¿Es posible cultivar moringa en España?

La moringa en España es una planta exigente

Imagen – Flickr/Scott Zona

La moringa es un árbol de rápido crecimiento, que tiene unas flores preciosas además de numerosos usos. Por eso, es normal preguntarse si se puede o no cultivar en el país en el que vivimos, ya que ¿quién no quisiera tener una en su jardín? Pero antes de decidir si compramos semillas o plantas, tenemos que ver si realmente podría vivir una moringa en España.

Por suerte, este es un país en el que el clima es templado, y solo se registran heladas importantes en el norte peninsular. Así que te adelanto que no es muy difícil tener un ejemplar, pero tampoco es fácil.

¿Qué necesita la moringa para vivir bien?

Vamos a empezar hablando de las necesidades básicas de la moringa; es decir, de aquello que necesita para vivir bien y ser por lo tanto una planta de fácil cultivo. Y es que se trata de un árbol caducifolio, que alcanza los 12 metros de altura, originario del este de la India, en concreto de las estribaciones del Himalaya, en Uttar Pradesh.

Clima

Climograma de la capital de Uttar Pradesh, donde vive la moringa

Climograma de Vanarasi, capital de Uttar Pradesh (India).

El clima es tropical seco. Las lluvias son monzónicas y se dan entre los meses de junio y septiembre, pero el resto del año llueve poco. Asimismo, las temperaturas medias se mantienen entre los 8ºC y los 38ºC, mientras que las extremas son de 3ºC de mínima en enero y de hasta 45ºC en mayo-junio.

Por consiguiente, nuestra protagonista recibe agua en abundancia durante el monzón, pero poca el resto del tiempo. Cuando empieza a refrescar, en noviembre/diciembre, pierde sus hojas y no las vuelve a tener hasta febrero/marzo.

Suelo

La moringa no es una planta excesivamente exigente. Crece en suelos pobres sin problemas, aunque también puede hacerlo en los fértiles. Sin embargo, no se ha de tener nunca en una tierra que drena mal el agua. Si se planta en un suelo muy pesado y compacto, va a tener dos problemas:

  • las raíces no podrán respirar con normalidad, ya que el aire apenas podrá circular bien entre los granos que forman el suelo;
  • al llover o regar, el suelo permanecerá húmedo mucho más tiempo, por lo que la planta podría morir ahogada.

Y por si no fuera suficiente, puede ser necesario echar más agua de la que echaríamos si el suelo fuese ligero para que esta llegue bien a las raíces. Por lo tanto, si la tierra que tenemos no es la adecuada, la mejoraremos instalando algún sistema de drenaje, o haciendo un agujero de plantación de más o menos 1 metro de profundidad por 50 centímetros de ancho. Una vez lo tengamos, lo rellenaremos con una capa de 40 centímetros de greda volcánica que puedes comprar aquí, perlita o similares, y luego con tierra de cultivo universal mezclada con perlita a partes iguales.

Espacio para crecer

La moringa es un árbol que vive en un lugar tropical

Imagen – Wikimedia/Dinesh Valke

Si bien se puede cultivar en maceta siempre que se vaya podando, lo más recomendable es plantarla en el suelo lo antes posible para que pueda desarrollarse bien y convertirse en un magnífico árbol. Pero, ¿cuánto espacio necesita? Hablemos primero de las raíces de la moringa. Estas son muy largas; de hecho pueden llegar a medir hasta 30 metros.

Le sirven para mantenerse sujeta al suelo, pero también hidratada, ya que son las encargadas de ir en busca de humedad. Además, son pivotantes, por lo que tienen tendencia a crecer hacia abajo, excepto las raicillas secundarias que lo hacen en sentido horizontal.

Otra cosa que debemos tener en cuenta es el ancho que ocupa su copa una vez que termina de crecer; de este modo, sabremos a qué distancia de la pared o de una planta tenemos que plantarla. Por esto, es importante que sepas que su copa parece un paraguas abierto; es decir, tiene la base ancha, pero se va estrechando a medida que gana altura. Dicha base puede llegar a medir unos 4 metros, siempre que crezca como ejemplar aislado.

Por cierto, es un árbol de muy rápido crecimiento cuando el clima acompaña, que incluso puede florecer durante el primer año. Lamentablemente, en regiones tropicales y subtropicales su esperanza de vida es corta, de unos 20 años. Cuando el clima es templado, su crecimiento se ralentiza y, por lo tanto, puede vivir más si se protege de las heladas.

¿Puede cultivarse en España?

La moringa es difícil en España

Imagen – Wikimedia/Micha089

Y ahora vamos a ver si es posible o no cultivarse una Moringa en España. De entrada, ya te digo que si vives en un lugar donde hay heladas y dispones de un invernadero con calefacción sí es posible, pero si quieres tenerla en el exterior… la cosa se complica. De hecho, solo podrás tenerla si se reúnen estas condiciones:

  • Las temperaturas se mantienen entre los 3ºC y los 45ºC. O, al menos, los inviernos son suaves y los veranos muy cálidos.
  • Durante los días fríos, la temperatura máxima supera los 10ºC.
  • Hay una o dos estaciones en las que llueve poco, y otras dos en las que llueve con frecuencia.
  • El suelo es profundo y tiene buen drenaje.

Esto significa que puede crecer en buena parte de las Islas Canarias (excepto en los picos altos), así como en sitios resguardados en el litoral mediterráneo. Por ejemplo, donde vivo, en el extremo sur de la isla de Mallorca, es posible tenerla si se planta -con 1 o 2 metros de altura- en una zona protegida del viento. La temperatura más baja que tenemos es de -1,5ºC, pero si no le da el aire frío puede aguantar. Y lo mismo ocurriría en algunos puntos de la Comunidad Valenciana y Murcia.

Pero insisto, la moringa no resiste las heladas. Si en tu zona las hay, lo mejor es tenerla en interior hasta que regrese la primavera. Una vez que mida unos 2 metros, podrás dejarla fuera en una zona resguardada si las heladas son muy, muy suaves y de corta duración.

Espero que te haya servido de ayuda.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.