Marihuana, siembra y cultivo

Hay determinadas plantas que, usadas en exceso, pueden causar delirios o paranoias, además de adicción, como el peyote o, nuestra protagonista, la marihuana. Probablemente sea una de las más conocidas en todo el mundo: ya sea para bien o para mal, de tanto en cuando sale en las noticias y/o revistas.ca

En este artículo vamos a ver cuáles son las características de esta planta, sus cuidados, así como las propiedades que tiene.

Características de la marihuana

Vista de la planta de marihuana

Esta es una planta herbácea anual cuyo nombre científico es Cannabis sativa, y sus nombres comunes son marihuana, cáñamo o cañamón, morisqueta, hierba, mota o shora. Crece de forma natural en las cordilleras del Himalaya, aunque hoy en día se la cultiva en las regiones templadas y cálidas de prácticamente todo el planeta. Tiene un ritmo de crecimiento bastante rápido, no en vano, tan sólo tiene unos pocos meses para germinar, crecer, florecer y fructificar.

Puede alcanzar una altura de un metro, pero si las condiciones son las adecuadas el ejemplar puede superar el metro y medio fácilmente. La planta tiene hojas compuestas, imparipinnadas, con más de cinco foliolos lanceolados cuyo margen es aserrado. Éstas brotan de los tallos, que van redondeándose a medida que engrosan.

Las flores aparecen agrupadas en inflorescencias cimosas. Hay flores masculinas, que son paniculiformes, muy ramificadas, y flores femeninas que tienen un cáliz tubular, membranoso y corto. Es, pues, una especie dioica: hay ejemplares masculinos y femeninos.

*¿Cómo se cultiva el cañamón?

Flores de la planta Cannabis sativa

Siembra (Cómo germinar semillas de marihuana)

Las semillas se tienen que sembrar en primavera, cuando el riesgo de heladas haya terminado. Para ello, recomendamos seguir este paso a paso:

  1. Lo primero que hay que hacer es preparar el semillero. Como tal se puede utilizar una maceta, una bandeja de semillero, envases de leche o vasos de yogur. Independientemente de lo que se escoja, hay que asegurarse de que tiene al menos un agujero para que el exceso de agua pueda salir.
  2. A continuación, se rellenará con sustrato de cultivo universal, para semilleros o incluso se puede encontrar uno preparado para esta planta en los viveros.
  3. Después, se colocarán las semillas dejando una distancia de al menos tres centímetros entre ellas para que pueda germinar y crecer bien durante sus primeros días.
  4. Luego, se cubren con un poco de sustrato -el suficiente para que no estén tan expuestas al sol-.
  5. Finalmente, se riega a consciencia y se coloca el semillero en el exterior, en una zona con luz solar directa.

Germinarán en 14-22 días.

Repicado y trasplante

Cuando las plantitas hayan alcanzado una altura de unos 10cm, será el momento de pasarlas a macetas individuales. ¿Cómo se hace eso? De la siguiente manera:

  1. Con cuidado, se extraerán las plantas del semillero. Si es necesario, se le dará un par de golpecitos al recipiente para que puedan salir más fácil.
  2. Ahora, con paciencia, hay que retirar aquellos ejemplares que estén creciendo de forma muy débil. Se distinguirán de los demás por tener una menor altura.
  3. Luego, se plantarán los ejemplares que queden en macetas de unos 20-25cm de diámetro con algún sustrato mencionado antes. Hay que asegurarse de que no queden ni muy por debajo ni muy por encima del borde del tiesto. Lo ideal es que queden unos 0’5cm más abajo, no más.
  4. Después, se riegan bien y se colocan en semisombra.

Cuando se le salgan raíces por los agujeros de drenaje se deben pasar a una maceta de unos 30-35cm siguiendo el paso 1, 3 y 4.

Mantenimiento

Detalle e las hojas de la planta de la Cannabis sativa

Para tener una planta de marihuana bien cuidada es importante proporcionarle los siguientes cuidados:

  • Ubicación: semisombra. Le tiene que dar un mínimo de cinco horas de luz directa, a ser posible por la mañana ya que los rayos solares no son tan intensos.
  • Riego: hay que mantener el sustrato húmedo pero no encharcado. Por lo general, se debe regar cada 2 o 3 días, pero siempre es mejor comprobar la humedad. Para tal fin se puede pesar la maceta una vez regada y de nuevo al cabo de unos días (la tierra húmeda pesa más que la seca, por lo que esta diferencia de peso puede servir como guía), o introduciendo un palo delgado de madera (si sale con mucha tierra adherida, no se regará ya que estará húmeda todavía).
  • Abonado: durante la temporada de crecimiento, esto es, en primavera y comienzos de verano, hay que abonarla con un abono rico en nitrógeno; sin embargo, durante la floración se abonará con un abono rico en potasio. Se deben de seguir las indicaciones especificadas en el envase. En los viveros y tiendas de jardinería se pueden encontrar abonos específicos para la marihuana.
  • Multiplicación: podemos obtener nuevas plantas sembrando sus semillas siguiendo los pasos explicados más arriba, o bien por esquejes de tallo, los cuales deben tener un nudo de más que es el que irá enterrado. De él surgirán nuevas raíces. Para que enraíce, se aconseja plantarlo en pastillas de turba, conocidas como Jiffy.
  • Poda:
    • Para conseguir nuevos tallos en la parte superior: cuando la planta es aún muy joven se quita las hojas más nuevas. También se puede hacer en los esquejes puestos a enraizar.
    • Para dejar dos ojos centrales: hay que cortar por encima de los dos tallos que se quieren dejar, después de donde salgan los nuevos tallos.
    • Para tener una planta baja y ancha: se corta por donde el tronco es más ancho, sellando la herida con pasta cicatrizante.
    • Para frenar el crecimiento y fortalecerla: tan sólo hay que doblar un poco los tallos cercanos al ojo, sin llegar a romperlos. Así, se formará un callo que les dará fuerzas.
  • Plagas:
    • Araña roja. Se adhiere al envés de las hojas, alimentándose de sus células. Con el tiempo, aparecen manchitas blancas. Se trata con un acaricida, o con aceite de neem.
    • Mosca blanca: es un pequeño insecto de 1,5mm volador de color blanco que se sitúa en el envés de las hojas, desde donde chupan la savia. Se puede tratar con jabón potásico o aceite de neem.
    • Trips: son unos insectos de apenas un centímetro muy similares a las tijeretas que se adhieren al envés de las hojas, debilitando la planta. Se pueden eliminar con aceite de neem, y colocando trampas adhesivas azules alrededor de la marihuana.
  • Enfermedades:
    • Botrytis; es un hongo conocido como como moho gris o podredumbre gris. Los síntomas son manchas marrones en los cogollos de la planta. Para evitar que la enfermedad empeore, hay que tratar la planta con fungicida.
    • Oidio: conocido también como ceniza o blanquilla es un hongo que afecta principalmente a las hojas, donde aparecen unas motas de polvo blanco en el haz. Este polvo puede ser quitado con facilidad pasando el dedo, pero para tratar la enfermedad hay que hacer tratamientos con fungicidas.

¿Dónde comprar semillas?

Semillas de marihuana

Las semillas de marihuana se pueden comprar de forma legal en las Grow Shop, tanto online como físicas. Poseerlas no es ningún delito (en España); eso sí, si eres de otro país antes de adquirirlas tienes que informarte para evitar problemas legales.

¿Para qué se usa la marihuana o cañamón?

Bueno, es cierto que todos, quien más quien menos, sabe cuál es el uso principal que se le da. Al tener propiedades psicoactivas durante siglos se ha consumido y se sigue consumiendo para tener ”viajes” psicodélicos. Ahora bien, no vamos a hablar de ellos, ya que los efectos secundarios pueden terminar arruinando la vida del consumidor, sino de su otro uso, el cual es mucho más interesante: el medicinal.

La marihuana tiene propiedades medicinales. De hecho, los primeros registros del uso medicinal de esta planta se remontan a la China del 2737 a. C. Ya entonces se usaba para calmar el dolor, la ansiedad y el nerviosismo. Pero no sólo eso: hoy en día se utiliza además para controlar los vómitos y las náuseas producidas la quimioterapia, para disminuir la presión intraocular, y para tratar enfermedades como el Parkinson o la esclerosis múltiple por sus propiedades antiespasmódicas.

Su uso medicinal está permitido en los siguientes países: Israel, Canadá, Alemania, Austria, Holanda, Finlandia, Portugal y España.

Efectos secundarios

Aquellas personas que tomen marihuana regularmente, sin ningún fin medicinal, puede experimentar cambios en el carácter, dependencia de la planta, así como problemas de aprendizaje y/o pérdida de memoria.

Hojas de la planta Cannabis sativa o marihuana

La marihuana puede ser muy útil, pero sólo se usa adecuadamente.

*Antes de empezar a cultivar, infórmate sobre si está permitido en tu país para no tener problemas legales. En el caso de España, se puede tener siempre y cuando esté en un lugar que no sea visible y seas socio de algún Club de social de Cannabis.

 

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Plantas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *