Maranta leuconeura: cuidados

Maranta leuconera: cuidados

Fuente imagen Maranta leuconera: cuidados: Floresyplantas

Dentro del género de las marantas, la maranta leuconera es una de las más conocidas y apreciadas por sus hojas con tonalidades verdes y rojas. Sus cuidados son muy sencillos, pero es cierto que se necesita conocer un poco a fondo cuáles son las necesidades a cubrir para evitar problemas mayores.

A continuación te descubrimos cuáles son los cuidados de la maranta leuconera y todo lo que debes saber para que esta planta de la oración crezca sana y rápido en tu hogar.

Cuidados de la maranta leuconera

maranta leuconeura en maceta

La maranta leuconera se caracteriza por crecer a lo ancho, y no a lo largo. Sus ramas no son lo suficientemente fuertes como para aguantar el peso de ahí que se venda como planta colgante o como planta rastrera. Por eso, está indicada en espacios pequeños.

Sus tallos son bastante largos y enraízan fácilmente, con lo que es lógico que, cuando la tengas, en poco tiempo pueda aumentar su tamaño.

Originaria de América central y sur, esta planta tiene unas hojas muy llamativas. En el envés serán completamente rojas mientras que, en el haz, son verdes claras completas con pinceladas de verde oscuro, amarillo o blanco y rojo en la zona de las venas de las hojas.

Algo que no muchos saben es que esta planta, llamada «planta de la oración» se mueve. Durante el día suele tener desplegadas las hojas pero, conforme va perdiendo luz, estas se pliegan como cuando juntamos las manos al orar. Lo mismo hace esta planta.

¿Y quieres saber sus cuidados? Pues presta atención.

Iluminación y temperatura

Vamos a empezar por lo primero. La ubicación de tu maranta leuconera. Debes saber que, en su hábitat natural, están en el suelo y rodeadas de una vegetación mucho más alta que ellas, lo que hace que apenas reciban la luz del sol. Y eso mismo es lo que le debes proporcionar tú. Colócala en una zona de semisombra, donde reciba algo de luz, pero tampoco demasiado.

Si lo que quieres es que el dibujo de las hojas se vea muy nítido, entonces lo mejor es que le dé un poco de luz, quizá a primera o última hora de la mañana, para que mantenga ese brillo.

En cuanto a su temperatura, debes tener en cuenta que el ideal es entre los 20 y 25 grados. ¿Quiere eso decir que no aguanta más? En realidad sí, puede aguantar más grados sin problema, siempre y cuando vigiles la humedad de la habitación (porque evitará que las hojas se le sequen y aparezcan quemadas).

Ahora bien, si la temperatura baja de los 5 grados la cosa cambia, y la planta sí podría sufrir bastante, así que hay que tenerlo en cuenta.

Sustrato

En caso de que tengas que trasplantarla, cosa que puedes hacer cuando veas que las raíces salen (como es una planta más horizontal que vertical puede que no tengas que trasplantarla tan rápido como otras).

La tierra a utilizar te recomendamos que sea muy ligera. Puedes usar una mezcla de sustrato, perlita y alguna tierra de orquídeas o leca para ayudar a que las raíces estén siempre bien aireadas, ya que esto es importante.

Riego

maranta leuconeura

Llegamos a uno de los cuidados de la maranta leuconera más importantes, y decisivo. Si te pasas, se muere, y si te quedas corto, también.

Para que te hagas una idea. Como es una planta que está más en interior que en exterior, el riego tanto en verano como en invierno no es tan abundante como en otras plantas. Puedes regarla una vez a la semana en verano y cada 10-15 días en verano.

En realidad, lo más importante y donde sí deberías centrar los esfuerzos es en la humedad. Necesita una gran humedad ambiental.

Para ello, puedes poner un plato con piedras o guijarros, uno con perlita y agua o bien un humidificador. De esta forma, le ayudarás a nutrirse de ese agua sin que necesite un riego constante (en invierno incluso podrías no tener que regar si le mantienes bien la humedad).

Abonado

Durante los meses de primavera y verano podría ser aconsejable un poco de abono para darle más fuerzas. Te recomendamos que sea abono líquido y que lo mezcles con el agua de riego.

Puedes ponerlo en el humidificador (o en el plato de agua) o bien colocarlo en el agua de riego. Ambas opciones están bien y pueden ser bastante efectivas.

Plagas y enfermedades

En general, podemos decir que de los cuidados de la maranta leuconera las plagas y enfermedades no son un problema demasiado importante. Pero sí es cierto que hay dos plagas que no debes obviar: la araña roja y la cochinilla. Si le atacan, puede verse afectada su salud.

En cuanto a las enfermedades, la mayoría de ellas tiene que ver con el riego. Esto producirá hongos que aparecerán en las hojas.

Multiplicación

La maranta leuconeura es tropical

Imagen – Wikimedia/Krzysztof Ziarnek, Kenraiz

¿Quieres reproducir tu maranta leuconera? Pues no es tan difícil como pudieras pensar en un primer momento, todo lo contrario.

La maranta leuconera se puede multiplicar de dos maneras diferentes:

  • Por esquejes. Consiste en cortar una rama de la planta, de unos 10 centímetros. Tienes que asegurarte de que tenga un nudo ya que será por ahí que saldrán las raíces. Solo tienes que ponerla en un bote o vaso con agua y esperar a que le salgan raíces (normalmente en unas 3 semanas ya lo conseguirás). Cuando estas sean abundantes puedes plantarlo y mantener la tierra húmeda y la temperatura cálida para que se adapte bien.
  • Por división. Es la más rápida, porque consiste simplemente en dividir la planta en varias partes. Eso sí, debes asegurarte que todas ellas tengan raíces suficientes y varios tallos para que pueda reproducirse bien.

Muchos lo que hacen es coger una parte de la planta y cuando está bien asentada plantarla en la misma maceta para darle más volumen.

Como ves, los cuidados de la maranta leuconera no son nada complicados, y a cambio es una planta muy agradecida y que te llamará muchísimo la atención cuando la tengas. Eso sí, no conviene que la coloques donde haya muchas plantas. Si bien es una forma de proporcionarle un ecosistema y una mejor humedad, se puede agobiar si hay muchas plantas a su alrededor, por lo que necesitará que le des su espacio. ¿Te animas a tener esta planta en casa?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.