Limonium, una planta para dar color a tu jardín

Flores de Limonium arborescens

L. arborescens

Si llevas tiempo buscando plantas resistentes y que además produzcan flores muy decorativas sin éxito, ya puedes dejar de buscar. Hay unas, pertenecientes al género Limonium, que producen unas inflorescencias compuestas por una gran cantidad de pequeñas flores de color lila, azul o blanco muy, muy bonito.

Pero no sólo son muy decorativos sino que también aguantan bien el suelo marino y las altas temperaturas, por lo que si vives cerca de la playa, seguro que con estas plantas no vas a tener ningún problema.

Características del Limonium

Flores de Limonium humile

L. humile

Nuestro protagonista es el género botánico compuesto por más de 120 especies de hierbas perennes distribuidas en Europa, Asia, África, Australia y América del Norte, como Limonium sinuatum, Limonium vulgare o Limonium malacitanum que son las más conocidas y fáciles de encontrar en los viveros. Se concentran sobretodo en las Islas Canarias, donde hay más de cien diferentes. Conocidos como estátice o statice, crecen cerca de las costas y en las marismas, hasta alcanzar una altura de entre los 10cm hasta los 2m.

Las hojas son simples, de 1 a 30cm de largo por 0,5-10cm de ancho. Las flores son pequeñas, de 4 a 10mm de largo, y se agrupan en inflorescencias en forma de corimbo o en una ramificada panoja. Una vez son polinizadas comienza a madurar el fruto, que es una cápsula pequeña que contiene una única semilla.

¿Cómo se cuidan?

Flores de Limonium sinuatum

L. sinuatum

¿Te está gustando esta planta? Si es así, aquí tienes su guía de cuidados para que puedas disfrutarla desde el primer día:

Ubicación

El Limonium tiene que estar en una zona donde le dé la luz del sol de manera directa, a ser posible durante todo el día. Así podrá crecer y desarrollarse sin problemas, produciendo preciosas flores cada año.

Suelo o sustrato

Crece en todo tipo de suelos y sustratos, pero es muy importante que tenga muy buen drenaje ya que es sensible a la pudrición de raíces por exceso de agua. En el caso de que en tu jardín haya una tierra que tenga dificultades para absorber el preciado líquido, puedes hacer un agujero lo suficientemente grande para que pueda caber un bloque (de los cuadrados), introducirlo dentro y rellenarlo con sustrato de cultivo universal mezclado con perlita a partes iguales.

Riego

Durante el verano tiene que ser frecuente, 2 o 3 veces por semana. El resto del año se regará menos, cada 4 o 5 días. Si le tienes puesto un plato debajo, quítale el agua que sobre a los diez minutos de haber regado.

Abonado

Planta de Limonium pectinatum

L. pectinatum

Durante los meses cálidos, y sobretodo durante la temporada de floración, es muy recomendable que lo abones con un abono líquido, como por ejemplo el guano o, de vez en cuando, el extracto de algas. De este último no hay que abusar, ya que es muy alcalino y podría causar problemas a la planta. Por ello, se deben de seguir siempre las indicaciones especificadas en el envase.

Plagas

  • Araña roja: se alimenta de las células de las hojas, en las cuales aparecerán manchas de un color blanco muy claro. Se elimina con acaricidas.
  • Pulgones: se suelen posar en los capullos florales, que les sirven de alimento, pero puedes encontrártelos en las hojas verdes y en los tallos tiernos. Puedes eliminarlos con aceite de neem.
  • Trips: los encontrarás en el envés de las hojas, donde dejarán manchitas blancas (sus heces). Para eliminarlos, puedes usar el insecticida natural piretrina, o bien optar por otros sintéticos cuya materia activa sea el formetanato o el malatión.

Enfermedades

  • Botrytis: produce podredumbre en todas las partes de la planta. El tratamiento es con fungicida.
  • Virus: causan mosaicos en las hojas y detención del crecimiento. Lamentablemente, no hay tratamiento.

Multiplicación

Las semillas de estas maravillosas plantas se han de sembrar en otoño o bien a finales de invierno, cuando la temperatura oscila entre los 18 y los 20 grados centígrados. Para ello, hay que seguir este sencillo paso a paso:

  1. Lo primero que hay que hacer es rellenar el semillero con una mezcla de turba con arena de río limpia a partes iguales.
  2. Después, se colocan las semillas en la superficie del sustrato, dejando una distancia de 2-3cm entre ellas, y se tratan con fungicida en spray para evitar la proliferación de hongos.
  3. A continuación, se cubren con una fina capa de sustrato, la suficiente para que no pueda llevárselas el viento.
  4. Luego, se deben de llevar a una zona exterior, muy luminosa.
  5. Finalmente, se introduce el recipiente que estés usando como semillero dentro de una bandeja y se riega dirigiendo el agua a dicha bandeja.

Las primeras semillas germinarán en un plazo máximo de 14 días.

Rusticidad

El Limonium resiste el frío, pero no las heladas. Si la temperatura baja de los 0ºC necesitará protección. Pero no todo es malo: puedes aprovechar los meses de invierno para decorar el interior de tu hogar 😉 . Ponlo en una habitación muy luminosa, y seguro que llegará a la primavera sano y salvo.

Flores de Limonium perezii

L. perezii

¿Qué te ha parecido el Limonium?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Plantas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *