Mammillaria elongata, un cactus corriente pero muy bonito

Mammillaria elongata en el jardín

Imagen – Wikimedia/3268zauber

Pocos cactus hay tan corrientes como la Mammillaria elongata. Su fácil cultivo y su rápida multiplicación han convertido en esta planta en una de las favoritas por los que empiezan a crear sus propias colecciones de suculentas, y es que, necesita muy poco para crecer de manera saludable.

Con unos mínimos cuidados, podrás disfrutar de sus pequeñas pero bonitas flores cada año, seguro 😉 .

Origen y características de la Mammillaria elongata

Vista de la Mammillaria elongata

Imagen – Wikimedia/Petar43

Nuestra protagonista es una planta originaria del estado de Hidalgo (México) con múltiples tallos delgados y cilíndricos de entre 6 y 15cm de longitud y de entre 1,5 y 3,5cm de diámetro. Éstos pueden crecer erguidos y rastreros, dependiendo de lo lejos que se encuentren del suelo. El cactus está bien protegido por unas 16 espinas radiales (las que rodean las areolas) de color blanco, y 2 centrales, que pueden ser de color rojo o amarillo.

Las flores, que brotan en primavera, son pequeñas, de menos de 2cm de diámetro, y de color blanco a amarillento. Son muy numerosas y aparecen muy temprano, incluso en plantas muy jóvenes de 2 años.

¿Cómo se cuida?

Si quieres hacerte con un ejemplar y cuidarlo bien, aquí tienes su guía de cuidados:

Ubicación

La Mammillaria elongata es un cactus que tiene que ponerse en el exterior, a pleno sol, pues en semisombra no crece bien. Dentro de casa tampoco se adapta; de hecho en este lugar tiende a crecer mucho a etiolarse, es decir, a crecer de forma exagerada en dirección a alguna fuente de luz.

Pero mucho ojo: si compras un ejemplar que lo tenían protegido del astro rey NO lo pongas directamente en una exposición soleada ya que de lo contrario lo quemarás. Tienes que acostumbrarlo poco a poco y de forma gradual, exponiéndolo un ratito cada vez más largo a la luz solar, y siempre por la mañana temprano o al atardecer, que es cuando el sol no está tan alto.

Riego

El riego debe de ser más bien escaso. En principio, se riega unas dos o tres veces por semana en verano, y una cada 6-7 días el resto del año. En el caso de que haya previsión de lluvias y/o heladas, no riegues hasta que no se haya secado por completo el sustrato o la tierra.

Si se le tiene puesto un plato debajo, hay que quitarle el agua que sobre a los 10 minutos de haber regado. Además, no tienes que regar nunca por arriba, y evitar plantarlo en una maceta sin agujeros ya que el agua estancada pudre sus raíces.

Tierra o sustrato

Las flores de la Mammillaria elongata son pequeñas y blanquecinas

Imagen – Wikimedia/jacinta lluch valero

  • Maceta: se puede usar sustrato de cultivo universal mezclado con perlita a partes iguales, pero recomendamos más el pómice u otro tipo de arena volcánica de grano pequeño (de 1 a 3mm de grosor).
  • Jardín: crece en suelos con buen drenaje, de modo que si el que tienes no es así has de hacer un agujero de plantación de al menos 50 x 50cm, y rellenarlo con el sustrato o mezcla de sustrato mencionados antes.

Abonado

Desde comienzos de primavera y hasta finales del verano se debe abonar con un abono para cactus siguiendo las indicaciones especificadas en el envase. Usa los líquidos si tienes tu Mamillaria elongata en maceta (en venta aquí); en cambio, si la tienes en el jardín puedes usar abonos granulados (en venta aquí) o en polvo.

Época de plantación o trasplante

Es un cactus que se puede plantar en el jardín, o cambiar de maceta cada dos años, en primavera. Sus espinas no son especialmente peligrosas, pero te aconsejamos que te pongas guantes de jardinería como mínimo para evitar que te hagas daño.

Hazlo cuando haga buen tiempo, y tras el cambio no riegues hasta que no pasen unos 3-4 días.

Multiplicación

La Mammillaria elongata se multiplica por semillas o por vástagos basales en primavera o verano:

Semillas

Las semillas se han de sembrar en macetas o bandejas con sustrato universal mezclado con perlita a partes iguales, de manera que queden separadas entre sí y algo enterradas. Luego, se riega y se colocan en el exterior.

Otra opción es sembrarlas en un germinador de semillas.

Vástagos

Los vástagos se pueden cortar con un cuchillo previamente desinfectado cuando tengan un tamaño de unos 2-3 centímetros. A continuación, se dejan unos días (más o menos una semana) en un lugar seco y protegido del sol para que la herida cicatrice, y después de plantan en macetas individuales con sustrato como el pómice, en semisombra pero en una zona luminosa.

En unos 15 días emitirán sus propias raíces.

Plagas y enfermedades

Es bastante resistente en general, pero hay que vigilar los caracoles durante la temporada de lluvias. Estos animales son unos grandes devoradores de plantas, incluyendo cactus aunque estos tengan espinas.

Por eso, te aconsejamos que uses algún remedio casero para repelerlos, como esparcir tierra de diatomeas (en venta aquí) alrededor de la Mammillaria elongata, proteger tu cactus con tela mosquitera, o bien con cerveza por ejemplo.

Rusticidad

Es un cactus que soporta el frío y las heladas débiles de hasta los -2ºC siempre y cuando sean puntuales y de corta duración.

Mammillaria elongata f. cristata en jardín

Imagen – Wikimedia/Cliff // Mammillaria elongata f. Cristata

¿Qué te ha parecido esta planta?


6 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   isaura g dijo

    Consulta.. puedo tener este tipo de cactus en la oficina?

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Isaura.
      Si es una habitación en la que llegue mucha luz natural, sí, sin problema.
      Un saludo.

  2.   Edo Carrand dijo

    Estoy recién iiniciandome en esto de los Cactus y Suculentas y deseo saber mas sobre sus cuidados , variedades y poder saber identificarlas ….mil gracias por esta información que acaba de leer ..super interesante ….

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Edo.
      Encontrarás mucha más información aquí y aquí.
      Un saludo.

  3.   Yoana dijo

    Hola me podrías decir que debo hacer si aparecen hongos….. La mia después de que floreció se puso amarillenta y tiene como pelusas de algodón…. Gracias

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Yoanna.
      Trátala con algún fungicida, y no la riegues hasta que no veas que la tierra esté completamente seca.
      Mucha suerte!