Melón piel de sapo (Cucumis melo ‘Santa Claus’)

El melón piel de sapo es dulce

El melón piel de sapo es una fruta deliciosa, que nos ayuda a calmar la sed algo que sin duda se agradece durante el verano. Sin embargo, es interesante saber que aunque se considera una fruta propia de la estación más cálida del año, también se puede alargar su temporada hasta el otoño; y si el clima es suave o se dispone de invernadero climatizado, no es raro obtenerlo además en primavera.

Su cultivo no es complicado, pero requiere de algunos conocimientos para que no surjan problemas. Y es que es bastante vulnerable a los hongos, y si bien hay que regarlo a menudo, el exceso de riego perjudica a sus raíces.

Origen y características del melón piel de sapo

La planta de melón se siembra en primavera

Imagen – Wikimedia/Afrobrasileña

Nuestro protagonista es una planta cuyo nombre científico es Cucumus melo ‘Santa Claus’, por lo que, como no podía ser de otra manera, recibe los nombres de melón de Santa Claus o melón de Navidad, además de piel de sapo o melón piel de sapo. Su origen lo encontramos en España, donde se cultiva en unas 30.000 hectáreas alrededor del país, en especial en el sur de Madrid.

Las características son iguales a las de otras variedades, a saber: tiene porte rastrero, los tallos son blandos y pilosos, y las hojas son más o menos palmadas, de color verde. Sus flores son pequeñas, del alrededor de 1cm de diámetro, y de color amarillo.

El fruto es una baya de alrededor de 1kg de peso, que en el caso de la piel de sapo es elipsoidal, de color verde con manchas oscuras. La pulpa es de un verde mucho más claro, de sabor dulce pero bastante menos que el melón amarillo canario, y contiene semillas amarillentas de unos 0,5cm de largo.

¿Cómo es el cultivo del melón piel de sapo?

Para tener éxito en su cultivo, te recomendamos que tengas en cuenta lo siguiente:

Ubicación

Al igual que el resto de Cucumis, es una planta que necesita estar en el exterior, a pleno sol. Es importante que se deje una distancia de al menos 50cm como mínimo entre ejemplares para evitar que los tallos se enreden.

Tierra

  • Jardín: crecen en suelos alcalinos, profundos y fértiles.
  • Maceta: rellenar con sustrato para huerto urbano (en venta aquí). De todas formas, has de saber que para que pueda producir frutos de calidad es necesario que el recipiente sea lo más amplio y profundo que sea posible (de unos 60cm de diámetro por más o menos lo mismo de alto, por ejemplo).

Riego

Las flores del melón son amarillas

Imagen – Flickr/Dinesh Valke

El riego ha de ser frecuente, procurando que la tierra esté siempre húmeda pero no encharcada. Asimismo, se debe de evitar mojar las hojas, las flores y los frutos, ya que se pudren con facilidad; de hecho, por este motivo no se cultiva en bancales, si no que se prefiere hacer surcos al lado, o en el caso de tenerla en maceta, instalarle un sistema de riego por goteo casero o comprado.

Artículo relacionado:
Haz tu propio riego por goteo casero

Abonado

Durante toda la temporada es aconsejable abonar al melón piel de sapo con abonos orgánicos, como el compost o el guano por ejemplo. Tan solo ten presente que si lo tienes en maceta, es preferible utilizar abonos líquidos o, en su defecto, granulados siguiendo las indicaciones especificadas en el envase del producto.

Multiplicación

Se multiplica por semillas, normalmente en primavera pero, como decíamos al principio, se puede en cualquier época del año si se dispone de un invernadero. El paso a paso a seguir es el siguiente:

  1. Primero, se rellena una bandeja de semillero (en venta aquí) y se riega a consciencia.
  2. Luego, se colocan un máximo de dos semillas en cada alvéolo y se cubren con una fina capa de sustrato.
  3. A continuación, se puede pulverizar un poco con fungicida en spray que NO contenga azufre (es sensible a él) para evitar la aparición de hongos, los cuales podrían dañar las semillas.
  4. Por último, se pone el semillero en el interior de una bandeja normal -sin agujeros- y se coloca todo en el exterior, a pleno sol.

Rellena la bandeja que tiene debajo con agua para regar de manera seguida, pero evita que el sustrato se encharque. Por lo general, con unos 2 centímetros de agua cada vez será suficiente.

Poda

Es conveniente podarlo una vez al mes con el fin de controlar su crecimiento. Para ello lo que se hace es dejar crecer 4-5 hojas verdaderas y quitarles luego 2-3. Cuando broten tallos laterales, hay que dejar que crezcan 5-6 hojas y luego quitarles 3-4.

Tienes más información aquí:

Artículo relacionado:
¿Cómo es la poda del melón?

Enfermedades

Es muy sensible a los hongos, especialmente al oídio, el cual se manifiesta por la aparición de una o varias manchas blanquecinas o grisáceas en la superficie de las hojas que se van agrandando. Al final, esas hojas se secan y mueren.

Para prevenirlos hay que abonar de vez en cuando, pues así se consigue fortalecer el sistema inmunitario de la planta. Pero si ya hay síntomas es mejor arrancar esas hojas afectadas, y tratar con fungicida sistémico sin azufre.

Recolección

Se recolecta cuando haya alcanzado el tamaño definitivo (30cm de largo por 15cm de alto más o menos) y tenga el color característico del melón piel de sapo, en principio en unos 110 a 200 días tras la siembra.

Valor nutricional del piel de sapo

El melón piel de sapo es una planta

Imagen – Flickr/Arthur Chapman

El melón piel de sapo sirve como postre ligero y refrescante, pero además su valor nutricional es bastante interesante. Por 100g, es el siguiente:

  • Calorías: 55
  • Sodio: 15mg
  • Hidratos de carbono: 14g
  • Fibra: 1g
  • Glucosa: 7g
  • Proteínas: 1g
  • Vitaminas:
    • A: 17%
    • C: 52%

Conservación

Al tener la piel dura, es uno de los que más y mejor se conservan. Antes de servirlo, se puede tener uno o dos días a temperatura ambiente, pero una vez cortado hay que tenerlo en la nevera donde podrá permanecer hasta seis semanas.

Que tengas una buena siembra 🙂 .

¿Sabes cómo regar las plantas durante el verano?
Apunta nuestros consejos y trucos para poder disfrutar de una estación llena de vida y color
Riego de las plantas durante el verano

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.