Los semilleros

Las macetas son buenos semilleros

¿Vas a sembrar? Si te gusta cultivar tus plantas desde cero, es decir, desde que son semillas, es muy interesante tener a mano cosas que puedan servirte como semillero. Por ejemplo, son muy prácticos los vasitos de yogur, pero existen alternativas comerciales que pueden ser muy recomendables, sobre todo, y de cara al invierno, los que mantienen la temperatura.

Para la mayoría de las plantas es interesante hacer una siembra protegida en semillero, ya que además de proteger las plántulas, nos va a permitir aprovechar mejor el espacio del huerto o jardín, haciendo la selección de las plantas que vamos a cultivar en el semillero y llevándolas al recipiente final cuando ya tengan cierto desarrollo.

¿Qué tipos de semilleros hay?

Los semilleros te permiten cultivar muchos tipos de plantas

Hay una gran variedad de semilleros, tanto en el mercado como en casa. Por eso, vamos a ver cuáles hay en casa lugar:

Mercado

En el mercado existen diferentes tipos de semilleros:

  • Alvéolos de plástico (en bandejas o individuales). Tienen como ventaja que se pueden reutilizar, siempre y cuando se laven bien después de cada uso.
  • Alvéolos de turba (en bandejas o individuales). La turba es un tipo de sustrato. al constituir el recipiente, en el trasplante no es necesario sacar el cepellón, se planta el alveolo entero, y así es menor el impacto para las plantas.
  • Pastillas de turba prensada. Resultan cómodas, ya que no es necesario aportar sustrato extra, sólo hay que mojar la pastilla.
  • Semilleros protegidos. Algunos semilleros incluyen una tapa transparente para evitar el daño de heladas o cambios de temperatura, o bien para adelantar la siembra.
  • Germinador eléctrico. Nos aseguramos en invierno una temperatura superior a los 20 grados. Facilita la germinación de nuestras semillas y evita daños por heladas o cambios de temperatura.

En casa

En los hogares hay muchas cosas que pueden servirte como semillero. Son además, una buena manera de ahorrar dinero y, también de contribuir a proteger el medio ambiente. Por ejemplo, estos son los más recomendables:

  • Envases de plástico: vasitos de yogur, envases de leche, botellas,… Son prácticos, impermeables, y por lo tanto útiles para que las plantas puedan germinar sin problemas. Eso sí, límpialos bien antes con agua y un poco de jabón, y hazles uno o dos agujeros pequeños en la base.
  • Cajas de cartón plastificadas: ya tendrás una excusa para llevarte a casa las cajas de zapatos. Una vez vayas a sembrar algo en ellas, envuélvelas con plástico (pueden ser bolsas de la compra) y hazles algún agujero en la base.
  • Rollos de papel: una vez hayas terminado con el papel, el cartón te será muy útil como semillero. Plastifícalo y luego dóblalo de tal manera que quede tapado un extremo. Después de hacerle un pequeño agujero en la base, podrás rellenarlo con sustrato y sembrar.
  • Cáscaras de huevo: si se parten por la mitad y se abren con cuidado, luego solo tienes que limpiar el interior con un poco de agua y rellenarlas con turba. Lo único es que has de tener en cuenta que, como son bastante pequeñas, te servirán por tiempo muy limitado, solo hasta que las semillas germinen y hayan crecido un poco.

¿Cuáles son las ventajas de los semilleros?

La siembra en semilleros tiene varias ventajas frente a la siembra directa en el suelo. Llevo muchos años en el mundo de la jardinería (desde el 2006), y he tenido oportunidad de experimentar ambos tipos de siembra. Sin duda, me quedo con los semilleros. A continuación te explico por qué:

Tienes el control desde el primer momento

Las bandejas de semillero son útiles para sembrar

Cuando vas a sembrar en un semillero, sabes cuántas semillas tienes, y tú decides cuántas vas a poner en cada uno. Asimismo, al tenerlas en un lugar muy concreto, el riego es mucho más eficiente, puesto que sabes exactamente dónde están las semillas y el tamaño del recipiente que has utilizado para sembrarlas.

Si las sembrases por ejemplo en el huerto, aunque podrías poner indicadores, realmente es un poco difícil tener el control de la siembra. Una vez que se riega, la misma fuerza del agua podría arrastrar las semillas hacia otro lugar, o amontonarlas.

El riesgo de que las semillas se echen a perder es menor

Las semillas tienen muchos enemigos, no solo animales herbívoros sino también microorganismos, como los hongos parásitos. En un semillero es relativamente sencillo evitar que acaben teniendo problemas, puesto que lo único que tienes que hacer es controlar los riegos y realizar tratamientos preventivos con algún fungicida (aconsejo cobre o azufre en polvo en primavera y otoño, y fungicida en spray en verano).

Por el contrario, si se opta por sembrarlas en el suelo tanto las plagas como los microorganismos aprovecharán el menor descuido para hacer de las suyas.

Puedes sembrar en cualquier época del año

Te permiten adelantar la temporada, o alargarla, algo que no se puede hacer si se siembra en el suelo donde dependes mucho de los factores ambientales. Un semillero, además, puede ser todo lo completo que quieras: una simple bandeja de plástico con tapa te dará la posibilidad de germinar semillas de hortícolas en pleno invierno, pero si lo que quieres es sembrar palmeras con ponerle una manta térmica debajo lograrás que crezcan en cualquier época (siempre que sean semillas viables).

Eliges el sustrato

Esto es, quizá, el motivo más importante. Sembrar en el suelo está muy bien, pero solo para las plantas que germinen en la tierra que tienes en el jardín o huerto; es decir, si tienes una tierra arcillosa y quisieras germinar brezos en ella, no te iría bien, puesto que esas plantas crecen únicamente en suelos cuyo pH sea bajo (entre 4 y 6), y no en uno de 7-8 como tienen los suelos arcillosos.

Por ello, los semilleros son una oportunidad para germinar semillas de cualquier tipo de planta, puesto que puedes elegir el sustrato más acorde a sus necesidades.

Las jardineras se pueden usar para sembrar

Y tú, ¿prefieres sembrar en semilleros o en el suelo?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.