Lotus maculatus o Pico de Paloma, una planta muy llamativa

En las Islas Canarias hay plantas de excepcional belleza, tanto que se usan como ornamentales. Una de las que tiene las flores más curiosas es la que recibe el nombre científico Lotus maculatus, y los comunes Pico de paloma o o simplemente Loto.

Se trata de una estupenda tapizante o cubresuelo que, además, se puede cultivar en maceta. Así que, si a tu hogar le falta color, no dudes en dárselo con el Lotus maculatus.

Origen y características del Lotus maculatus

Nuestra protagonista es una planta herbácea perenne originaria de las Islas Canarias. Alcanza una altura de unos 15-20cm y es de porte rastrero. Los tallos están muy ramificados y son muy delgados, de menos de 0,5cm de grosor. Las hojas son delgadas, de forma lanceolada, y de color verde. Las flores son muy curiosas, pues los pétalos se distribuyen de tal manera que recuerda bastante al aspecto del pico de una paloma o de loro, que es por lo que se conoce precisamente así: Pico de paloma o Pico de Loro.

Tiene un ritmo de crecimiento muy rápido, de modo que puedes plantarla en el jardín y conseguir que te cubra una amplia zona en poco tiempo. Pero vamos a verlo con más detalle.

Cuidados del Pico de paloma

Ubicación

  • Exterior: tiene que estar en una exposición soleada. Puede crecer también en semisombra, pero es importante que le dé la luz del sol de manera directa al menos 4 horas al día.
  • Interior: se debe de colocar en una habitación muy luminosa, cerca de una ventana o en un patio interior.

Suelo o sustrato

  • Jardín: le es indiferente. Puede crecer bien incluso en los calcáreos.
  • Maceta: si se cultiva en maceta será necesario plantarla en una con sustrato que tenga un excelente drenaje, como por ejemplo lo tendrá la siguiente mezcla: turba negra con perlita a partes iguales.

Riego

Es una planta que resiste bien la sequía y que no tolera bien el encharcamiento. Por lo tanto, hay que regar muy poco, dejando secar la tierra completamente entre riegos.

Abonado

Desde comienzos de primavera hasta finales del verano se aconseja abonar con abonos orgánicos líquidos, como guano o humus. También recomiendo utilizar, muy de vez en cuando (cada 3 meses más o menos) el abono extracto de algas, ya que es muy rico en nutrientes. Éste no se debe de usar muy seguido ya que es muy alcalino y podría causarle problemas.

Multiplicación

Semillas

Para obtener nuevos ejemplares de Lotus maculatus mediante semillas lo más recomendable será adquirirlas en tiendas online, especialmente si en estos momentos todavía no tenemos ninguna planta, durante la primavera. Una vez las tengamos en casa, las introduciremos en un vaso con agua durante 24 horas. Al día siguiente, descartaremos las que no son viables (serán las que se queden flotando), y sembraremos el resto. ¿Cómo? Muy sencillo:

  1. Lo primero que haremos será preparar el semillero. Como tal podemos usar envases de leche, vasos de yogur, macetas,… En el caso de utilizar envases de productos comestibles, es muy importante limpiarlos bien con agua y una gota de lavavajillas, y hacerles un agujero en la base por el que el agua sobrante pueda salir.
  2. Después, lo rellenamos con sustrato de cultivo universal mezclado con un 30% de perlita y lo regamos para que quede bien humedecido.
  3. A continuación, sembramos las semillas, lo más separadas entre sí que podamos. No hay que poner muchas juntas en un mismo semillero, ya que si lo hiciéramos más adelante tendríamos dificultades para separarlas. Para tener más o menos una idea de cuántas caben, saber que en una maceta de 10,5cm de diámetro no se deben de poner más de 3.
  4. Luego, las cubrimos con una muy fina capa de sustrato (lo suficiente para que, simplemente, no queden expuestas de manera directa al sol) y espolvoreamos un poco de azufre o cobre para prevenir la aparición de hongos.
  5. Finalmente, regamos y lo colocamos en una zona luminosa.

Si todo ha ido bien, las primeras en germinar verán el mundo a los 14 días.

Esquejes de tallo

Si queremos multiplicar nuestro Pico de paloma la manera más sencilla es hacerlo mediante esquejes de tallo. Para ello, tan sólo tenemos que cortar un tallo de unos 20cm, quitarle las hojas de la base y plantarlo en una maceta con sustrato para plantas. Luego, lo regamos bien y en el transcurso de un mes máximo enraizará.

Para tener una mayor probabilidad de éxito, podemos impregnar la base del esqueje con hormonas de enraizamiento en polvo, pero no es necesario.

Poda

Como tiene un desarrollo muy abierto, se le puede pinzar regularmente para que que tenga una forma más compacta con unas tijeras previamente desinfectadas con alcohol de farmacia.

Época de plantación o trasplante

En primavera, cuando la temperatura mínima sea de 10ºC o superior.

Plagas

Es muy raro que tenga, pero si el ambiente es muy seco puede sufrir el ataque de algún pulgón, el cual se puede quitar a mano o con bastoncillo de las orejas humedecido en alcohol de farmacia.

Rusticidad

Es muy sensible al frío. Sólo se puede cultivar en el exterior si la temperatura mínima es de 5ºC o superior.

¿Habías visto alguna vez una planta como el Lotus maculatus?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Plantas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *