¿Cómo tratar la mancha ocre del almendro?

La mancha ocre del almendro es una enfermedad seria

Imagen – Flickr/Hermes Almond

El almendro es un árbol de origen asiático que se cultiva mucho y desde hace siglos en toda la región mediterránea; de hecho, muchos de los que vivimos en tierras bañadas por ese mar, hemos tantos ejemplares durante toda nuestra vida, que consideramos que es un »árbol muy nuestro». Claro que, los veranos especialmente secos y cálidos hacen que sus hojas caigan antes de lo que deberían. Pero además tiene otro problema que es mucho más serio si cabe: la mancha ocre.

Desde un primer momento se puede ver que le ocurre algo: las hojas, antes verdes, ahora empiezan a tener manchas que pasan a ser amarillas y luego parduzcas; y al final se secan del todo y caen, dejando al árbol sin follaje. Por eso, es muy importante conocer todo acerca de la mancha ocre del almendro, ya que así tendremos posibilidad de recuperarlo.

¿Qué es la mancha ocre del almendro?

La mancha ocre es una enfermedad del almendro

Imagen – Flickr/Hermes Almond

Es una enfermedad causada por hongos asmicetos de la especie Polystigma fulvum (antes Polystigma ochraceum). Si bien los síntomas son muy visibles, no suelen aparecer hasta después de un mes tras la infección, por lo que es conveniente estar atentos, especialmente si hay almendros con este problema en nuestra zona.

Dichos síntomas son la aparición de manchas pardo-amarillas en las hojas, las cuales al final terminan marrones y cayendo al suelo. Lo que ocurre es que los microorganismos permanecerán ahí, en la tierra, durante el invierno, donde se desarrollarán para infectar a nuevos almendros.

¿Cuándo aparecen los primeros síntomas?

Un árbol que ha sido infectado empezará a mostrar síntomas en primavera, siendo esta la estación en la que el hongo está mucho más activo. Estas manchas pueden llegar a medir un centímetro de diámetro, que a medida que van aumentando de tamaño se solapan unas con otras.

Más adelante, cuando la enfermedad está muy avanzada, desarrollan estructuras reproductivas con el fin de crear nuevas esporas. De este modo, la Polystigma fulvum puede continuar expandiéndose.

¿Qué condiciones necesita el hongo para desarrollarse?

Necesita sobretodo esto: calor y humedad del aire elevada. Es por eso por lo que es tan común en la región mediterránea, porque en verano las temperaturas superan los 30ºC, y la humedad del aire es muy alta (por encima del 50%) la cual hace que todas las mañanas amanezcan húmedas, con rocío.

Así, aunque durante esos meses no suele llover nada, el hongo puede desarrollarse con normalidad, perjudicando así a los almendros de la zona.

¿Hay variedades de almendros que sean resistentes a la mancha ocre?

El almendro es un árbol sensible a los hongos

Imagen – Wikimedia/Diego Delso

No es que sea más resistente, pero sí más tolerante. Te hablo de la variedad Belona. Esta es de floración tardía, desarrollada en Aragón (España) a finales de la década de 1980. A diferencia de otras variedades, esta empieza a florecer a finales de febrero, y no en enero, por lo que la maduración de la almendra no se completa hasta mediados/finales del verano.

Por el contrario, las variedades Tono, Vairo o Guara son muy sensibles, hasta el punto de que pueden quedarse sin ninguna hoja tras la infección.

almendro guara cultivo
Artículo relacionado:
Características y cultivo del almendro Guara

¿Cuál es el tratamiento?

Dado que los síntomas tardan en aparecer, lo mejor que podemos hacer es prevenir la infección. Y eso pasa por retirar todas las hojas que hayan caído al suelo, puesto que así reducimos el riesgo de que los hongos dañen al árbol.

También es conveniente realizar tratamientos con insecticidas cuya materia activa sea Boscalida, después de la floración, y tras un episodio de lluvia copiosa.

¿Se puede evitar que un almendro tenga la enfermedad de la mancha ocre?

La mancha ocre del almendro es una enfermedad fúngica

Imagen – Flickr/Maja Dumat

Del todo no, pero además de realizar los tratamientos preventivos que hemos comentado arriba, es importante mantener al árbol bien cuidado. Es decir, si sabemos que durante el verano lo pasa mal debido a la falta de agua, le podremos ayudar si lo regamos de vez en cuando (2-3 veces por semana) hasta que lleguen las lluvias y el tiempo refresque.

Asimismo, será muy aconsejable abonarlo en primavera y en verano con abonos naturales, aptos para la agricultura ecológica, tales como el guano (sin mezclar con fertilizantes), el compost, el abono de algas, el mantillo, el estiércol,… o cualquier otro de origen orgánico.

almendras
Artículo relacionado:
Cómo cuidar un almendro

También es sumamente importante no podarlo, o hacerlo solo a finales del invierno. Utilizaremos herramientas previamente desinfectadas, y sellaremos las heridas con pasta cicatrizante. Además, a la hora de podar, debemos evitar cortar ramas gruesas, pues estas tardan más en cicatrizar, y a parte que con eso lo único que se consigue es que el árbol no se vea bonito.

Siempre digo que la poda que está mejor hecha es la que no se ve, y es que es así. Tenemos que respetar la planta que estamos podando, y eliminar o recortar aquellas ramas que sean necesarias, ni más ni menos. Hay que optar por hacer pequeñas podas todos los años o cada pocos años, que una poda drástica un año.

La mancha ocre del almendro es una enfermedad muy común, pero se puede tratar.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.