durante toda su vida. De hecho, hay muchas, como por ejemplo las Archontophoenix o las Howea (como la kentia), que crecen en sombra pero que a medida que ganan altura, poco a poco se adaptan a la exposición solar directa.

Incluso me atrevería a decir que, salvo unas pocas, la gran mayoría agradece estar en sombra durante su juventud. Ojo: sombra, pero no oscuridad. Este tipo de plantas necesitan mucha, mucha luz desde el inicio de sus vidas. Es por eso por lo que suelen tener tantos problemas cuando se tienen en interior, porque no reciben suficiente luz natural.

Entonces, para que te sea más fácil saber cuáles son las palmeras de sol, cuáles de sombra y cuáles son las que necesitan sombra de jóvenes pero sol de adultas, aquí te dejo una selección en base a mi experiencia (por si tienes curiosidad: soy coleccionista desde el 2006, por lo que he tenido, y tengo, una gran variedad de plantas, siendo las palmeras unas de mis favoritas):

Palmeras de sol

  • Bismarckia nobilis: esta enorme y majestuosa palmera de hojas en forma de abanico de color azulado (aunque existe una variedad de hoja verde, esta es más sensible al frío), necesita estar en el sol desde su juventud. Ver ficha.
  • Chamaerops humilis: el palmito mediterráneo. Tiene hojas en forma de abanico, de color verde, azuladas dependiendo de la variedad. Resiste como pocas la sequía, y tampoco le teme a las heladas siempre que sean poco intensas (aunque soporta hasta los -7ºC).
  • Todas las del género Butia: Butia capitata, Butia yatay, Butia archeri,… Crecen lentamente, pero soportan algo la sequía y toleran tanto el frío como las heladas. Ver ficha.
  • Prácticamente todas las del género Phoenix: Phoenix canariensis (palmera canaria), Phoenix dactylifera (datilera), Phoenix roebellinii (palmera enana), Phoenix sylvestris (palmera silvestre, muy espinosa), Phoenix andamensis (similar a la canaria, pero mucho más pequeña), etc. Tan solo la Phoenix rupicola agradece la sombra si el grado de insolación es muy alto, como ocurre en el mediterráneo por ejemplo.
  • Jubaea chilensis: la palmera Jubaea. De lento crecimiento, hojas pinnadas y tronco grueso. De lento crecimiento, pero es una joya que merece tener su hueco en un jardín. Resiste las heladas (de hasta los -10ºC) sin problemas.
  • Washingtonia: tanto la Washingtonia robusta como la Washingtonia filifera, así como el híbrido Washingtonia x filibusta, necesitan sol desde el principio de su vida.

Palmeras de sombra

  • Todos los Calamus: dentro de este género encontramos a muchas de las llamadas palmeras ratán. Suelen ser trepadoras, creciendo bajo la sombra del dosel de la selva tropical.
  • Todas las Chamaedorea: como la Chamaedorea elegans (palmera de salón), Chamaedorea metallica, o Chamaedorea seifrizii. Estas son plantas ideales para cultivar en jardines pequeños, patios o incluso en interiores, ya que no suelen superar los 2 metros de altura.
  • Todas las Cyrtostachys: como la Cyrtostachys renda (palmera roja). Estas palmeras tropicales, que pueden tener uno o varios troncos dependiendo de la variedad, necesitan sombra y una humedad ambiental muy elevada, además de temperaturas suaves durante todo el año.
  • Género Dypsis: como la Dypsis lutescens (areca) o la Dypsis decaryi. En origen, crecen en sombra y progresivamente van exponiéndose al sol. Pero recomiendo tenerlas en sombra siempre para evitar que se quemen.
  • Howea: como la Howea forsteriana (kentia), o la Howea belmoreana. Si bien antes he dicho que en la naturaleza suelen crecer en sombra y terminan expuestas al sol, en un país como España es preferible tenerlas en sombra siempre, puesto que les cuesta mucho adaptarse a la exposición solar directa.
  • Raphis excelsa: la rapis es una palmera multicaule de troncos muy delgados y hojas en forma de abanico que se usa mucho en interiores para decorar.

Palmeras que crecen en sombra y terminan expuestas al sol

  • Archontophoenix: como la Archontophoenix maxima, Archontophoenix alexandrae, Archontophoenix purpurea, etc. Todas las de este género comienzan en sombra, pero acaban por exponerse al sol.
  • Dictyosperma album: esta es la única especie del género Dictyosperma. Tiene un tronco delgado y hojas pinnadas. Se suele conocer por el nombre de palmera huracán, pues resiste muy bien los fuertes vientos. Eso sí, es muy sensible al frío.
  • Género Caryota: como la Caryota urens o Caryota mitis. Palmeras que crecen a un ritmo lento, y que tienen hojas pinnadas que se asemejan a la cola de un pez.
  • Género Veitchia: como la Veitchia merrillii o la Veitchia arecina. Son palmeras tropicales, que tienen un tronco muy delgado y una copa con pocas hojas pinnadas.
  • Prácticamente todas las Pritchardia: como la Pritchardia pacifica o la Pritchardia minor. Tienen cierto parecido con las Washingtonia, pero su tronco es más esbelto, y sus hojas son más elegantes si cabe.
  • Todos los Sabal: como el Sabal uresana, Sabal maritima o Sabal mexicana. Estas son palmeras que crecen muy lentamente, pero son muy bellas. Presentan hojas en forma de abanico de gran tamaño, y de colores que van desde el verde hasta el verde-azulado. Ver ficha.

Como ves, no todas las palmeras son de sol, o de sombra. Espero que esta información te pueda servir a la hora de elegir una especie para tu jardín.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.