Variedades de maracuyá

A día de hoy existen muchas variedades de maracuyá

Cada vez están más de moda las frutas exóticas, como por ejemplo el maracuyá. Este delicioso manjar originario de América del Sur no sólo está riquísimo, si no que tiene muchos beneficios para nuestra salud. A día de hoy existen muchas variedades de maracuyá que se cultivan en diferentes partes del mundo. Cada una de ellas tiene un aspecto y sabor que las diferencia de las demás. ¿Quieres conocer las más populares?

En este artículo hablaremos sobre las variedades de maracuyá mas comunes. Explicaremos brevemente cómo son y dónde se cultivan para hacernos una idea sobre estas deliciosas frutas. Así que no dudéis en seguir leyendo si queréis saber más sobre estos frutos tan exóticos.

¿Qué variedades de maracuyá existen?

El maracuyá también es conocido como fruta de la pasión

El maracuyá, también conocido como fruta de la pasión, es una fruta tropical muy popular por su sabor dulce y ligeramente ácido, así como por sus beneficios nutricionales. Éstos incluyen un alto contenido de antioxidantes, compuestos antiinflamatorios y propiedades relajantes y sedantes. Además, el maracuyá ayuda a mejorar la digestión, a fortalecer el sistema inmunológico y a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. También hay que destacar que esta fruta es muy rica en nutrientes y tiene un bajo aporte calórico, lo que la convierte en una buena aliada para bajar de peso.

El nombre científico de la planta es Passiflora y su género engloba a más de 400 especies diferentes. Cada una de las variedades de maracuyá cuentan con sus propias características, incluyendo el tamaño, el color y el sabor. A continuación hablaremos sobre algunas de las más populares a día de hoy.

Maracuyá Amarillo (Passiflora edulis flavicarpa)

El tipo de maracuyá más común es el amarillo. Se caracteriza por poseer una pulpa de color naranja intenso y una piel amarilla. Esta variedad puede llegar a pesar hasta noventa gramos. En cuanto al sabor, suele ser muy dulce. Generalmente se utiliza esta fruta para elaborar jugos, postres y mermeladas.

Entre las propiedades más destacables de la fruta de la pasión amarilla se encuentra su alto contenido de fibra soluble, como por ejemplo la pectina. Esta sustancia se encuentra en grandes cantidades en las paredes celulares del fruto y se usa como estabilizador y agente gelificante.

El maracuyá amarillo se adapta bien a climas cálidos y húmedos, por lo que se cultiva principalmente en regiones tropicales y subtropicales. Es una fruta muy versátil y puede crecer en diferentes tipos de suelos, siempre y cuando tengan buen drenaje y estén bien fertilizados. Este tipo de maracuyá es originario de Brasil, pero actualmente se cultiva en varios países de América Latina, África, Asia y Oceanía.

Maracuyá Morado (Passiflora edulis)

El maracuyá morado se utiliza para hacer jugos y ciertos postres

Otra de las variedades de maracuyá más populares es el morado. Destaca por poseer una piel de ese color y una pulpa blanca o amarilla pálida. En comparación con la fruta de la pasión amarilla, ésta es menos dulce. Por lo general se utiliza para hacer jugos y ciertos postres. Cuando los frutos están algo arrugados, significa que ya han perdido humedad. En consecuencia, ya son comestibles.

La fruta de la pasión morada es originaria de las regiones subtropicales de América del Sur, específicamente de los Andes peruanos y colombianos. Actualmente, se cultiva principalmente en países de América Latina, pero también se ha extendido su cultivo a otras regiones del mundo. Esta planta requiere climas cálidos y húmedos para su cultivo, y puede crecer en diferentes tipos de suelos si cuentan con un buen drenaje. Además, es una planta que necesita mucha luz y puede tolerar temperaturas altas. Por lo tanto, se adapta bien a las condiciones climáticas de las regiones tropicales y subtropicales.

Maracuyá Dulce (Passiflora ligularis)

También conocido como granadilla, es una variedad más pequeña y redonda u ovalada que el maracuyá amarillo. Su piel es amarilla, anaranjada o verde claro y su pulpa es muy dulce y gelatinosa, de color gris pálido. Hay que destacar que los sólidos principales de esta fruta son azúcares naturales que se encuentran disueltos en el jugo. Nada más ni nada menos que el 75% de los componentes de esta variedad son sacarosa, fructosa y glucosa.

La Passiflora ligularis prefiere climas frescos y húmedos, con temperaturas que oscilen entre los 15 y 24 grados centígrados. Puede crecer en diferentes tipos de suelo, pero tiene que estar bien drenado y contener muchos nutrientes. Por lo tanto, se cultiva principalmente en zonas montañosas de los Andes, pero también puede crecer en otras regiones con características climáticas similares. Esta variedad de maracuyá proviene de los Andes de Colombia, Ecuador y Perú. A día de hoy, los principales productores de esta fruta son países de América Latina, aunque también se puede encontrar en algunas regiones de Asia, África y Oceanía.

Maracuyá Gigante (Passiflora quadrangularis)

La granadilla real es la variedad más grande de maracuyá

Finalmente nos queda por destacar el maracuyá gigante, también conocido como granadilla real o badea. Como podemos deducir de su nombre, se trata de la variedad más grande de maracuyá. Puede llegar a medir hasta 26 centímetros de largo y alcanzar hasta un kilo de peso. La piel es de color verde y de tacto duro, con algunas protuberancias. En cuanto a la pulpa, esta es dulce y gelatinosa. Cuenta con un sabor ligeramente ácido. El uso principal que se le da a esta fruta es la elaboración de jugos. De este vegetal también se utilizan las hojas. Éstas se pueden utilizar como tranquilizante o sedante.

El Maracuyá Gigante es originario de América del Sur, específicamente de la región amazónica de Brasil, Colombia, Ecuador y Perú. Si bien es cierto que podemos encontrar esta variedad en algunas regiones de Asia, África y Oceanía, sus principales productores son países de Latinoamérica.

Este vegetal necesita climas cálidos y húmedos para poder desarrollares, preferiblemente con temperaturas que oscilen entre los 24 y 28 grados centígrados. A pesar de adaptarse bien a todo tipo de suelo, estos deben contar con un buen drenaje y ser ricos en materia orgánica. Por lo tanto no es de extrañar que se cultive sobre todo en regiones tropicales y subtropicales de América Latina, aunque también puede crecer en otras regiones con características climáticas similares.

Y a vosotros, ¿qué variedad de maracuyá os gusta más?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.