¿Cómo mantener un limonero enano?

El limonero enano requiere de varios cuidados

Cuando no se tiene mucho sitio para plantar árboles, una forma de conseguir frutas sin necesidad de ir a comprarlas al supermercado es adquiriendo las variedades enanas. Estas, a diferencia de las convencionales, tienen un tamaño muy inferior por lo que ocupan menos espacio. De hecho, es incluso posible cultivarlas en macetas, como es el caso del limonero enano por ejemplo.

El limonero enano puede ser la planta perfecta para la terraza o el patio, ya que huele muy bien y, además, es muy productivo hasta el punto de que, dependiendo de cuál escojamos, podremos tener limones durante casi todo el año. Pero, ¿cuáles son sus características y cómo se cuida?

¿Qué es un limonero enano?

El limonero enano es una planta perenne

Imagen – Flickr/RBerteig

Un limonero enano, o cualquier otro frutal enano, es un árbol injertado sobre otro. Con el fin de poder mantenerlos en macetas, lo que se hace es injertar ramas en un tronco que sirve de portainjerto y que además es un patrón enanizante. Esto significa que el portainjerto es, en realidad, una variedad de frutal que ha sido seleccionada por crecer mucho menos de lo que sería normal en su especie. Por ejemplo, para obtener manzanos enanos cuya altura máxima sea de 1,50 metros, lo que se suele hacer es utilizar patrones de la variedad de manzano Geneva 11 o 41.

Ahora bien, hay que tener claro que el tamaño de la fruta no varía, pero sí la cantidad. Por eso, un limonero enano jamás podrá producir tantos limones como uno normal, pero sí serán igual de grandes. Además, para que se tenga oportunidad de cosecharlos durante mucho tiempo, se suele optar por injertar limoneros de 4 estaciones, ya que estos son más productivos que el resto de variedades.

¿Cuánto crece?

Nuestro protagonista es un frutal que difícilmente superará el metro y medio de altura, motivo por el que es uno de los más recomendados para cultivar en un recipiente para decorar patios, terrazas o incluso balcones.

De todas formas, tolera muy bien la poda, así que en el caso de que llegara a medir su altura máxima (2 metros) y te gustaría que fuese más bajo, no te has de preocupar ya que solo tendrás que recortar sus ramas en otoño con unas tijeras de yunque previamente desinfectadas.

¿Cómo se cuida un limonero enano?

Si te animas a tener uno, a continuación te vamos a explicar cómo has de cuidarlo. De este modo, podrás disfrutarlo sin problemas:

Ubicación

Es importante que se tenga en el exterior. Asimismo, le ha de dar el sol de forma directa, ya que necesita mucha luz para crecer, florecer y producir frutos. Por ello, no se puede tener en sombra, puesto que su salud se debilita: se caen las hojas, las flores no se abren, y no es capaz de fructificar.

¿Maceta o suelo?

El limonero enano puede estar en maceta

Imagen – Flickr/Plant Right

Donde prefieras. Como no crece mucho, es posible tenerlo tanto en macetas como en todo tipo de jardines, independientemente de cuán grandes o pequeños sean estos. Pero sí es conveniente que si optas por tenerlo en un recipiente, mires una vez al año si se le salen las raíces por los agujeros de drenaje, ya que en caso de que así sea, tendrás que plantarla en uno más grande.

Y si vas a tenerlo en el suelo, sus raíces no son invasivas, así que podrás ponerlo donde gustes, aunque aconsejamos que esté lejos de la piscina pues si le cae agua, si tiene cloro, quemaría sus hojas.

Tierra o sustrato

  • Jardín: el limonero enano puede crecer sin dificultad en tierras fértiles y ligeramente ácidas. Al igual que el limonero convencional, puede sufrir de clorosis férrica en suelos arcillosos o alcalinos. Por ello, si ves que las hojas se vuelven amarillas desde el borde hacia dentro, y los nervios se mantienen verdes, tendrás que bajar el pH de la tierra ya sea añadiendo turba rubia o fibra de coco, y/o regando con agua cuyo pH sea bajo entre 5 y 6 (si es más alto, es decir, si es alcalina, podrás acidificarla con aceite o vinagre).
  • Maceta: es importante esta tenga orificios de drenaje en su base, puesto que es frutal que no resiste el encharcamiento. Asimismo, se ha de llenar con sustrato ligero, específico para cítricos, como este de Compo.

Riego

Hemos dicho que no resiste el encharcamiento, pero la falta de agua también es un problema para el limonero enano. Por eso, durante el verano, y especialmente durante las olas de calor, tendremos que estar un poco pendientes de él ya que no sería bueno que la tierra estuviera seca. Por eso, durante esta época recomendamos regarlo cada 2 o 3 días, dependiendo del clima. El resto del año, como hace más fresco y la tierra tarda más en secarse, se regará de forma más espaciada.

En cualquier caso, hay que echar agua hasta que la tierra quede bien mojada, puesto que si humedecemos solo la capa más superficial, muchas raíces se quedarán sin poder hidratarse.

Abonado

Es aconsejable abonarlo mientras dure el buen tiempo, desde primavera hasta verano. Para ello, se podrán usar abonos específicos para cítricos como el de Flower que puedes comprar aquí, o bien otros orgánicos como el guano que tienes aquí. Se seguirán las indicaciones especificadas en el envase, así podrá crecer correctamente.

Poda

Si es necesario, podrás podarlo en otoño tras la fructificación.

Plagas y enfermedades

El limonero puede tener cochinillas

Imagen – Flickr/Katja Schulz

Por desgracia, tiene las mismas plagas y enfermedades que el limonero tradicional. Por ejemplo, en lo que respecta a las plagas, puede tener cochinillas, pulgones, o araña roja; y si hablamos de enfermedades, son comunes las causadas por hongos como la alternariosis o el penicillium, y virus como la psoriasis o el virus de la tristeza.

Rusticidad

El limonero enano resiste las heladas de hasta los -5ºC.

¿Dónde comprar?

Si quieres comprar un limonero enano, pincha aquí:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.