Las plantas más raras del mundo

Hay muchas plantas raras en el mundo

El mundo de las plantas es fascinante e increíble. Existen especies muy bonitas, otras con propiedades benéficas, y otras venenosas y muy peligrosas para nosotros los seres humanos. Sin embargo, este mundo ofrece muchas cosas interesantes y curiosas, por este motivo queremos compartir con vosotros, nuestros lectores, algunas de las plantas más raras del mundo.

Aunque lo raro, como lo bello es bastante relativo, y depende de los ojos que lo ven, existen plantas que producen sensaciones visuales muy extrañas. En este planeta, podemos encontrar cientos de especies que pueden provocar hasta miedo. Prestad mucha atención y conoce las plantas que os traemos en esta ocasión.

Aro gigante (Amorphophallus titanum)

En las selvas tropicales de Sumatra vive la planta que produce la flor compuesta más grande del mundo: el Amorphophallus titanum, llamada aro gigante o flor cadáver. Este último hace referencia al desagradable olor que desprende una vez abierta. Pero, lo que es difícil de soportar para nosotros, a las moscas les resulta irresistible.

Baobab (Adansonia grandidieri)

El baobab de Madagascar es un árbol grande

Imagen – Wikimedia/Bernard Gagnon

Hay muchos tipos de baobab, pero la Adansonia grandidieri, el baobab de Madagascar se considera la más grande: se han encontrado ejemplares de 40 metros de altura. Tiene un tronco cilíndrico con un diámetro de hasta 3 metros, y una copa poco ramificada y con forma aplanada. Dicho tronco es tan grueso por un motivo: le sirve para almacenar agua y, así, sobrevivir a la estación seca.

Barrilla de borde (Salsola kali)

La Salsola kali es una planta rara, ya que es rodante

Imagen – Wikimedia/ImperfectTommy / Edmond Meinfelder

La barrilla de borde es una planta de ciclo anual que encontraremos en terrenos arenosos de Asia, norte de África y Europa. A simple vista puede pasar por una planta común: mide hasta 1 metro de altura, y tiene tallos muy ramificados, espinosos. Además produce flores de unos 5 milímetros de color rosa o blanco-verdoso. Pero cuando se seca la cosa cambia: se forma una ‘bola’ que el viento se lleva de un sitio a otro. Es, pues, una planta rodante o estepicursor.

Drosera (Drosera capensis)

La Drosera capensis es una carnívora pegajosa

Imagen – Wikimedia/Rosťa Kracík

La Drosera capensis es una planta carnívora originaria de El Cabo (África). Sus hojas son unas trampas pegajosas para los insectos, los cuales se quedan atrapados debido al mucílago que tienen en el extremo de finos y cortos »pelos» llamados tricomas. Pero también produce flores, pequeñas, pero bonitas, de color rosa.

Flor de la podredumbre (Rafflesia arnoldii)

La rafflesia es una planta parásita muy rara

Imagen – Wikimedia/Henrik Ishihara Globaljuggler

La raflesia es una planta parásita que se encuentra en los bosques lluviosos de Indonesia. Tiene cierto valor ornamental: la flor es carnosa, de color rojizo y un diámetro que puede llegar a medir casi un metro. Pero no solo crece sobre las raíces de los árboles para »robarles» los nutrientes, si no que además hablamos de que es una planta cuyo olor es, bueno, horrible. Pero, esta sí, es la flor más grande del mundo.

Flor murciélago (Tacca chantrieri)

La flor murciélago o bigotes de gato tiene flores muy curiosas

Imagen – Wikimedia/geoff mckay

La flor murciélago o bigotes de gato debe sus nombres a la extraña flor, que es de color púrpura oscuro y de buen tamaño. La planta es oriunda de la región tropical del sudeste de Asia. Puede medir hasta 1 metro de alto, y en cultivo necesita un clima cálido con una humedad ambiental alta.

Hydnora africana

La Hydnora africana es una de las plantas más raras

Imagen – Flickr/Derek Keats

Una de las plantas que en lugar de curiosidad puede producirte miedo es la Hydnora africana, una flor parasitaria que ataca las raíces de plantas alimentándose de sus nutrientes. Además de su aspecto terrorífico, desprende un olor putrefacto que atrae a diferentes clases de escarabajos, los cuales utiliza como polinizadores.

Lenteja de agua (Wolffia arrhiza)

La Wolffia arrhiza es la planta más pequeña

Imagen – Wikimedia/Christian Fischer

Hemos visto a la flor más grande, y ahora veremos la planta más pequeña del mundo, la llamada lenteja de agua, que vive en las regiones cálidas. Es una planta acuática que mide entre 0,8 y 1,3 milímetros, y se caracteriza por tener apenas 3 hojas diminutas, y una inflorescencia también muy pequeña.

Mimosa sensitiva (Mimosa pudica)

Se trata de una de las hierbas más raras del mundo. La mimosa sensitiva es originaria de las regiones tropicales de América y de África, y sus hojas se pliegan en cuanto un insecto se posa sobre ellas. Este movimiento se conoce como nictinastia, y es una estrategia de supervivencia inusual.

Ojo de muñeca (Actaea pachypoda)

La Actaea pachypoda es una planta que produce frutos raros

Imagen – Wikimedia/Meneerke bloem

La Actaea pachypoda es una especie de planta de flores que pertenece a la familia Ranunculaceae y es originaria de Norteamérica. La principal y curiosa característica de esta planta son sus frutos que tienen forma similar al globo ocular, por lo que también recibe el nombre de «Ojo de muñeca”. Resulta extraño pensar que una planta así puede dar esos frutos, porque por lo demás es muy corriente, ya que tiene hojas compuestas por dos pares de pinnas o folíolos aserrados, y produce racimos de flores blancas en primavera.

Rosa de Jericó (Anastatica hierochuntica)

La rosa de Jericó es una planta rara

La rosa de Jericó es una planta que vive en Arabia principalmente. Es capaz de soportar largos períodos de sequía, plegada sobre sí misma, para luego volver a brotar en cuanto caen, de nuevo, las lluvias. Es una hierba que las tribus nativas han utilizado como adivinadora del clima, puesto que cuando está a punto de llover la planta se abre con cierta rapidez, y en tiempo seco permanece completamente cerrada y seca.

Venus atrapamoscas (Dionaea muscipula)

Es la planta carnívora más famosa. La venus atrapamoscas tiene trampas en forma de boca con afilados dientes, y tres pelos muy cortos y sensibles al tacto que, en cuanto un insecto los toca, activan el mecanismo del cierre de la trampa, atrapándolo. Después, las enzimas comienzan a digerirlo. Al igual que la mimosa sensitiva, este movimiento de cierre es visible al ojo humano, por lo que llama mucho la atención.

Welwitschia mirabilis

La welwitschia es una planta gimnosperma

Imagen – Wikimedia/Hans Hillewaert

La Welwitschia mirabilis es una planta endémica de Namibia. Lo más curioso es que solo tiene dos hojas, las cuales crecen muy lentamente. Aunque se multiplica por semillas, su cultivo es complicado puesto que en ellas es frecuente encontrar hongos de la especie Aspergillus niger que puede causarles una leve putrefacción después de germinar. Pero una vez que la plántula consigue salir adelante, es capaz de vivir 2000 años.

Como veis, hay muchas plantas raras en el mundo. Esperamos que os hayan gustado las que hemos mostrado aquí.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.