Huaje (Leucaena leucocephala)

Imagen – Wikimedia/Vengolis

Es un árbol muy bonito, tanto que pocas son las imágenes de Internet que le hacen justicia. Además, crece muy, muy rápido, resiste la sequía y da una agradable sombra. Lo más interesante es que empieza a florecer siendo muy joven; de hecho, no sería raro que lo hiciera durante su primer año de edad. Su nombre científico es Leucaena leucocephala.

Tiene un gran parecido con los árboles del género Albizia, tanto que es muy fácil confundirlos. Casi te diría que la única diferencia que tienen es su ritmo de crecimiento, aparte del lugar de origen. Pero, ¿cómo se cuida?

Origen y características

Imagen – Wikimedia/Vengolis

Nuestro protagonista es un árbol o arbolito caducifolio de 2-10 metros de altura conocido como peladera, liliaque, huaje o guaje. Es originario de México, concretamente del sur del país, aunque a día de hoy se encuentra en prácticamente todas las regiones templado-cálidas del mundo. Tiene una copa bastante ramificada, con ramas cubiertas de pelillos muy suaves, de las que brotan hojas bipinnadas, paripinnadas y opositipinnadas.

Las flores se agrupan en capítulos axilares, que suelen aparecer en solitario o en pares, y son de color blanco-amarillento. El fruto es una legumbre recta, aplanada, coriácea y mide unos 10-20cm de largo. Las semillas son pequeñas de unos 1,5cm de ancho, ovoides, aplanadas y de color negruzco.

¿Cuáles son sus cuidados?

Imagen – Flickr/mauro halpern

Si quieres tener un ejemplar de Leucaena leucocephala, primero tienes que saber que está incluida en la lista de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo elaborada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Antes de sembrar sus semillas o comprar ejemplares, debes informarte si en tu país su cultivo está prohibido o no, y aunque no lo esté, debes de asegurarte de que no sale de tu jardín. Dicho esto, sus cuidados son:

  • Ubicación: exterior, a pleno sol.
  • Tierra:
    • Maceta: sustrato de cultivo universal.
    • Jardín: crece en una gran variedad de suelos, por lo que no es exigente.
  • Riego: unas 3 veces por semana en verano y algo menos el resto del año.
  • Abonado: solo si está en maceta, con un abono universal líquido por ejemplo (puedes conseguirlo aquí).
  • Multiplicación: por semillas en primavera.
  • Rusticidad: resiste heladas de hasta los -7ºC.

¿Qué te ha parecido este árbol?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.