¿Qué son las macetas de autorriego?

Las macetas autorregantes son decorativas

En los últimos tiempos, y debido a nuestro estilo de vida, han ido surgiendo nuevos sistemas o métodos para mantener nuestras plantas cuidadas en nuestra ausencia. Unos de ellos son los caseros, que puedes ver en este artículo: con una simple botella de plástico las raíces dispondrán del agua suficiente para unos días. Pero si buscamos algo más elegante, sin duda nos decantaremos por las macetas de autorriego.

Estos recipientes, utilizados correctamente, nos pueden ser de muchísima ayuda, pero si no elegimos las especies bien, entonces será una pérdida innecesaria de dinero. Veamos qué son y qué tipo de planta puede vivir bien en ellas.

¿Qué son las macetas de autorriego?

Las macetas de autorriego son interesantes para algunas plantas

Si eres una persona que viaja mucho o no tiene apenas tiempo para cuidar de las plantas, una maceta autorregante o de autorriego puede ser de mucha ayuda. Estas son recipientes cerrado por un extremo, que incluyen un sistema gracias al cual las plantas se mantienen hidratadas.

Están compuestas por dos contenedores: el externo es el que cumple con la función decorativa, mientras que el interno es donde se encuentra el sistema de riego. Las partes de este son:

  • Indicador del nivel de agua: es importante echar la cantidad indicada para que las macetas cumplan bien con su función.
  • Tubo de riego: por él es por donde echaremos el agua. Es muy recomendable que sea de lluvia, o sin cal, puesto que de lo contrario dicho tubo terminaría con restos de cal e incluso podría llegar a acumularse tanta en el interior que la maceta dejaría de ser útil.
  • Rejilla: mantiene el cepellón de raíces, y por lo tanto el sustrato, un poco separado del agua. Algunos modelos no tienen.
  • Tubos de absorción o tira de algodón: son los que absorben el agua, y a su vez, esta humedad será absorbida por las raíces.
  • Flotador: es una pieza que mantienen un poco separados los tubos de absorción de la reserva de agua.
  • Reserva de agua: como su nombre indica, es la cantidad de agua que queda dentro de la maceta de autorriego y que todavía no ha sido absorbida.

¿Cómo funcionan las macetas de autorriego?

Las macetas de autorregantes funcionan mediante un depósito estanco de agua que está conectado a unos tubos de absorción, que es desde donde las raíces absorben el preciado líquido.

El modo de uso es muy simple. Tan sólo hay que rellenar con sustrato adecuado para cada planta los tubos de absorción dejando espacio para el cepellón o pan de tierra de las raíces, introducir la planta y terminar de rellenar la maceta. Finalmente, quedará llenar la reserva de agua por el tubo de riego, sin sobrepasar el nivel máximo.

¿Qué tipos de plantas se pueden plantar?

Grupo de geranios en flor

Aunque seguramente hayas oído y/o leído que cualquier tipo de planta se puede tener en estas macetas, la realidad es distinta. Si ponemos por ejemplo un cactus en una maceta de autorriego, lo más probable es que se muera en unos días. Las plantas llamadas »de interior», las suculentas y los árboles, tampoco podrán vivir bien en estas macetas. ¿Por qué? Porque no le toleran tener los »pies» mojados constantemente, que es como estarían en estas macetas.

Teniendo esto en cuenta, las macetas de autorriego sólo las recomiendo si lo que quieres es plantar plantas de ribera o plantas que necesiten riegos frecuentes, como los rosales, los geranios y todas aquellas especies de flor que se podemos utilizar para decorar los balcones, los juncos, los papiros, etc.

¿Dónde comprar macetas de autorriego?

Si quieres tener una maceta de autorriego de calidad y a muy buen precio, sin duda te recomendamos esta:

Tiene un diámetro de 18 centímetros, con lo cual podrás plantar rosales y otras plantas de flor, así como por supuesto algunas plantas acuáticas pequeñas/medianas, como el lirio de agua. Además, es bonita.

Espero que te haya sido de utilidad y te haya gustado lo que has leído sobre las macetas de autorriego.


7 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   monica quinteros dijo

    me encanto tu pàgina… un abrazo Monica Q.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Nos alegra de que te haya gustado el blog 🙂

      1.    Guillermo Alfonso Padilla dijo

        De qué material son las mechas que absorben el agua y que largo tienen en relación a la altura de la maceta ?

  2.   Javier Bodas dijo

    Estoy pensando usar macetas de autorriego para una hortensia y un hibisco. Me gustaría saber si estas plantas se adaptarían bien a este tipo de macetas. Muchas gracias.

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Javier.
      La hortensia sí es muy probable que se adapte, ya que quiere bastante agua sobretodo en verano, pero el hibisco lo puede pasar mal.
      Puedes hacer pruebas, con plantas muy jóvenes y económicas que puedes encontrar en tiendas online como Plantascorunna.es (no me llevo comisión).
      Un saludo.

  3.   Anahi García dijo

    Hola yo compre una sin saber para transplantar mis suculentas, pero ahora al leer tu articulo, ire a regresarla porque al principio no estaba tan segura y ahora lo confirmo. muchas gracias entonces es bueno saber que esas macetas d autorriego no sirven para ellas

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Anahi.
      Este tipo de macetas son muy bonitas, pero muy poco prácticas 🙂
      Me alegro de que te haya servido el artículo.
      Un saludo.