Mitos y verdades sobre el cultivo de plantas

Lirios lilas en un jardín

Si bien cada vez son más las personas que saben que sin las plantas no podríamos existir, la realidad es que todavía hoy parece que hay quien no se termina de fiar mucho de ellas.

Y es que, aún en el siglo XXI, hay varios mitos y verdades sobre el cultivo de plantas que nos hacen ver que, ciertamente, no las conocemos todavía lo suficiente. ¿Quieres saber cuáles son?

Sin plantas no habría lluvia

Flor con agua

Esto es un hecho. Las plantas, no sólo emiten a la atmósfera vapor de agua, el cual termina condensándose hasta formar las nubes que reflejan gran parte de la calor del sol devuelta al espacio, sino que además, en sus hojas hay miles de millones de bacterias (llamadas aerobacterias) que pueden ascender también al cielo gracias al viento y que son capaces de hacer que el agua se precipite.

Es mejor usar productos sintéticos (químicos) que naturales

Abono químico para plantas

Depende. Las plantas no necesitan los productos sintéticos, sino que nosotros los necesitamos a ellos para qu conseguir rápido un resultado (eliminación de plagas, crecimiento más rápido, una mayor producción de frutos, o lo que sea). Un abuso de estos productos debilitará las plantas, pudiendo hacer que incluso las perdamos. Para evitarlo, debemos de leer siempre las etiquetas y seguir las indicaciones que vengan especificadas en el envase.

Es imprescindible estudiar un curso para aprender jardinería

Jardín con plantas bajas

No. Un no rotundo. En el mundo en el que vivimos nos han repetido hasta la saciedad que sin un curso no puedes hacer nada, no puedes ser nadie. Pero la jardinería es un arte que se lleva practicando desde hace siglos. Las plantas no entienden de nombres científicos, sino de los cuidados que reciben, y eso no se aprende en ninguna escuela. ¿Por qué? Porque al final te das cuenta de cada ejemplar tiene sus propias necesidades, cada uno de ellos es un mundo aparte que hay que conocer y cuidar.

Por supuesto, gracias a los cursos se puede aprender mucho, además de que nos permitirán tener un trabajo cualificado y que nos guste, pero será la experiencia y, sobretodo, el amor por la afición, que diferencie a un buen jardinero de otro que no lo sea tanto.

Cualquier planta crece bien en cualquier lugar

Joven aguacate en maceta

No es algo que se diga, pero a veces parece que se piensa, lo cual es un error muy grande. Cada planta tiene, como decíamos antes, sus necesidades. Algunas resisten bien las heladas, pero hay otras que son de climas cálidos. Si queremos tener un jardín o un balcón bonito, tenemos que elegir bien aquellas plantas que se adaptan a las condiciones que haya en nuestra zona.

Los mono-cultivos son más rentables

Abeja polinizando una flor

Puede que el primer año sí, pero a partir del segundo la situación seguramente cambie. Los mono-cultivos eliminan la aportación de nutrientes de la diversidad de especies, tanto de plantas como de animales e insectos. Si queremos tener una mayor cantidad de frutos o que estas plantas nos sirvan para algo, debemos de incluir otras, como las leguminosas que aportan nitrógeno, o de algunas que tengan flores vistosas que atraigan a las abejas, como por ejemplo las margaritas.

Si se plantan árboles, se previene la erosión del suelo

Prunus dulcis, el nombre científico del almendro.

Sí, sin duda. Árboles y cualquier tipo de planta. Si vivimos en una zona donde apenas llueve y además hay una fuerte insolación, es muy importante adquirir especies que sean resistentes a estas condiciones que nos permitan tener un jardín precioso. ¿Ejemplos? Hay bastantes: algarrobos, granados, higueras, almendros, gramíneas, etc.

¿Conoces otros mitos y verdades sobre las plantas?

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *