Manzano silvestre (Malus sylvestris)

Las manzanas y los manzanos crecen en el paisaje sin ser atendidos. Algunos se plantaron individualmente o como parte de un huerto y después  se abandonaron y otros han crecido a partir de semillas depositadas en excrementos de aves y mamíferos.

Los manzanos silvestres normalmente se establecen en los claros o en los bordes de los campos. A medida que los bosques crecen, los manzanos se llenan de arbustos que están sombreados por las ramas de los árboles que sobresalen. 

Características

Los manzanos que están abarrotados y sombreados durante mucho tiempo por lo general no dan frutos. La vida útil, el vigor y el rendimiento de los manzanos silvestres pueden mejorarse con algunas técnicas simples de uso común.

Este árbol puede medir de dos a cinco metros de altura, aunque logra alcanzar hasta 12 metros. Su copa es redondeada de ramas gruesas, ásperas al tacto y de forma angular cuyas hojas caducas son ovaladas, con bordes ligeramente dentados.

Las flores poseen un ovario compuesto ínfero, contrario a la mayoría de las rosáceas que tiene ovarios súperos. Crecen en grupos y poseen cinco delicados pétalos de color rosa y blanco. En su centro destaca el estigma y varios estambres y según el árbol el fruto suele tener diferentes colores con dos o más semillas en su interior.

El manzano tolera vientos moderados, pero no el calor aunque crece bien al sol. Asimismo se adapta a diversas temperaturas (climas fríos y templados).

Necesita de suelos profundos con pH neutro entre seis y siete, y un buen drenaje, especialmente los arcillosos o arenosos. Madura en diferentes épocas del año entre 100 y 200 días y siempre florece a finales de la primavera.

Las abejas u otros insectos polinizan sus flores, de hecho, los agricultores colocan en los árboles las colmenas para facilitar la reproducción y prefieren la fecundación cruzada para que las frutas se desarrollen mejor y se obtengan buenas cosechas. El manzano silvestre crece a partir de semillas, mientras el cultivado corrientemente por injertos y sus frutos aparecen entre los primeros cinco años.

Beneficios

La fruta se come fresca sin pelar o en ensaladas, mermeladas, pasteles, salsas, sidra, vino y zumos; como dulce, en tarta o postres. Es beneficiosa para la salud humana pues contiene ácido fólico, calcio, polifenoles, potasio, vitaminas A, B y C, además de ser rica en fibra, permitiendo regular la función digestiva, reparar la flora intestinal, evitar el estreñimiento y la diarrea.

La pectina por su parte ayuda a disminuir los niveles de colesterol y azúcar en la sangre y es altamente antioxidante, ya que previene algunos tipos de cáncer, además y por la presencia del compuesto Phloterin en sus frutos se le atribuyen propiedades antibacterianas.

Se usa como remedio para dolores producidos por reumatismos; también para limpiar el hígado y la vesícula biliar. Se debe tener precaución con las semillas que son ligeramente tóxicas y pueden ocasionar alergias o daños a la salud si se consumen en exceso.

Cultivo manzano silvestre

El cultivo del manzano silvestre a pesar de no encontrarse amenazado, puede verse dañado por plagas o enfermedades incluso antes de madurar.

Los manzanos como la mayoría de los árboles frutales y los arbustos se cultivan mejor a pleno sol. La poda anual es otra forma de garantizar una fructificación y salud del árbol consistentes. Las manzanas en los manzanos silvestres pueden ser más pequeñas que las frutas en los árboles utilizados para uso humano.

Plagas

Sus flores u hojas suelen verse afectadas por el hongo de la costra de manzana y los frutos por el hongo de la podredumbre. La roña provoca manchas oscuras a hojas y frutos, pero aplicar en estos tratamientos fungicidas con cola de caballo o leche resulta ser muy efectivo.

El Chancro lesiona el tronco y las ramas. También los pulgones se valen del follaje y al plagar el árbol este disminuye su crecimiento. Otros organismos perjudiciales son el ácaro rojo europeo, arañuelo, cochinilla, escarabajo de bronce, gorgojo, insecto del capsid, orugas y polilla.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Árboles frutales

Mi nombres es Lurdes y entre una de mis grandes aficiones se encuentra la jardinería y todo lo que tenga que ver con la naturaleza, las plantas y las flores. En general, todo lo que tenga que ver con lo "verde".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.