Cuidados del magnolio en maceta

La magnolia se puede tener en maceta

Imagen – Flickr/Ava Babili

¿Es posible cultivar una magnolia en maceta? Si somos sinceros, no es lo más recomendable. Es un árbol que puede medir más de 30 metros de altura, y desarrollar una copa de 4-5 metros de diámetro, así que si pensamos solo en esto, muchos -entre los que me incluyo- te dirán que lo plantes en el suelo en cuanto tengas oportunidad. Pero es una planta que crece a un ritmo muy lento, y que además tolera la poda. Y, sí, yo misma tengo un ejemplar en maceta y no tengo intención de ponerlo en el suelo.

La tierra del jardín es arcillosa, con un pH de 7, y si lo pusiera no tardaría mucho en volverse clorótica debido a la falta de hierro. Aunque esto se puede evitar cuando es joven y por lo tanto pequeña, regando con agua ácida e incluso añadiendo turba rubia a la tierra al momento de plantarla, cuando es adulta no sale a cuenta. Por eso, te voy a explicar cómo cuidar a un magnolio en maceta.

¿Sol o sombra?

El magnolio puede estar en sombra

Si buscamos imágenes de cualquier magnolio, nos mostrarán plantas expuestas al sol directo. Incluso en los viveros las suelen tener así, en lugares soleados. Pero, ¿significa eso que les ha de dar siempre la luz del astro rey? La realidad es que no.

Las magnolias de hoja caduca son originarias principalmente de Asia oriental, donde viven en zonas donde el clima es templado y el invierno muy frío con heladas importantes, motivo por el cual pierden las hojas en otoño/invierno. Estas crecen mucho mejor en sombra, especialmente cuando se cultivan en climas templados-cálidos como el mediterráneo, donde durante el verano las temperaturas superan los 35ºC.

Y la M. grandiflora es perennifolia, nativa del sureste de Estados Unidos, donde se la suele encontrar en zonas boscosas de poca altitud, en las que el clima es suave. Esta especie sí puede cultivarse a pleno sol, aunque tolera la sombra y la semisombra. Pero eso sí, en verano es preferible protegerla un poco.

¿Maceta grande o pequeña?

Ni muy grande ni muy pequeña. Ha de ser del tamaño adecuado teniendo en cuenta la altura y el diámetro del cepellón (pan de raíces) que tenga en ese momento. Recordemos que su crecimiento es muy lento, de modo que si la pusiéramos en una maceta el triple de grande de la que tiene ahora, no solo tardaría mucho en enraizar, sino que además se podría correr el riesgo de que muriera por exceso de humedad.

Por eso, es preferible plantarla en una que sea como máximo 15 centímetros más ancha y alta que la que tiene actualmente. Da igual si es de plástico o de barro, pero sí es importante que tenga orificios de drenaje para evitar que las raíces se pudran.

¿Qué sustrato de cultivo ponerle?

Dado que todas las especies de magnolias crecen en tierras ácidas o ligeramente ácidas, cuando queremos tener una en maceta le tendremos que poner sustrato ácido, es decir, con un pH entre 4 y 6. Pero, ¿cuál? Podemos optar por:

Sustrato específico para plantas ácidas

Es una mezcla de tierras que contiene los nutrientes que necesitan. El problema es que en climas con veranos muy calurosos (con temperaturas de más de 30ºC) tienden a compactarse mucho, impidiendo la libre circulación del aire entre los granitos del sustrato, esto aumenta el riesgo de que la planta se asfixie si no controlamos los riegos. Pero cuando el clima es suave, sin temperaturas extremas, es la mejor opción. Puedes conseguirlo aquí.

Mezcla de akadama con un 30% de kanuma

Estos son sustratos de origen volcánico, importados de Asia. Son caros (por ejemplo, una bolsa de 14 litros de akadama cuesta unos 25 euros) y carecen de nutrientes. Pero absorben rápido el agua, abonos y fertilizantes, y el aire puede circular sin problemas entre los granos, por lo que es muy difícil que las raíces mueran ahogadas. Ahora bien, si vives en una zona donde las temperaturas superan los 35ºC no los recomiendo, porque pierden rápido la humedad y tu magnolia podría deshidratarse.

Yo tenía arces japoneses (que también son plantas ácidas) en esta mezcla y durante una ola de calor, con máximas de 38ºC y una humedad superior al 70%, de un día para otro acabaron con las hojas secas, todos menos alguno que tenía (y tengo) en fibra de coco.

Fibra de coco

Retiene el agua pero sin llegar a asfixiar a las raíces. Además, contiene algunos nutrientes esenciales para la magnolia, como el hierro, vitaminas A y C, y molibdeno. Puedes comprarlo aquí. En el vídeo te explicamos más:

¿Cómo regar al magnolio en maceta?

El magnolio o magnolia es un árbol que no resiste la sequía, así que hay que regarlo con moderación a lo largo de todo el año para que no se deshidrate. Se hará con agua de lluvia, o en su defecto, agua con un pH entre 4 y 6. Para saber cuál es el pH del agua puedes comprar un medidor de pH como este, el cual nada más introducirlo en el líquido te dirá cuál es. En el caso de que sea más alto, podrás echarle un poco de limón o vinagre para bajarlo.

Es posible acidificar el agua de riego fácilmente
Artículo relacionado:
Cómo acidificar el agua de riego

Luego, has de echar el agua al sustrato, hasta que salga por los orificios de drenaje de la maceta. Es importante que se empape bien para que la planta no pase sed. Y además hay que hacerlo unas 2 o 3 veces por semana durante el verano, y 1 o 2 por semana el resto del año siempre que no llueva, ya que si hay previsión de lluvias lo mejor será no regar hasta que la tierra vuelva a necesitarlo. Para que no haya dudas, es muy aconsejable comprar un medidor de humedad del suelo como este, pues solo has de introducirlo para saber si está húmedo o seco.

¿Cuándo abonar?

Guano de murciélago, es un buen abono para la magnolia

Imagen – Notasdehumo.com

Mientras esté creciendo, es decir, durante los meses de primavera y verano, se debe abonar. De esta forma, conseguiremos que esté mucho más sana y preciosa. Para ello, podremos usar:

  • Fertilizantes líquidos específicos para plantas ácidas: son muy interesantes, ya que su eficacia es rápida y contienen los nutrientes que necesitan. Pero eso sí, para evitar la sobredosis se debe diluir una pequeña cantidad -la que indique el envase- en agua, y además se debe echar con la frecuencia que indique. Puedes conseguirlo aquí.
  • Fertilizantes para plantas verdes: son una buena alternativa cuando no es posible conseguir el primero, o cuando las hojas de la magnolia se están volviendo de color amarillo pálido (cloróticas). Contienen hierro y otros nutrientes que contribuirán a su mejoría, aunque es importante seguir siempre las indicaciones del fabricante. Si lo deseas, lo tienes aquí.
  • Guano: contiene muchos nutrientes, entre los que se encuentran el nitrógeno, el fósforo y el potasio, y sus efectos se ven rápido. Pero hay que tener cuidado, porque está muy concentrado y a la planta le basta una pequeña cantidad para estar perfecta. Para evitar problemas, se deben seguir las indicaciones especificadas en el envase. Consíguelo aquí.

¿Cómo podar al magnolio en maceta?

Si no tenemos un jardín donde plantarlo, o si nos interesa mantenerlo en una maceta siempre, entonces no nos quedará más remedio que podarlo. Pero la poda no se hará todos los años, ya que como crece muy lentamente puede pasar mucho tiempo hasta que sea necesario darle un retoque.

Esta consiste básicamente en mantener la magnolia con el tamaño que nos interese, pero procurando no podar ramas que puedan reducir su valor ornamental. Es decir, si tenemos intención de que sea un arbolito, lo que haremos será esperar a que empiece a desarrollar el tronco y, después, recortaremos un poco las ramas para que ramifiquen más, y así formar una copa más compacta. También, si queremos, podremos aclarar la copa, eliminando aquellas ramas que se crucen.

Por el contrario, si nos interesa más que sea un arbusto, podremos empezar a podarlo antes. Para ello, cortaremos 1/3 de todas las ramas. De este modo, brotarán más.

¿Cuándo hay que podar? Pues bien, si es una magnolia de hoja caduca (o magnolia asiática), se hará a finales del invierno, antes de que broten las hojas; o en otoño si aún no hay heladas, cuando ya no las tenga. Y si es de hoja perenne, se hará a comienzos de primavera.

La magnolia se poda en otoño
Artículo relacionado:
Cuándo podar magnolia

Con estos cuidados, seguro que podrás tener un magnolio en maceta.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.