Árbol plateado (Leucadendron)

arbol plateado o Leucadendron

Hoy tendrás la oportunidad de conocer a una especie de arbusto cuyas variaciones son muchas y que perfectamente la puedes tener en tu jardín si es lo que te apetece. Se trata de una especie que destaca mucho por sus características físicas.

Este es el Leucadendron, así que te invitamos a conocer toda la información necesaria que te permitirá ofrecer el cuidado y el cultivo adecuado a esta planta, si es que llegas a tener la posibilidad de adquirir una.

Datos generales del Leucadendron

pequenas ramas del arbol Leucadendron

Se trata de un género de arbustos perennes, donde la mayoría de las especies logran alcanzar una altura no mayor a los dos metros. Aunque en condiciones adecuadas y con el debido cuidado, son plantas que fácilmente logran superar los 10 metros de altura.

Ahora bien, estas son plantas las cuales son nativas del continente sudafricano. Destacan mucho por lo coloridas que son y por su gran versatilidad de crecer en casi cualquier parte del mundo, por lo que no es raro encontrar esta planta en otros sitios que no sea su continente de origen.

Lo cierto es que son una gran opción para personas con jardines de bajo mantenimiento, ya que se trata de unas plantas que no requieren demasiada demanda en este aspecto y aun así, logran ofrecer un espectáculo visual con sus hojas y sobre todo con sus flores. De igual manera, hay que mencionar un dato relevante a este tema, y es que el Leucadendron es una planta que tiene un parentesco cercano a las plantas conocidas como Proteas.

Características

Como bien dijimos en párrafos anteriores, de manera ideal y por lo general, la planta logra crecer entre uno o dos metros de altura, a lo mucho logra alcanzar los diez metros si se cumplen con las condiciones adecuadas.

Tallo

Los tallos de estos arbustos tienden a tener una cubierta que le da una especie de inflorescencia. Por lo que tanto las hojas, como las flores adquieren colores vibrantes que llaman mucho la atención. Inclusive, se sabe que tal inflorescencia logra alcanzar hasta 30 cm de diámetro.

También tienes que saber que estas plantas poseen un hábito bastante peculiar y es que el crecimiento es muy similar al de unos arbustos corrientes y que logran medir hasta casi dos metros de ancho.

Hojas

pequeno arbol o arbusto del Leucadendron

Las hojas de estos arbustos coloridos se encuentran en la mayoría del tiempo dispuestas en forma de espiral de una manera simple y completamente enteras. Estos en la gran mayoría del tiempo son de color verde, lo único que varía es la tonalidad y la intensidad del color.

Las flores

Las flores son los elementos principales que captan la atención de cualquiera. Y todo es gracias a la inflorescencia que poseen, la cual es bastante densa. Sin mencionar que los colores varían según el tipo de Leucadendron que se tenga, ya que los puedes encontrar desde rojos, naranjas, púrpuras y demás colores.

Características

No hay demasiadas cosas que destacar de esta planta. Lo cierto es que requiere de un clima cálido o suave, que el suelo sea ácido y que el riego sea solo ocasional. Además, es una planta que no posee ningún tipo de uso medicinal ni nada por el estilo. Solo se limita a usos decorativos.

Cultivo

Es bastante sencillo si estudias detenidamente los requisitos o los pasos que tienes que cumplir para darle vida a este arbusto en tu jardín, o en cualquier lugar que desees plantarla. Así pues, solo tienes que considerar los siguientes aspectos.

Elección del suelo

Elegir un suelo que se encuentre en condiciones adecuadas para drenar el agua que vaya a recibir en el futuro es bastante importante. De igual forma, el tipo de suelo tiene que ser arenoso y cuya ubicación tiene que estar expuesta totalmente a la luz del sol.

Estudio del pH

Después de elegir el lugar, tienes que proceder a probar el pH del suelo, ya que el Leucadendron prefiere un suelo ácido con un pH inferior a 6. Si el pH del suelo es superior a 6, habrá que excavar de siete a 10 centímetros de musgo de turba, que es altamente ácido. También puedes agregar azufre elemental a un ritmo de aproximadamente tres a seis kilos por cada 300 metros de espacio de jardín.

Dale espacio suficiente

Como bien sabrás, es un arbusto que, en condiciones ideales puede llegar a medir varios metros de altura, así como también varios metros de ancho. Por eso, es importante que estudies muy bien el espacio que tendrá la planta una vez se encuentre en su fase de desarrollo. De igual manera, tienes que cuidar bien que la circulación del aire no sea pobre, ya que necesita de este aspecto para poder sobrevivir y estar en óptimas condiciones.

Cabe mencionar que el arbusto no tiene que tocar ni un poco a otras plantas, por lo que el espacio se vuelve algo necesario para el Leucadendron.

El riego correspondiente

Hay que regar el árbol plateado profundamente en ausencia de lluvia, permitiendo que una manguera gotee lentamente cerca del tronco durante una o dos horas. Como regla general, un riego por semana es suficiente.

Deja que el suelo se seque entre riegos y nunca lo riegues si el suelo está todavía húmedo por el riego anterior. Después de los primeros años, el Leucadendron requiere agua sólo durante períodos secos prolongados.

Trata de conservar la humedad

precioso arbusto llamado Leucadendron

Utiliza entre 4 a 7 cm de mantillo alrededor del arbusto para conservar la humedad, mantener las raíces frescas y evitar el crecimiento de malezas. Usa un mantillo orgánico como agujas de pino o astillas de madera. No dejes que el mantillo se amontone contra el tronco, ya que la humedad puede causar que el tronco se pudra

El fertilizante que debes usar

Fertilizar el árbol plateado sólo si el crecimiento parece atrofiado, ya que la planta no responde bien a una fertilización intensa. Aplica un fertilizante soluble en agua y con bajo contenido de fósforo con una proporción N-P-K como 6-0-4. Mezcla el fertilizante a una proporción de un cuarto de la mezcla recomendada en el contenedor.

La poda

Tienes que podarlo durante y después de la floración para mantener los arbustos llenos y vigorosos, así que poda las ramas por encima de al menos cuatro hojas y nunca podes las ramas sin hojas. De igual forma, tienes que cortar las flores marchitas para mantener la planta ordenada y fomentar el desarrollo de nuevas flores.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.