Cuidados de la Lippia nodiflora en invierno

lippia nodiflora en invierno

Si tienes un jardín pero el césped no es lo tuyo y no quieres preocuparte por todos los cuidados que necesita, pero no quieres dejar de disfrutar de un jardín muy verde, no te preocupes porque tenemos la solución para ti: Lippia nodiflora en invierno. Esta planta perenne también se conoce como Bella alfombra o Lipia porque cubre el suelo y es el reemplazo perfecto para un césped clásico. Olvídate de tanto mantenimiento y sigue buscando esta gran opción con un hermoso jardín.

En este artículo te contamos todo lo que necesita saber sobre los cuidados de la Lippia nodiflora en invierno y que requisitos necesita.

Características principales

planta tapizante en invierno

Para que entiendas mejor los cuidados y necesidades de la flor de loto silvestre, primero vamos a explicarte las propiedades de esta planta. Así te será más fácil cuidarlo y que tu jardín luzca espectacular.

En la familia Verbena, que incluye el género Verbenaceae, consta de unas 200 especies de arbustos que se originan en las regiones tropicales y subtropicales de las Américas y África. En concreto, esta especie es de América Central.

Además de Bella alfombra y Lipia, también es conocida por sus sinónimos científicos de Phyla Nodiflora y Lippia Canescens.

Es una cubierta vegetal que se extiende a lo largo del suelo, echando raíces a medida que se extiende. Lipia es una planta que apenas alcanza los 10 cm del suelo, pero a medida que se desarrolla cubriendo rápidamente el suelo, sus tallos alargados pueden alcanzar entre 30 y 90 cm.

Tiene pequeñas hojas ovaladas de color verde con bordes dentados. En invierno se vuelven rojizas, lo que hace que la planta pierda un poco su poder ornamental, ya que el color no se ve tan bien como en otras épocas del año.

Lippia nodiflora tiene una gran cantidad de flores pequeñas y fragantes que aparecen en racimos florales concentrados. Por lo general, son de color blanco con un centro amarillo y miden aproximadamente 2,5 mm de diámetro. Estas plantas florecen desde mediados de primavera hasta finales de verano. Sin embargo, la Lippia nodiflora en invierno también nos puede servir de césped.

Un punto importante que debe tenerse en cuenta sobre esta especie es que, debido a su naturaleza dulce, esto significa que puede mantener y apagar las abejas. Esto es genial para la polinización, pero no tan bueno si les tienes miedo o si hay niños jugando en el jardín cercano.

Son una gran elección para jardines y ciudades de la costa mediterránea por su alta resistencia a la contaminación. Además, soporta bien el pisoteo constante, y su crecimiento longitudinal es bastante rápido, pudiendo ser una planta invasora.

Cultivo de la Lippia nodiflora en invierno

lippia nodiflora en invierno a modo de cesped

Ahora que conoces las propiedades de la Lipia, has visto que es una planta bastante resistente y que no requiere ni la mitad de cuidado del césped. Toma nota de lo que leas a continuación para tener una planta de flores silvestres saludable que brille en todo su esplendor.

Este tipo de cubresuelos se utiliza para rocallas, para reparar taludes y para cubrir zonas secas de jardines o senderos. Prefiere climas templados con inviernos suaves, por lo que es normal verla en jardines de la región mediterránea, aunque estén cerca del mar, ya que soporta bien los ambientes salinos. Es una planta resistente a las heladas y pierde hojas a partir de -5ºC.

Una hermosa alfombra que crecerá mejor a pleno sol, aunque también puede estar en semisombra. Si decides plantarla en un lugar soleado, ten en cuenta que necesita más riego.

Siguiendo con el tema del riego, no es una planta exigente en este sentido y puede soportar sequías prolongadas, pero siempre tendrá más hojas y se verá mejor si se riega con regularidad. Especialmente en verano, se recomienda regar las plantas al menos cada 10-15 días.

En cuanto al suelo, la Lippia nodiflora en invierno es poco exigente y tolera diferentes tipos de suelo (incluso calizo) siempre que esté bien drenado. Además, no requiere ningún abono. Sin embargo, se recomienda usar un fertilizante de liberación lenta en primavera para ayudar a la planta a soportar mejor la estación fría y que pueda aguantar todo el invierno sin problemas.

Se recomienda plantar la Lipia en otoño o primaveram, aunque aguante bien el invierno. Se pueden plantar de 5 a 15 plántulas por metro cuadrado. Si quieres una mayor densidad, planta de 10 a 12 plantas, dejando muy poco espacio entre ellas, para que puedas lograr rápidamente un efecto alfombra. Además, hacer esto hará que sea más fácil ver las malas hierbas que pueden crecer y deshacerse de ellas más fácilmente.

En primer lugar, debes vigilar las plantas y regarlas con más frecuencia de lo habitual hasta que estén completamente enraizadas. A partir de ese momento, puedes reducir la frecuencia de riego. Es importante que nunca coloques una malla anti malas hierbas, ya que la planta necesita tierra para expandirse a través de ella, y así no podrá.

Podas y enfermedades de la Lippia nodiflora en invierno

formato cesped de nodiflora

Por último, a la hora de podar, se recomienda segar una vez al año en caso de que el caleidoscopio supere los 10 cm de altura. Aunque normalmente, cuando se estira, se estira a ras de suelo.

Es una planta muy resistente a enfermedades y ataques de plagas. Además, generalmente no hay enfermedades graves que puedan causar que las plantas se marchiten. Sin embargo, dependiendo de dónde se cultive, puede ser susceptible a pulgones u hongos.

Los pulgones son pequeños insectos que chupan la savia de los tallos. Son muy peligrosos ya que son muy reproductivos e incluso pueden matar a la Lippia nodiflora. Para deshacerse de los pulgones, se recomienda una mezcla de agua y jabón biodegradable.

La humedad excesiva en el sustrato y la alta humedad ambiental pueden provocar la enfermedad fúngica de Ranunculus florida. La prevención y el mantenimiento ayudan a prevenir el ataque de hongos. Es recomendable hacer un seguimiento y mucha atención al debilitamiento del cuello, marchitamiento de raíces y plantas, ya que son síntomas de la enfermedad.

Sin duda, después de ver lo fácil que es cuidar la Lippia nodiflora en invierno y lo buena que es para un jardín sostenible o de bajo mantenimiento, definitivamente considerarás agregar esta maravillosa planta a tu jardín. Es perfecta para impartir magia natural al césped, cubrir pendientes, plantar entre losas para crear caminos con aires diferentes, e incluso en escaleras.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.