Melón (Cucumis melo)

Vista de la planta de melón

Imagen – Wikimedia/The Photographer

El melón es una de las frutas más apreciadas del verano, pero… ¿sabías que hay ciertas variedades que se cosechan en primavera? Incluso si tienes un invernadero puedes alargar aún más la temporada, y disfrutar de su sabor en invierno también.

La verdad es que yo, que soy una persona a la que no le gusta demasiado comer postre, disfruto con el sabor dulzón del fruto que produce el Cucumis melo, sobretodo si se ha cultivado siguiendo las normas de la agricultura ecológica, que son en las que se basa este artículo 🙂 .

Origen y características

Las flores del melón son amarillas

Imagen – Wikimedia/David J. Stang

La planta que produce el melón es una herbácea monoica originaria del sur de Asia que desarrolla tallos rastreros, de los que brotan hojas palmadas, simples, bastante grandes de unos diez centímetros de ancho por más o menos o lo mismo de largo, de color verde.

Aproximadamente dos meses después de la siembra sus flores amarillas brotan, pero para que se polinicen bien y todas es muy recomendable -aunque no obligatorio- que tenga cerca otros ejemplares de Cucumis melo, que es el nombre científico del melón. Este es un fruto llamado baya pepónide cuyo peso oscila entre los 400 gramos y los 20 kilos, o más.

El color de la epidermis y de la pulpa o ”carne” varía mucho dependiendo de la variedad. La primera puede ser blanca, verdosa o amarilla, y la pulpa, siempre aromática, de color amarillo, verde, rosado o tonos intermedios. En su interior encontramos semillas de unos 3mm, de forma esférica y oblonga.

Se clasifica en dos grandes familias:

  • Los melones de verano, que son muy aromáticos y tienen un corteza rugosa.
  • Los melones de invierno, que son menos aromáticos y tienen una corteza lisa o arrugada.

Variedades

Imagen – Wikimedia/ Piotr Kuczyński

Hay diversas variedades, como por ejemplo:

  • Amarillo: tiene la cáscara amarillo-verdosa (más amarilla que verde), y la pulpa muy amarillenta. Es uno de los más pequeños, pesando alrededor de 1kg, y su sabor es muy, muy dulce, algo que los amantes de este sabor pueden llegar a adorar 😉 .
  • Cantalupo: tiene la pulpa naranja, pesa algo más de 1kg y su sabor es dulce, pero no tanto como el amarillo.
  • Galia: tiene la pulpa blanca, no muy consistente, y pesa entre 1 y 2kg.
  • Piel de sapo: la corteza es fina, verde. No tiene un aroma muy intenso, pero su sabor es dulzón, muy agradable. Pesa unos 2kg.
  • Rochet: es de piel liga, verde, y de gran sabor, dulce por supuesto.

¿Cómo se cultiva el melón?

El melón se suele cultivar en el huerto

Imagen – Wikimedia/Afrobrasileño

¿Te gustaría probar el auténtico sabor del melón? Entonces te recomendamos cultivarlo tú mismo en tu huerto o patio siguiendo estos consejos:

Ubicación

¿Dónde cultivarlo? Bueno, depende de la estación del año en la que nos encontremos. Si es primavera o verano, tendrá que estar en el exterior, a pleno sol; en cambio, si es otoño o invierno, su lugar ideal será un invernadero expuesto al astro rey. En el caso de vivir en una zona con heladas, dicho invernadero tendrá que tener calefacción pues de lo contrario no crecerá.

Tierra

De nuevo, depende 🙂 :

  • Suelo (de huerto): ha de ser fértil, con buen drenaje. En tierras pobres puede producir bastantes hojas, pero pocos frutos.
  • Sustrato (para macetas, neumáticos viejos, etc.): es muy aconsejable el uso de sustrato para huerto urbano que venden por ejemplo aquí, ya que contiene todos los nutrientes que necesita.

Riego

Esta especie requiere gran cantidad de agua para poder crecer y fructificar. Hay que tener presente que el melón es prácticamente todo agua, y ese líquido lo obtiene de la lluvia pero también de los riegos. Por este motivo, y para aprovechar mejor este bien que en muchas partes del mundo es escaso, lo que se hace es instalar un sistema de riego por goteo.

En caso de cultivarla en maceta, otra opción que va muy bien es ponerle un plato debajo de la misma. Así, como el agua que sobra se queda en el plato, sus raíces tienen la posibilidad de absorberla.

