Los colores de la Buganvilla

Bouganvillea

Las buganvillas son unas trepadoras extraordinariamente decorativas. Y resistentes, y también muy adaptables: mediante la poda, las puedes formar para que crezcan como arbustos, o incluso como bonsái.

Seguramente hayas visto aquellas que tienen las brácteas (muchas veces llamadas flores) lilas, ¿verdad? Pero, ¿sabías que hay de otros colores? Aprendamos a cuidarlas.

Bougainvillea glabra

Las buganvillas que más fácilmente nos encontramos en los viveros pertenecen a la especie Bouganvillea glabra y Bouganvillea spectabilis. Ambas son las que mejor resisten el frío de todo el género; de hecho, la B. glabra es rústica hasta los -7ºC y la B. spectabilis, si bien es algo más friolera, resiste sin problemas hasta los -3ºC. Florecen durante prácticamente todo el año, desde primavera hasta finales de otoño; y si el clima acompaña, seguirán teniendo flores hasta el invierno.

Sus hojas son elípticas de unos 10cm de largo, de color verde; sin embargo, cuando brotan poseen una tonalidad más suave. Estas plantas son caducas, lo cual quiere decir que en otoño/invierno (dependiendo del clima) se queda sin hojas, por lo que se recomienda plantarlas lejos de la piscina.

Buganvilla rosa

Crecen en gran variedad de suelos, prefiriendo aquellos cuyo pH esté comprendido entre 5’6 y 7’5. Y, a pesar de que son trepadoras cuya altura es considerable (10 metros), son ideales para poner en cualquier tipo de jardín, ya sea pequeño o grande. Ésto se debe a que su ritmo de crecimiento es más bien lento, con lo cual, se puede controlar fácilmente mediante podas. Esta tarea se tiene que realizar a finales de la temporada hibernal, cuando pase el riesgo de heladas y las temperaturas comiencen a subir.

A la hora de podar, cortaremos (o reduciremos, según sea el caso) aquellas ramas que hayan crecido en exceso. Si tenemos intención de tener un precioso arbusto de buganvilla, podaremos los tallos que ”cuelguen”.

Bougainvillea glabra

Por cierto, ¿sabías que lo que llamamos flores son, realmente, brácteas? Las flores son lo que emerge justo del centro de las brácteas. Son muy pequeñitas, pero también tienen su encanto, ¿no crees?

La buganvilla es una planta muy agradecida, que nos dará grandes satisfacciones, ya que no suele verse afectada por ninguna plaga. Si un caso, durante el verano podríamos ver alguna cochinilla, pero no es frecuente.

Bouganvillea glabra 'White'

Para que tenga un desarrollo adecuado tenemos que colocarla en una ubicación a pleno sol, con soporte para que pueda trepar. La regaremos entre una y dos veces por semana, aumentando a 3-4 en época de floración y/o si la cultivamos en maceta.

Y hasta aquí sus cuidados. ¿Te parece fácil de mantener?

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

Categorías

Trepadoras

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *