Melón chino: todo lo que debes saber sobre esta variedad

Melón chino

El verano es la época en la que la producción de melones es más abundante. Muchas fruterías y supermercados se llenan de esta fruta junto con la sandía. Pero lo que quizá no sepas es que hay varios tipos de melones. Uno de ellos es el melón chino, nombre que reciben dos o incluso tres tipos de melones.

Por eso, en esta ocasión, queremos hablarte de ellos para que conozcas cuáles son las características de cada uno de ellos y, cuando los veas en las tiendas, puedas distinguirlos de otros tipos de melones. ¿Empezamos?

¿A qué se le llama melón chino?

Melón chino

Por melón chino puedes encontrarte muchos tipos diferentes. Y es que después de hacer una búsqueda, y de estar investigando para poder hablarte de un solo tipo de melón, nos hemos dado cuenta que hay al menos tres que reciben este sobrenombre y realmente no sabemos bien a cuál se refiere el término «más original». Así que te hablamos de todos:

El melón chino «amarillo»

Empezamos por un melón que se caracteriza por tener una forma alargada y de un color muy intenso en amarillo, hasta el punto de que algunas veces le pueden decir melón golden. Su piel es bastante gruesa y rugosa, lo que hace que, al tacto, lo notes mucho, sobre todo las grietas e imperfecciones que se van formando en su piel. También recibe el nombre de Hami.

Este melón tiene una carne casi blanca, y muchísimas semillas en su interior. En cuanto a su sabor es bastante dulce.

El melón chino verde y naranja

Este es el que más dudas tenemos de que sea un «melón chino». Pero en muchos lugares lo encontramos con este nombre aunque también nosotros lo identificamos más con el melón japonés, o Arus. Como su denominación indica, es originario de Japón y se caracteriza por tener una piel no demasiado gruesa, pero de color gris o un verde pálido. A su vez, tiene muchísimas líneas en color blanco. Estéticamente, es como si vieras una mezcla entre el melón piel de sapo y el cantaloup, pero son totalmente diferentes, además de que este el patrón de líneas es mucho más marcado (es como si alguien hubiera escrito sobre él).

En cuanto a su pulpa, al abrirlo es posible que te sorprendas porque el interior de este es de color naranja, no blanco, ni amarillo ni crema. Naranja. Ese es el color que vas a encontrar dentro. Y ya te decimos que su sabor es muy, muy dulce.

El melón chino que sí puede ser el original

huerto de melones

Finalmente, hemos dejado el que consideramos como verdadero melón chino, originario de Corea a la India, y que, por supuesto, en China es donde más se producen. Este tiene una forma muy parecida al de piel de sapo, es decir, es bastante alargado (casi como una pelota de rugby o incluso más). Pero lo que llama la atención no es tanto su forma, sino el colorido y el patrón como se distribuye.

Verás, el melón es de color amarillo. Sin embargo, tiene franjas más o menos anchas en color blanco, lo que hace que no sea liso, sino que las partes blancas son ahondan en la piel del melón mientras que las amarillas sobresalen.

Con respecto a la pulpa del melón, esta es de forma clarita y, ojo, porque cuando lo pruebes te vas a dar cuenta de dos cosas: por un lado, que es bastante jugoso (mucho más que otros melones), y, segundo, que es crujiente.

Esto último no quiere decir que sea como si te comieras patatas o una manzana, pero casi. La pulpa no es tan blanda como en otras frutas de otra variedad, sino que notarás cómo cruje conforme le des un mordisco y lo mastiques. Pero no por ello queremos decir que esté duro (siempre que te lo comas ya maduro, claro).

Qué beneficios tiene el melón

fruta refrescante para el verano

Ahora que has conocido los tres tipos de melón a los que se les suele llamar melón chino, independiente del que sea, todos ellos tienen una serie de beneficios para tu salud. Y es que, en general, esta fruta de temporada es muy buena. ¿Por qué? Por lo siguiente:

Porque tiene agua en un 90% o más de su composición. Eso significa que apenas engorda y sí hidrata muchísimo. Además, para el verano es una de las frutas más refrescante que hay, razón por la que muchos la compran y la meten en agua con cubitos o en el frigorífico para que esté muy, muy fresca.

Porque apenas tiene grasas. Y las que tiene no son de las malas, sino de las buenas. De hecho, siempre se ha dicho que el melón tiene mucho azúcar y por eso es que no se debe consumir demasiado. Pero hay variedades, como estos de los que te hablamos, que tienen un nivel muy bajo de azúcar (no como el cantalupo).

Es bajo en calorías. Por eso puedes comer más cantidad de este que de otros alimentos. Y aunque te llena, no te hace sentir mal ni engordar en demasía.

Contiene muchos minerales, tales como el potasio, el magnesio o el fósforo. Cuenta también con vitaminas, predominando tanto la vitamina A como la C.

Todo esto de lo que te hemos hablado da lugar a mejoras en tu salud. Por ejemplo, conseguirás que tu piel esté más suave, brillante y sana por la cantidad de agua que le introduces al comer melón chino, pero también porque este tiene betacarotenos así como antioxidantes.

Otra ventaja es la posibilidad de olvidarte del estreñimiento, porque irás mucho mejor al baño gracias a la fibra que tiene la pulpa de la fruta. Eso sí, no es tanta como para solucionarte los problemas.

Finalmente, aumentará las defensas de tu cuerpo, previendo la anemia y sí nutriéndote de manera adecuada.

Por último, debes saber que el melón no solo es rico para las personas; las mascotas también pueden consumirlo si les gusta. Solo no te pases con la porción que se coma.

Ahora ya sabes un poco más sobre el melón chino. Y cuando veas alguno de estos en la frutería o en el supermercado sabrás lo que te puedes esperar de él. ¿Te animarías a probarlo? ¿Has probado ya alguno de ellos? Déjanos tu comentario o si sabes a ciencia cierta cuál es el verdadero melón chino.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.