Todo lo que debes saber sobre el cultivo de champiñones

recolección de champiñones

Los champiñones son hongos muy preciados por su excelente sabor y versatilidad a la hora de realizar muchos platos saludables. También es querido por su gran contenido en proteínas  y minerales.

El champiñón es un hongo heterótrofo, es decir, obtiene los nutrientes del suelo ya que no hace la fotosíntesis. Al no disponer de clorofila, no puede realizar la fotosíntesis. Existen numerosas especies de champiñones y muchos platos deliciosos que se pueden preparar con ellos. ¿Quieres saber cómo cultivar los champiñones y qué platos puedes hacer?

Variedades de champiñones

champiñones naturales

Su nombre científico es Agaricus bisporus y procede de la divisón de los basidiomicetos. A parte, también tiene otros nombres comunes como champiñón de París o portobello. Existen variedades de esta especie, las más comunes son la Agaricus bisporus var. albidus, también tenemos  Agaricus bisporus var. avellaneus y la de Agaricus bisporus var. bisporus.

Los champiñones fueron muy útiles durante las guerras mundiales, puesto que necesitan oscuridad para crecer y precisamente, en los refugios había bastante oscuridad. Su reproducción es relativamente fácil y debido a su alto contenido en minerales y proteínas se hizo bastante famoso y extendido en todo el mundo.

Se distinguen dos variedades principales de champiñón. El primero es el silvestre, que nace por sí solo en la naturaleza. Presenta un color blanco y algunas veces tienen escamas en la parte central del sombrero. Los podemos encontrar en los prados donde haya cierto nivel de oscuridad o umbría y, también necesitan de abundancia en materia orgánica en forma de estiércol. Por otro lado, tenemos el champiñón cultivado, que presenta el sombrero recubierto por escamas parduscas.

Gracias a los casi inexistentes cuidados que requiere el champiñón y al pequeño espacio que necesita para reproducirse, no es mala idea llevar a cabo nuestra propia cosecha de champiñones en  nuestro huerto de casa.

¿Cómo se reproduce el champiñón?

Reproducción de los champiñones

El champiñón de París o Portobello es un tipo de seta que se reproduce mediante el micelio. El micelio es el mecanismo de nutrición de los hongos que está formado por un conjunto de filamentos. La parte fértil del champiñón se encuentra el llamado himenio. El himenio está formado por láminas que se sitúan en la parte inferior del sombrero. Contiene esporas por las que, una vez cultivados, saldrán los nuevos hongos.

Cuando se recogen los champiñones en el campo, se emplean unas cestas que tienen redecillas para que, conforme se recogen y se anda por los caminos, se vayan soltando los restos adheridos y se vaya desplegando el micelio. De esta forma, el micelio se va extendiendo de nuevo por el suelo y servirá para la producción de cosechas posteriores.

Cultivo del champiñón

cultivo de champiñones en casa

Cuando cultivamos el champiñón necesitamos hacerlo en lugares oscuros, como por ejemplo, cuevas, sótanos, bodegas, etc. También se pueden emplear sacos o cajones que hayan sido construidos para tal función. Unas medidas adecuadas de los cajones pueden ser medio metro de ancho, un cuarto metro de alto y otro cuarto de profundidad.

Para utilizar como sustrato de los champiñones, utilizaremos una mezcla que colocaremos en los cajones y que lo dispondremos en capas. El sustrato estará compuesto de:

  • La primera capa que se colocará al fondo del cajón que se basará en un tercio de paja. También puede servir el trigo, la cebada o la avena.
  • Una segunda capa que tiene otro tercio de turba mezclada con algo de serrín. La turba es tierra mojada rica en materia orgánica.
  • La tercera capa es la que recubre el resto y se coloca con estiércol bien desmenuzado. De esta forma, podremos adecuar el cultivo del champiñón rico en materia orgánica y oscuridad para que crezca fácilmente.

Una vez hemos colocado todo el sustrato en los cajones, tenemos que poner el micelio y desmenuzarlo sobre la capa de estiércol. El estiércol que empleamos para los champiñones también puede ser estiércol de caballo. Una vez hemos esparcido el micelio, volvemos a recubrir todo con un poco de turba y regamos, evitando el exceso de humedad. Tenemos que tener en cuenta que al estar en lugares oscuros, la tasa de evaporación del agua es mucho menor, por lo que tenemos que controlar bien la cantidad que regamos. Para controlar bien la cantidad que regamos, es mucho mejor emplear una regadera y no regar a chorro.

Ya lo he mencionado varias veces, pero nunca está de más recordarlo. La luz mata a los champiñones. Si queremos cultivarlos tiene que ser en un ambiente oscuro. También tenemos que utilizar un lugar (como hemos dicho antes, una bodega, un sótano, etc.) que tenga un mínimo de humedad ambiental. La humedad debe de rondar sobre el 80%. Para controlar los niveles de humedad ambiental podemos emplear un higrómetro. Por otro lado, también es necesario que la habitación o el lugar donde se cultiven los champiñones tenga una buena ventilación. La temperatura a la que deben de estar no puede superar los 30 grados.

Para recolectar los champiñones debemos esperar unas siete semanas desde que lo cultivamos. Se deben de recolectar cada tres días y antes de que se resquebraje el anillo que el champiñón tiene próximo al sombrero. Se tiene que tener en cuenta que tanto para cultivarlos como para recolectarlos tiene que ser a oscuras. Al extraerlos se tiene que realizar una vuelta de tornillo y se van almacenando también a oscuras.

Enfermedades y plagas que atacan a los champiñones

champiñones con enfermedades y plagas

A los champiñones también les pueden atacar ciertas plagas y enfermedades. Las más frecuentes son algunos ácaros, algunos nematodos y varios insectos. Entre las plagas más frecuentes nos encontramos con la araña blanquecina que van provocando  cavidades irregulares en el pie y el sombrero.

También tenemos la plaga de la araña rubia que va formando desdoblamientos en las raíces del champiñón. Estas plagas se pueden combatir con acaricidas como el dicofol, tetradifón, fensón, sulfotep, diazinón, etc.

Los mosquitos también forman plagas que van estropeando el micelio del hongo. Pueden provocar cavidades y túneles en el pie y en el sombrero de los champiñones. Para poder tratar esto se debe de utilizar diazinon, malation, lindano, clorfenvinfos, etc. Además de una buena desinfección del sustrato.

En cuanto a los escarabajos, estos pueden producir pequeños orificios sobre el sombrero. También se deben de tratar con lindano y malatión.

La plaga más dañina que puede atacar a los champiñones son los de nematodos, ya que destruyen por completo el micelio del hongo. Para saber que tu cultivo de champiñones está infestado de nematodos puedes reconocerlos mirando el estiércol que toma un color rojizo y al tocarlo da la sensación de tocar una pasta jabonosa. Para eliminar esta plaga se debe de esterilizar el sustrato junto al empleo de nematicidas y el control de las condiciones ambientales del cultivo.

Ahora pasamos a hablar de las enfermedades que afectan a los champiñones. La más grave de ellas es la gota. Se trata de una enfermedad producida por la bacteria Pseudomonas toolasi Planie. Cuando el champiñón padece este tipo de enfermedad presenta unas manchas de color amarilla en el sombrero, de aspecto pegajoso y en forma de gotitas. Para evitar este tipo de plagas hay que tratar muy bien la preparación del estiércol y del sustrato, puesto que es ahí donde por, la mala ventilación o el riego excesivo, se puede dar esta enfermedad. Para poder combatirla se debe de regar con agua en la que haya disuelto 250 gramos de cloruro de cal por cada 100 litros.

Esta bacteria también provoca un efecto llamado momificación. Esto consiste en una serie de hinchamientos del pie del hongo que van formando una apertura prematura de los sombreros. Para evitar esto, se recomienda lo mismo que antes, con un control exhausto de la tierra en la que se siembra.

También los champiñones pueden ser atacados por hongos. El más conocido es el hongo Verticillium malthoussei. Para reconocerlo solamente tenéis que mirar las apariciones de deformaciones en el champiñón y la aparición de un moho blanco-rosáceo que provoca pudrimiento y un olor muy desagradable. Evitamos la aparición de estos hongos no usando tierra utilizada antes, desinfectando la tierra con formol, vapor de agua, mezclas de zineb o mancozeb, con benomilo, iprodiona, etc.

Platos principales con los champiñones

champiñones rellenos

Hablando un poco de la gastronomía, podemos decir que existen numerosos platos deliciosos que se realizan con los champiñones. Entre ellos se encuentran la crema de champiñones, los champiñones al ajillo, champiñones en salsa, etc. En definitiva, una serie de platos famosos y muy sabrosos que podremos cocinar. Si cultivamos nuestro propio huerto con champiñones en casa, será mucho más satisfactorio que comprarlos en el supermercado.

Uno de los platos muy degustado por la gente son los champiñones rellenos. Consiste en utilizar champiñones, cebolla, jamón cocido, queso y aliño (sal, pimienta, aceite, etc.) y rellenar los champiñones con los ingredientes. Para preparar los ingredientes hacemos un pequeño sofrito con un poco de pimienta, cebolla y el jamón cocido. Una vez introducidos el sofrito en los champiñones, se hornean durante un tiempo hasta que se gratine el queso.

Como podéis ver, los champiñones son bastante fáciles tanto de cultivar como de cocinar y salen platos bastante deliciosos. Solamente tenemos que tener en cuenta algunas pautas a la hora de cultivarlos y tratarlos. Suficiente oscuridad y humedad, no demasiada temperatura, evitar plagas y enfermedades teniendo siempre cuidado el lugar donde se siembra y recogerlos a las siete semanas tras cultivarlos. Una vez consigamos nuestros propios champiñones y los cocinemos, será mucho más satisfactorio y delicioso.

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

Categorías

Huerto

Germán Portillo

Graduado en Ciencias Ambientales por Universidad de Málaga. Dedicado a la educación ambiental. Mi objetivo es dar a conocer toda la información... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *