Metasecuoya (Metasequoia glyptostroboides)

Vista de la Metasequoia

Imagen – Flickr/Kristine Paulus

La Metasequoia glyptostroboides es una conífera muy alta, ideal para jardines grandes donde pueda desarrollarse con total libertad, consiguiendo así que el espectador pueda contemplarla en todo su esplendor.

Su mantenimiento no es muy complicado, aunque hay que tener en cuenta que le gustan los climas templados, incluso algo frescos.

Origen y características

Metasequoia adulta

Se trata de una conífera de rápido crecimiento conocida popularmente como metasecuoya o metasecoya. Originaria de las provincias chinas de Sichuan y Hubei, puede alcanzar una altura de unos 50 metros, con un diámetro de tronco de hasta 2m.

Las hojas son caducas, de color verde brillante excepto en otoño que se vuelven rojo-marronáceas antes de caer. Los conos son de globosos a ovoides, y miden de 15 a 25mm de diámetro. Estos se disponen en pares opuestos, y maduran a los 8 o 9 meses tras la polinización.

¿Cuáles son sus cuidados?

Si quieres tener un ejemplar de Metasequoia glyptostroboides, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

  • Ubicación: ha de estar en el exterior, a pleno sol o en semisombra.
  • Tierra:
    • Jardín: el suelo ha de ser fértil, con buen drenaje y ligeramente ácido.
    • Maceta: usa sustrato para plantas ácidas (en venta aquí), aunque ten presente que no es un árbol que puedas cultivar en recipiente durante toda su vida.
  • Riego: moderado. Hay que regar unas 4 o 5 veces por semana en verano, y unas 2 veces por semana el resto del año.
  • Abonado: en primavera y verano, con abonos ecológicos.
  • Multiplicación: por semillas en invierno, pues necesitan pasar frío antes de germinar.
  • Época de plantación: en primavera.
  • Rusticidad: resiste hasta los -18ºC.

Curiosidades

La Metasequoia se vuelve marrón en otoño

Imagen – Flickr/anro0002

Para terminar, déjame decirte algo. Esta conífera es un árbol considerado como fósil viviente. ¿Por qué? Porque se han encontrado fósiles que demuestran que hace unos 55-56 millones de años, durante el máximo termal del Paleoceno-Eoceno, ya existía. De hecho, el género Metasequoia tenía hasta 20 especies (y no solo una como en la actualidad, que es la que te hemos presentado aquí) que vivían en todo el Hemisferio Norte.

¿Qué te ha parecido la Metasequoia glyptostroboides?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.