Lepra del melocotonero

lepra del melocotonero

Una de las enfermedades que puede llegar a afectar al melocotonero con más frecuencia es la lepra del melocotonero. Conocer todas las claves de esta enfermedad es fundamental para poder atender y atacar de manera correcta. Se trata de una de las enfermedades más frecuentes que sufre este tipo de plantaciones pero se puede dar algunas directrices para prevenir o paliar estos problemas.

En este artículo vamos a contarte todo lo que debes saber sobre la lepra del melocotonero y cómo tratarlo.

Qué es la lepra del melocotonero

sintomas de la lepra del melocotonero

Lo primero de todo es conocer en qué consiste este tipo de enfermedad. Se trata de un hongo que aparece en las plantaciones de los melocotoneros y provoca una afección micótica. Es bastante fácil de reconocer, puesto que aparecen en las hojas una textura arrugada y se tornan de un color rojizo. En la zona de los brotes primaverales es cuando más se notan estos síntomas. También se pueden observar abultamientos y abolladuras.

La lepra del melocotonero también recibe el nombre de abolladura ya que hace referencia a uno de los síntomas principales que provoca. El nombre científico de esta enfermedad es Taphira deformans. Una vez han pasado aproximadamente unos 45 días desde que se ha iniciado el brote, las hojas que están enfermas suelen comentar a desprenderse de árbol. Debido a esta caída de las hojas de forma continua el árbol empieza a debilitarse poco a poco. También llega a fructificar de una forma muy poco eficiente.

La ventaja de este tipo de enfermedades, es que si se trata a tiempo se puede salvar la vida al árbol. De lo contrario, si no se toman medidas para paliar los síntomas, es muy probable que el árbol acabe muriendo.

Características principales

sintomas de enfermedad

Debemos conocer las principales características de la lepra del melocotonero para conocer la forma de atacarle. El hongo responsable de esta enfermedad es de tipo ascomiceto. Se desarrolla en la superficie que se encuentra en la cutícula de las hojas. Lo principal que provoca este tipo de hongos en un árbol es perforaciones en la hoja para poder fructificar en el exterior. De esta forma, es capaz de producir variedades de gérmenes de un tamaño microscópico que les ayudan a perpetuarse en la planta. Gracias a estas pequeñas perforaciones pueden sobrevivir en buenas condiciones. Es por esta razón por la que hay que analizar muy bien las hojas a la hora de detectar la lepra del melocotonero.

Los gérmenes que se generan en las perforaciones de las hojas tienen una particularidad. Y es que en invierno son capaces de entregarse a la corteza de las ramas, tallos y hojas que han caído a tierra. Si se encuentran en estas hojas pueden llegar a seguir reproduciéndose para volver a extenderse y alcanzar de nuevo el árbol. Cuando llega la primavera, los gérmenes obtienen las mejores condiciones climáticas para su desarrollo. Al germinar en los brotes, la enfermedad persiste y se desarrolla cada vez de forma más grave.

Síntomas de la lepra del melocotonero

abultamientos

Vamos a aprender cuáles son los principales síntomas en la lepra del melocotonero para poder identificar si se trata de esta enfermedad o de otra. Se puede identificar muy fácilmente. Lo primero es encontrar las lesiones u abultamientos que causa en el árbol. Resaltamos que toda la estructura verde del árbol, ya sean tallos y hojas, pueden verse afectadas por estos abultamientos. En muchas ocasiones también podemos ver que los frutos son tocados por esta enfermedad.

Nos debemos fijar en las hojas del melocotoner ya que es una de las zonas más fáciles de detectar. Es en las hojas en las zonas donde se evidencian las lesiones más visibles y notorias. Es decir, es en las hojas dónde se notan los bultos más característicos de esta enfermedad. Tanto en las hojas nuevas como pequeñas puede llegar a aparecer la enfermedad. Estos abultamientos se marcan fácilmente por su convexidad. Hay casos en los que las lesiones pueden llegar a atravesar la hoja y aparecer en la parte inferior. Lo más normal es que las abolladuras se encuentren en la parte central de la hoja, cercano al nervio principal esto no es 100% seguro en todas las ocasiones, pero sí puede servir de indicador.

Otro de los síntomas que pueden presentar es que los abultamientos se unen entre sí. Se puede observar que, con el desarrollo de la enfermedad, las formaciones de abultamientos se unen entre sí. De esta forma, el aspecto y salud del árbol se comprometen bastante con el avance de la lepra. El espesor y el tamaño de las hojas aumentado de forma considerable. Se puede reconocer a simple vista, puesto que las hojas llegan a tener aspecto rojizo y con textura carnosa. Si las hojas comienzan a caerse de forma masiva, la vida del árbol comienza a peligrar. Es esta la razón por la que hay que tratar la lepra del melocotonero con rapidez para evitar la muerte del árbol.

Tratamientos

Vamos a ver cuáles son los principales tratamientos que podemos aplicar para acabar con esta enfermedad. Lo primero de todo es conocer los síntomas que hemos mencionado anteriormente para prevenir. Se pueden hacer algunas acciones para combatir esta enfermedad.

Lo más normal es arrancar las hojas infectadas. Esto no es una ayuda que vaya a condicionar a desaparecer la enfermedad, pero sí que beneficia a la de tener su extensión. Es bastante aconsejable la prevención para evitar daños posteriores. Se deben emplear estrategias combinadas como es el tratamiento polivalente durante el invierno. Para ello, se emplea aceite de invierno combinado con un insecticida que sea de tipo DNOC. También se puede utilizar otro tipo de insecticidas cuando se produce el brote de las yemas del árbol. Es aquí donde se utilizan dictiocarbamatos.

Por último, es aconsejable utilizar fungicidas de cobre antes de la movida de las demás. La utilización de este fungicida se debe repetir más o menos cada dos semanas. Estas son algunas de las estrategias más usuales y efectivas para combatir esta enfermedad.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la lepra de melocotonero, sus síntomas y cómo tratarlo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.