Manglar

El manglar es un bioma marino

En las regiones tropicales y subtropicales podemos encontrar un tipo de bioma muy particular: el manglar. Esta palabra deriva de mangrove, un término inglés, alemán y francés, la cual proviene de una caribeña que se traduce como árbol retorcido. Y, ciertamente, son plantas que desde temprana edad pueden llegar a retorcerse debido a la fuerza de las mareas y/o del viento.

Pero además, tienen varios importantes beneficios para la flora y fauna que vive tierra adentro, entre la que se incluyen a los humanos, ya que gracias a ellos el impacto de los huracanes y de los maremotos es mucho menor de lo que sería si las costas estuviesen sin protección.

¿Qué es un manglar?

Los manglares son biomas

Un manglar es un bioma que está formado por árboles capaces de vivir en entornos zonas donde hay grandes concentraciones de sal, como en las zonas intermareales que están cerca de la desembocadura de ríos, arroyos, marismas, calas o ensenadas y golfos de las regiones tropicales del mundo.

La vegetación que crece aquí se conoce como mangle, la cual suele tener raíces aéreas conocidas como neumatóforos. Estos permiten respirar a las plantas aunque queden sumergidas, algo que pasa con frecuencia en las costas, o aunque vivan en terrenos anegados.

¿Dónde se encuentran los manglares y cuál es su importancia?

Podemos encontrar manglares en las costas tropicales y subtropicales de todo el mundo, en particular de América Central, África Oriental, y los de las islas asiáticas del Pacífico. Todos ellos son muy importantes, ya que si no estuvieran las costas estarían a merced de los huracanes.

Además, son muy importantes para los animales marinos, pues son muchos los que encuentran refugio entre sus raíces. Por ejemplo, se sabe que los tiburones martillo jóvenes utilizan los manglares de las islas Galápagos como una especie de guardería. Pero los tiburones no son los únicos que viven en estas regiones: moluscos, crustáceos, peces… incluso algunas aves anidan entre las copas de los árboles.

Pero aún hay más: los manglares no solo fijan el dióxido de carbono al terreno, si no que también impiden que se pierdan grandes cantidades de sedimentos ricos en nutrientes, de los cuales se alimentan muchos animales. Así pues, pueden ser una ayuda maravillosa para luchar contra el cambio climático y sus consecuencias.

De hecho, la destrucción del manglar solo trae consecuencias muy negativas, tales como la pérdida de especies marítimas, o una menor protección contra los vientos huracanados y los tsunamis.

¿Hay manglares en España?

Manglares como lo que puedes encontrar en el Caribe por ejemplo, no hay. Pero los manglares son humedales marino-costeros, según la Convección Ramsar, y si partimos de eso sí que podemos afirmar que en España hay. De hecho, en este país hay 74 humedales que tienen importancia internacional.

Seguramente el más conocido sea el del Parque Nacional de Doñana, pero hay otros como el Delta del Ebro, o el de La Laguna de Fuente de Piedra.

¿Qué tipos de plantas hay en los manglares?

Hay una gran variedad de especies de mangles, pero unos de los más conocidos son los siguientes:

Avicennia germinans 

Vista de la Avicennia

Imagen – Flickr/Katja Schulz

Se le llama mangle blanco o mangle prieto, y es una especie de árbol originaria de las costas del Pacífico y del Atlántico (oeste de África). Crece entre los 3 y los 10 metros de altura, y tiene hojas elíptico-oblongas de hasta 10 centímetros de largo por hasta 3 centímetros de ancho.

Conocarpus erectus

Vista del Conocarpus erectos, un mangle

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

Conocido como mangle botoncillo, es originario de las costas tropicales y subtropicales de todo el mundo. Alcanza una altura de entre 1 y 4 metros, aunque puede llegar a los 20 metros con un tronco de hasta 1 metro de diámetro. Sus ramas son frágiles, y de ellas brotan hojas alternas y oblongas de hasta 10 centímetros de largo.

Kandelia candel

La Kandelia candel es un mangle tropical

Imagen – Wikimedia/Vengolis

Es conocido como el mangle rojo de la India, o ligasán de Filipinas, y es endémico del Sudeste de Asia, en concreto de Singapur. Alcanza una altura de 7 metros, y sus hojas son de color verde brillante y oblongas. Las flores son blancas, y brotan en verano.

Laguncularia racemosa

El mangle blanco es una planta tropical

Imagen – Wikimedia/Katja Schulz

Se le llama mangle blanco, patabán o mereicillo, y es un árbol originario de las costas del Pacífico y del Atlántico (oeste de África) de 12-18 metros de altura, con hojas de color amarillo-verdoso, que tienen forma oblongo-elíptica. Si es necesario, desarrolla raíces tabulares que le sirven de apoyo, así como neumatóforos.

Rhizophora mangle

El mangle es un bioma frágil

Imagen – Wikimedia/James St. John

Popularmente se le conoce como mangle rojo, y es un árbol originario de la América tropical. En Venezuela se tiene como árbol emblemático, y soporta mejor la salinidad que otros mangles. Alcanza una altura de 4 a 10 metros, con hojas elípticas a oblongas y verdes. Las flores son pequeñas y de color blanco amarillento.

¿Qué te ha parecido este tema? ¿Has podido ver alguno? Sin duda, dar un paseo en barca entre estas plantas debe ser una experiencia magnífica. Esperamos que te haya gustado lo que te hemos contado sobre los mangles.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.