Cuidados de la Mammillaria polythele

La Mammillaria polythele es un cactus pequeño

Imagen – Wikimedia/Peter A. Mansfeld

La Mammillaria polythele es un cactus que puedes tener en maceta durante toda su vida, pero también en rocallas con otras plantas suculentas. No es muy difícil de cuidar, aunque por supuesto sí que se han de saber algunas cosas para no perderlo antes de tiempo.

Así que si quieres saber cómo se riega, cuándo se planta en el suelo o cómo se cambia de maceta, a continuación te explicaremos todo esto y más.

Origen y características de la Mammillaria polythele

La Mammillaria polythele es un cactus cilíndrico

Imagen – Wikimedia/Dave Pape

La Mammillaria polythele es un cactus endémico de México, en concreto se puede encontrar en Hidalgo, Querétaro y Guanajuato. Tiene forma cilíndrica, y puede alcanzar una altura de 60 centímetros y un ancho máximo de 15 centímetros. Su cuerpo presenta costillas muy marcadas y contiene savia lechosa. Con el paso de los años, tiende a crecer en grupos que alcanzan los 60 centímetros de ancho.

De las areolas brotan espinas que varían en número desde que la planta es joven hasta que termina de madurar. Al principio solo brotan dos, y más adelante llegan a ser tres o más de color marrón claro o marrón rojizo oscuro. De la parte superior del cactus surge también una especie de lana blanca.

Las flores son rosas, miden 1 centímetro de largo y aparecen en primavera. Cuando son polinizadas, maduran los frutos, los cuales son rojos y contienen semillas de color marrón oscuro.

¿Cómo se cuida la Mammillaria polythele?

Se trata de un cactus de lento crecimiento que produce sus preciosas flores desde muy joven. Por ello, queremos que sepas cómo cuidarlo y lograr así que se mantenga en buen estado:

¿Dónde poner el cactus?

La Mammillaria polythele es un cactus propio del desierto mejicano, que crece expuesto a la luz del sol de forma directa. Ahora bien, si lo compramos en un vivero donde lo tenían protegido, tendremos que acostumbrarlo poco a poco a la exposición solar para que no se queme. ¿Cómo se hace esto?

Con mucha paciencia, y siguiendo estos pasos:

  1. Primera semana: lo dejaremos en un lugar soleado por la mañana temprano, no más de una hora todos los días. Luego lo ponemos de nuevo en una zona protegida.
  2. Segunda semana: lo dejamos al Sol entre una hora y media y dos horas a diario. Después lo protegemos.
  3. Tercera semana y siguientes: aumentamos el tiempo de exposición solar entre 30 y 60 minutos por semana.
Ferocactus con quemaduras solares en un lado
Artículo relacionado:
Quemaduras solares en cactus y otras suculentas: ¿qué hacer para recuperarlos?

Hay que empezar en primavera o en otoño, ya que es cuando la radiación solar es menos intensa. Si se hace en verano, aunque tengamos el cactus solo una hora expuesto, se quemará seguro.

¿Qué tierra o sustrato necesita?

La lana de la Mammillaria polythele es blanca

Imagen – Wikimedia/Dragonglow

Va a depender de dónde lo tengamos:

  • Maceta: podemos mezclar turba y perlita a partes iguales, o bien plantarlo con sustrato para cactus de calidad, como el de la marca Flower que se consigue desde aquí.
  • Jardín: crece en suelos arenosos y bien drenados. Si la tierra de nuestro jardín es muy pesada, como suelen ser las arcillosas, haremos un agujero de unos 50 x 50 centímetros y lo rellenaremos con sustrato para cactus.

¿Cuándo y cómo regar a la Mammillaria polythele?

A los cactus, y en realidad a prácticamente todas las plantas suculentas, hay que regarlos cuando la tierra esté completamente seca. Pueden pasar tiempo sin recibir una sola gota de agua, pero en cambio no soportarán tener las raíces encharcadas. Por ello, recomendamos regar más bien poco a tu mammillaria.

La frecuencia va a variar dependiendo de las temperaturas y de las lluvias, pero suponiendo que el clima es cálido y llueve poco o nada, se regará un promedio de 2 veces por semana durante el verano, y cada 15 o 20 días el resto del año. De todas formas, insisto, solo has de regar cuando veas que la tierra está seca.

En caso de duda, si está en maceta puedes pesarla nada más regarla, y de nuevo al cabo de unos días. Como la tierra seca pesa menos que cuando está húmeda, esta diferencia de peso te servirá de guía para saber cuándo tienes que volver a echarle agua. En el supuesto de que la tengas en el suelo, introduce un palo delgado de madera unos 30 o 40 centímetros, y si al extraerlo sale con mucha tierra adherida, no riegues pues significará que aún está húmeda.

¿Cómo regar? Siempre echando el agua a la tierra, y a ser posible al atardecer cuando ya no le dé el sol. Se puede mojar el cactus muy de vez en cuando, por ejemplo una vez al mes, pero es importante que en ese momento no esté expuesto a la luz del astro rey ya que de lo contrario se quemaría.

¿Se ha de abonar?

Es muy recomendable abonarla desde primavera hasta verano. Para ello, se usarán abonos o fertilizantes específicos para cactus, y se seguirán las indicaciones especificadas en el envase con el fin de conseguir buenos resultados (y de paso, también para evitar quemar sus raíces, algo que sucedería si se echa más cantidad de la indicada). Por ejemplo, puedes usar el fertilizante líquido de Flower, el cual si te interesa solo tienes que hacer clic aquí para comprarlo.

¿Cuándo trasplantarla?

La Mammillaria polythele es un cactus

Imagen – Wikimedia/Amante Darmanin

Hay que hacerlo en primavera, cuando las heladas hayan pasado, y siempre que haya enraizado bien en la maceta. Si queremos plantarla en un recipiente más grande, lo haremos cada 3 o 4 años siguiendo estos pasos:

  1. Primero, cogeremos una maceta que sea unos 4 o 5 centímetros más ancha y alta que la que ya tiene.
  2. Luego, la rellenaremos un poco con sustrato para cactus, teniendo en cuenta la altura de la vieja maceta para evitar que la planta nos quede muy alta o baja.
  3. Después, extraemos el cactus de la maceta y lo introducimos en la nueva.
  4. Por último, terminamos de rellenar.

Y si tenemos intención de plantarla en el suelo, haremos un agujero de unos 50 x 50 centímetros, lo rellenamos con sustrato para cactus, y la introducimos en él una vez que la hayamos sacado de la maceta. Después, echamos más tierra para terminar de rellenar el agujero, y regamos.

¿Resiste las heladas?

Solo las débiles, de hasta los -1ºC. Si vives en una zona donde el invierno es más frío, tendrás que protegerla en interior o en un invernadero.

¿Qué opinas de la Mammillaria polythele? ¿Te gusta?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.