De todas formas, es muy importante no regar en exceso. No es una planta acuática, y el encharcamiento le es muy perjudicial. Por eso, durante el verano sí que habremos de regar muy a menudo, incluso a diario en según qué zonas como el mediterráneo, pero en invierno con dos riegos a la semana puede tener más que suficiente.

Abonado

El abono guano en polvo es muy bueno para el árbol de farolillos

Guano en polvo.

Durante toda la temporada hay que abonar al melón para que crezca sano y fuerte, y sobretodo, para qué de muchos frutos. ¿Con qué abonos? Con los orgánicos. Guano, compost, mantillo, estiércol…

Si tienes tu planta en el huerto y eres de los que solía tirar las cáscaras de huevo y de plátano, así como los restos de verduras a la basura, deja de hacerlo y échaselos al melón 😉 . En caso contrario, usa abonos líquidos, como este.

Multiplicación

El Cucumis melo se multiplica por semillas, normalmente en primavera pero se puede en otoño si se dispone de invernadero. El paso a paso a seguir es el siguiente:

  1. Primero, hay que rellenar una bandeja de semillero (en venta aquí) con sustrato para huerto urbano.
  2. Luego, se riega a consciencia.
  3. Después, se siembra un máximo de dos semillas en cada alvéolo, y se cubren con una fina capa de sustrato.
  4. A continuación, se vuelve a regar, esta vez con un pulverizador, y se introduce el semillero en el interior de una bandeja algo más grande y sin agujeros.
  5. Por último, se coloca en el exterior, al sol directo.

Manteniendo el sustrato siempre húmedo, germinarán al cabo de unas dos semanas. Cuando veamos que se les salen raíces por los agujeros de drenaje, será el momento de trasplantar los plantines a macetas mayores o al huerto.

Recolección

El fruto del melón tiene un sabor dulce

Imagen – Wikimedia/Forest & Kim Starr

El melón se recolecta aproximadamente a los 4 o 5 meses de la siembra, dependiendo de la variedad. Hay que hacerlo cuando sepamos cierto que está maduro, es decir, cuando al tocarlo notemos que está firme, y cuando haya adquirido los colores propios de su variedad.

Plagas y enfermedades

Es muy resistente a las plagas; sin embargo, puede verse atacado por el oídio. Esta es una enfermedad fúngica -transmitida por hongos- que causa la aparición de un moho o polvo blanquecino en hojas y tallos jóvenes.

Se combate con fungicidas que NO contengan azufre, pues podría verse perjudicado. Puede usarse por ejemplo el cobre, que es natural y muy eficaz. Lo tienes a la venta aquí.

Poda del melón

Para podarlo se hace lo siguiente:

  1. Se deja crecer 4-5 hojas adultas, y se despunta el tallo principal por encima de la segunda o tercera.
  2. De las axilas de las hojas restantes saldrán tallos que al tener 5 o 6 hojas, se cortarán por encima de la tercera.
  3. Los tallos terciarios se aconseja podarlos cuando tengan 5 hojas, cortando por encima de la tercera o cuarta.

Del resto de tallos saldrán de nuevos que serán fructíferos. Estos pueden podarse por encima de la segunda hoja más arriba del fruto, pero es opcional.

¿Cuáles son los usos del melón?

Culinarios

Se usa como planta comestible. Su fruto es muy usado como postre, pero también se hacen sopas, gazpachos, batidos, y hasta helados.

Su valor nutricional por cada 100 gramos es el siguiente:

  • Azúcares: 7,89g
  • Fibra: 0,90g
  • Grasas: 0,19g
  • Proteínas: 0,84g
  • Vitamina B1: 0,041mg
  • Vitamina B2: 0,019mg
  • Vitamina B3: 0,734mg
  • Vitamina B5: 0,105mg
  • Vitamina B6: 0,072mg
  • Vitamina C: 36,7mg
  • Vitamina E: 0,05mg
  • Vitamina K: 0,002μg
  • Calcio: 9mg
  • Hierro: 0,21mg
  • Fósforo: 15mg
  • Potasio: 267mg
  • Sodio: 16mg

Medicinales

El melón es un fruto que tiene propiedades diuréticas, respirativas, eupépticas, demulcentes y nutritivas. Además, sus raíces y la cáscara tienen un efecto emético (que provocan el vómito).

¿Dónde comprar?

Podemos comprar tanto semillas como plantones en viveros y tiendas de jardinería, pero también aquí:

Y con esto terminamos. Esperamos que hayas aprendido mucho sobre este delicioso fruto 🙂 .

¿Sabes cómo regar las plantas durante el verano?
Apunta nuestros consejos y trucos para poder disfrutar de una estación llena de vida y color
Riego de las plantas durante el verano

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.