Todo lo que necesitas saber para tener un macetohuerto

Existe un tipo de huerto que se denomina macetohuerto. Se trata de jardines situados en balcones cuya función principal es la de un huerto urbano. Se consigue tener en espacios pequeños pero bien controlados. Si se mantiene correctamente, se pueden obtener buenas previsiones de comestibles a diferencia de los que se plantan en el suelo.

Si te parece interesante la idea y quieres aprender a construir uno este es tu post. ¿Quieres conocer paso a paso cómo se hace un macetohuerto y qué plantas son las mejores para cultivar?

Características del macetohuerto

El macetohuerto es una de las últimas tendencias urbanas en jardinería doméstica. Se trata de cultivar hortalizas en macetas, formando un pequeño huerto en tu propia casa. No necesitas mucho espacio: un balcón, una terraza o incluso un rincón interior, siempre que esté aireado y soleado, puede servir para tu macetohuerto, que será tan grande como la superficie que le destines.

Cultivarlas no es difícil. Es cuestión de elegir especie, plantar y regar. Las hortalizas son muy agradecidas, su crecimiento es rápido y en un par de semanas ya dan fruto: tomates cherry, lechugas, pimientos, berenjenas, pepinos… Son algo más pequeños que los comerciales, pero a cambio, tienen muchísimo sabor.

Si a una planta no le da el sol lo suficiente, puede ser movida a una ubicación mejor donde pueda recibirlo. Si el riego no lo escurren de manera correcta, se pueden agujerear las macetas para un mejor drenaje.

Como podéis ver, el macetohuerto tiene muchas ventajas y facilidades que le hace ser una gran opción de cultivo.

Ventajas de tener las plantas sanas

Cuando tienes un macethuerto, debes garantizar que los cultivos estén sano durante todo el tiempo. Las plantas saludables son capaces de evitar algunas pestes y enfermedades. El riego es más eficiente en este tipo de huertos, ya que se hace a mano. Esto permite que se pueda controlar bien las cantidades, sobre todo en época de sequía.

Cuando llega final de año, incluso los jardineros más inexpertos podrán disfrutar de las recompensas vegetales que otorga el macetohuerto.

¿Qué necesita un macetohuerto?

Para comenzar a construir tu macetohuerto, necesitas elegir qué macetas vas a escoger en función del tamaño de tu balcón. Mientras más plantas pequeñas tengas, más podrás plantar. Lo aconsejable es que tengan una profundidad de unos 40 centímetros. Esta profundidad es adecuada para el correcto crecimiento de las plantas.

Para el riego sea eficiente y no se acumule agua que lleve a la podredumbre de los cultivos, es importante trabajar con un buen drenaje. Puedes colocar las plantas sobre ladrillos u objetos que permitan elevar las plantas y hacerle agujeros para que fluya bien el líquido.

Para plantar las macetas, debes colocar una capa de dos centímetros de grosor de leca. La leca son unas piedritas pequeñas de arcilla. También puedes colocar trocitos de piedras partidas. Luego se debe completar la mezcla integrada compuesta por: mitad de tierra fértil de buena calidad, un cuarto de abono compuesto (también vale el humus de lombriz) y el otro cuarto de perlita o arena más gruesa.

Cuando hayas colocado la maceta, debe estar preparada para la siembra de semillas. Puedes optar por comprar plántulas ya germinadas para acelerar el proceso. Estas plántulas se consiguen en viveros.

Errores más comunes en macetohuertos

Cuando construimos nuestro macetohuerto, cometemos algunos errores por ser principiantes. Entre los más comunes nos encontramos con:

  • No planificar lo que vamos a sembrar. Es importante consultar los calendarios de siembra.
  • Cuando hayáis decidido qué vais a sembrar, tener en cuenta que, durante el tiempo de germinación y crecimiento, tendréis un tiempo sin cosecha. Este tiempo a veces desespera, podéis plantar especies de ciclo corto (lechugas o rábanos) para disfrutar de algunas hortalizas mientras crece la próxima cosecha.
  • Comprar macetas sin tener en cuenta las necesidades del cultivo. Cada hortaliza necesita un espacio mínimo determinado.
  • No llenar completamente los contenedores de sustrato. Se deben llenar totalmente de sustrato los contenedores donde sembraremos nuestras hortalizas. Cuanto más sustrato tengan, mejor. Además, a pesar de llenarlos del todo, al regar se compacta y disminuye su volumen. Llenadlos hasta arriba del todo, dejando sólo un centímetro para que el agua no se salga al regar. Cuando se baje, podéis rellenarlo o añadir abono si es necesario.
  • Sembrar directamente las semillas en el sustrato. Hay especies que lo necesitan así, pero otras precisan de una germinación previa en semillero. Consultad los requisitos de cada hortaliza. En nuestro buscador podéis encontrar muchas de ellas. E iremos añadiendo más.
  • Plantar más de una planta por tiesto. Hay plantas que necesitarán todo el espacio para ellas.

Cultivos más frecuentes

En los macetohuertos nos podemos encontrar con algunos cultivos más frecuente. Estos se deben a su rápido crecimiento o su utilidad. A continuación apuntamos una lista con los principales cultivos y sus cuidados:

  1. Orégano. Este cultivo es muy utilizado para aderezos y ensaladas. Tiene un buen crecimiento estival y buena floración. Sólo necesita pequeñas tareas de poda y retirada de hojitas muertas.
  2. Albahaca. Se siembra a finales de invierno y crecen entre 5 y 8 centímetros en tan solo mes y medio. Una vez alcanzan esta altura, se trasladan a una maceta de mayor tamaño. Si las queremos mantener en invierno, necesitamos protegerlas con un protector.
  3. Perejil. La semilla tarda casi un mes en germinar y a los dos meses nos encontramos con la planta totalmente crecida. Puedes cortar ramitas cuando las necesites y así mantener a la planta más sana.
  4. Cebolleta. Es una de las plantas con más rápido crecimiento. En invierno están más débiles, por eso hay que protegerlas.
  5. Menta. Se planta a finales de primavera o en otoño. Se le puede agregar compost maduro para optimizar el crecimiento. En invierno parece que se secan, pero vuelven a crecer.
  6. Romero. No tolera bien el exceso de agua. Es conveniente resguardarlo del frío en invierno.
  7. Tomillo. Se plantan en primavera. No requiere mucho riego y se puede cultivar resguardado de la luz. En invierno necesita protección.

Con estas indicaciones podrás disfrutar de tu macetohuerto en buenas condiciones. Y tú, ¿qué vas a plantar?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Huerto

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.