Características, cultivo y propiedades del Mamey

El mamey es una fruta nativa del continente americano y específicamente de las Antillas. Científicamente se le conoce como: “Mammea americana L” y pertenece al grupo de las Clusiaceae, conocidas por ser arbustos que da frutos de forma alargada. Esta fruta se encontraba inicialmente en países como Jamaica, República Dominicana, las Antillas menores y Puerto Rico, aunque se dice que su cultivo se extendió por cuenta de los indígenas que para aquel momento se encontraban asentados en las Antillas, los Arahuacos.

A esta fruta no solo se le puede llamar “Mamey”, también puede ser mencionada como “Zapote Mamey”, “Mata serrano”, “Mamey de Cartagena”, “Mamey amarillo” y “Mamey de Santo Domingo” e inclusive, es conocido en otros idiomas como: “Comomammee”, “mammee apple”, “Saint Domingo apricot” y “South American apricot” en inglés. “Abricote”, “Abricó do Pará”, “Abricó selvagem” o “Pecego de São Domingos” en portugués; y en francés “Abricot d’ Amerique”, “Abricot des Antilles”, “Abricot pays”, “Abricot de Saint-Dominque” o “Abricotier sauvage”.

Características del mamey

La fruta de este árbol mide aproximadamente 20 centímetros de largo y pesa aproximadamente 700 gramos y crece en climas de regiones tropicales. Posee una única semilla interna que llega casi a ser la mitad de la fruta, midiendo aproximadamente 10 centímetros, representando el 20% del peso total de la fruta.

Para las personas a las que les gusta la historia, deben de saber que este árbol es considerado como uno de los árboles más hermosos que existen en el mundo debido a la forma y cantidad de ramas, por su altura y por sus hermosas hojas verdes que crecen en forma de abanico en la cima de las ramas. Estos, también se manifiestan con respecto a la fruta (Mamey) y declaran que se trata de una fruta de reyes por su olor y su delicioso sabor.

Esta fruta según su apariencia, ha sido confundida numerosas veces con el albaricoque, aunque por el color de la pulpa también se parece en gran medida a la lechosa, aunque la diferencia es que el mamey tiene una semilla de mayor proporción.

Tomando en cuenta la idea anterior, mencionamos también que esta fruta con su cáscara marrón no da ni la más pequeña impresión de la hermosa pulpa color anaranjado que tiene en el interior. El mamey tiene una forma por fuera y otra forma por dentro, la cual es muy apreciada por aquellos que la deleitan. De este arbusto no solo se aprovecha el delicioso sabor de su pulpa, sino también, su resistente y esbelto tallo y la esteticidad general que aporta este árbol con sus 20 metro de altura y sus tan verdes intensas hojas, por lo cual es usado como parte de la decoración en viviendas, parques, caminos, etc.

Propiedades y usos del mamey

Para disfrutar de los encantos de esta deliciosa fruta, es mejor comerla entre los meses de febrero y julio que es su fecha de temporada.

Se puede comer en su estado natural, acompañada o incluida en la preparación de alguna receta o plato exquisito como actualmente se hace en restaurantes donde los chefs tienen la intención de proyectar frutas que sean autóctonas.

Anteriormente, el mamey era utilizado de diferentes maneras, como insecticida (infusiones preparadas con las semillas pulverizadas y cáscara de la fruta verde), en la medicina tradicional (tratamiento para infecciones, diarrea, problemas en los ojos y en la digestión). Hoy día, esta fruta es usada para hacer helados, batidos y postres por su tan delicioso sabor.

Continuando con lo expuesto anteriormente, el mamey no solo es usado por su exquisito sabor, sino también por las propiedades que este le aporta al organismo. Esta fruta es muy rica en minerales como el hierro y el fosforo, vitamina A y otras más que detallaremos a continuación según una porción de 100 gramos:

Por cada 100 gramos de mamey se consumen 124 calorías, 0,5 Grasas totales distribuidas en 0.2 gramos de Grasas saturadas, 0.1 gramo de Grasas poli insaturados, 0.1 gramo de Grasas mono insaturados y 0.1 en Grasas trans. 7 mg de sodio, 454 miligramos de Potasio, 25 gramos de Hidratos de carbono distribuidos en 5 gramos de Fibra y 20 gramos de azúcares, 1.5 gramos de Proteínas entre Vitamina A y Vitamina B12, Calcio (18 mg), Vitamina B6 (0.7 mg), Vitamina C (23 mg), Hierro (0.8 mg) y Magnesio (11mg).

Los aportes ya mencionados que tiene dicha fruta al organismo son de especial e importante consumo debido a que aportan a la formación y la salud de la piel que recubre y protege la parte externa del cuerpo y las membranas que protegen la parte interna del cuerpo, el crecimiento del cabello, el crecimiento de los huesos, salud de la vista además de otros beneficios gracias al aporte de la vitamina C como efecto antioxidante, cuidados de cartílagos, huesos y dientes, así como el fomento a la formación de colágeno.

El color que esta fruta presenta se debe a los carotenos que la componen, este antioxidante particularmente es importante en la salud ya que mejoran el sistema inmunológico, que es quien defiende al organismo de bacterias e infecciones.

Cultivo del mamey

Para el cultivo de esta deliciosa fruta es necesario tomar en cuenta lo siguiente:

  • Es una fruta originaria de climas tropicales, por lo que es muy sensible al frío.
  • Según el punto uno, necesita de suelos arcillosos que permitan el drenaje.
  • Rica materia orgánica que le aporte vitaminas a la planta.
  • Necesita de suelos húmedos, pero no suelos estancados y llenos de agua, por eso es necesario el drenaje, ya que el agua estancada puede pudrir su raíz.
  • La altitud de este árbol va desde 0 hasta los mil doscientos metros.
  • No es un árbol que necesite demasiados cuidados, ya que con solo unas mínimas atenciones podrás cultivar este hermoso árbol y disfrutar de sus deliciosos frutos.

¿Cómo se planta?

Es muy sencillo, ya que si vas a plantarla a partir de la semilla entonces lo primero que debes hacer es extraerla de un fruto fresco.

Se recomienda comenzar directamente el proceso de germinación, ya que esta pierde su capacidad de germinar a partir de los 7 días. Seguido a esto, se planta un semillero con tierra húmeda, orgánica y fértil.

Expertos sugieren partir la semilla para que tenga un proceso de germinación un poco más rápido. Acto seguido, se cubre el semillero con papel film hasta que esta semilla germine, pero ¿Por qué este papel film? Se utiliza este papel, ya que ayuda a que las hormonas se concentren y aumenten su capacidad de germinar.

Una vez que esta germina, ya no es necesario el papel y solo debes esperar a que este bello árbol embellezca el lugar donde se encuentra cultivado. Los frutos los da a partir de los siete años de haber sido cultivado. El fruto se recoge una vez está maduro, ya que crudos no son comestibles, incluso podrían ser hasta tóxicos. Una manera de distinguir cuando la fruta ya está madura y lista para comer es porque su piel se torna más clara y al querer desprenderla, sale con facilidad.

Pero si se trata de una razón comercial, este fruto se retira de la mata al menos cuatro días antes de su venta para que al momento de ser comprada, ya pueda ser ingerida.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Un comentario

  1.   Raul E. Garcias dijo

    Me gusta, me ha sido muy instructivo en el conocimiento de las potencialidades y beneficios de esta fruta a la salud, asi como el tratamiento y cultivo de la plante. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *