Moringa (Moringa oleifera)

La Moringa oleifera tiene las hojas compuestas

Imagen – Wikimedia/Hari Prasad Nadig

¿Conoces el árbol moringa? Es uno de los que tienen más usos; de hecho, tanto te sirve para embellecer un jardín como para purificar el agua. Además, es interesante como planta medicinal, y ¡crece muy rápido!

Lo tiene todo para ser un árbol de lo más interesante. Pero, si queremos disfrutarlo, es importante que sepamos primero cómo es, y después qué es lo que necesita para crecer. Así, podremos plantarlo en el lugar adecuado y conseguir que esté bien.

¿Qué es la moringa?

La moringa es un árbol caducifolio

Imagen – Wikimedia/Dinesh Valke

La moringa, cuyo nombre científico es Moringa oleifera, es un árbol caducifolio conocido también como ben. Es originario de la India, y puede llegar a los 12 metros de altura en pocos años. De hecho, cuando el clima le es favorable y tiene todo lo que necesita, es posible que crezca a un ritmo de 1 metro por año.

Sus ramas son colgantes y de ellas brotan hojas tripinnadas de color verde que pueden medir 30-60 centímetros de largo. Sus folíolos o pinnas son pequeños, de más o menos 1 centímetro de largo por 0,5 centímetros de ancho.

Florece pronto, ya el primer año de vida. Las flores se agrupan en inflorescencias y son generalmente blancas, o de color crema. Además, no solo son muy numerosas, sino que huelen muy bien. Los frutos son vainas marrones, con forma triangular, y con una longitud de hasta 1 metro. En su interior hay entre 15-20 semillas de color marrón oscuro.

El inconveniente que tiene este árbol medicinal es que su esperanza de vida es corta, de unos 20 años. Esta es una característica que comparte con todos los árboles que crecen muy rápido y que florecen a muy temprana edad, como la Melia azedarach que también puede crecer 1 metro al año y que produce sus primeras flores con 2 años. Aunque eso no tiene por qué preocuparnos en exceso, ya que las semillas germinan con facilidad.

¿Para qué sirve la moringa?

La Moringa oleifera es una planta que tiene varios usos, los cuales son:

  • Comestible: hojas, flores y frutos se consumen por ejemplo en guisos o sopas. Las raíces se pueden comer si de zanahorias se tratase, en ensaladas, caldos, etc. Además, el aceite que se extrae de las semillas es ideal para aliñar distintos platos.
  • Fungicida: las hojas tienen propiedades fungicidas, es decir, que son útiles para controlar los hongos; en concreto, se usan para tratar los que atacan a las raíces.
  • Es medicinal: puede ayudar a tener una mejor salud.
  • Forraje: las hojas sirven como alimento para una gran cantidad de animales: vacas, cerdos, ovejas.
  • Purificar el agua: los frutos y semillas son eficaces en la mejora de calidad del agua, eliminando la turbidez.

¿Cuáles son sus propiedades y beneficios?

La moringa cuenta con varias propiedades que son muy interesantes para la salud humana. Son las siguientes:

  • Mejora el sistema inmune
  • Tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias
  • Es diurética
  • Regula la presión arterial
  • Fortalece el corazón
  • Es hidratante
  • Podría aliviar los dolores provocados por la artritis

Cuidados de la moringa

La moringa tiene flores blancas

Imagen – Wikimedia/Muhammad Mahdi Karim

Si quieres tener una Moringa oleifera en tu hogar es necesario que sepas todo sobre su mantenimiento:

Ubicación

Es una planta que se ha de cultivar en un sitio donde le dé el sol directamente. Así, podrá crecer a buen ritmo. Pero es importante que sepas que, aunque se puede plantar en maceta y tenerlo ahí durante unos años, solo alcanzará su velocidad máxima de crecimiento si se tiene en el suelo.

Tierra

  • Jardín: la moringa necesita suelos ligeros, que drenen bien el agua. En aquellos que son muy pesados, como por ejemplo los que tienen un gran porcentaje de arcilla, su desarrollo es más lento pues las raíces no están lo suficientemente aireadas. Por ello, si el suelo de tu jardín es muy compacto, es mejor que caves un hoyo de plantación de 1 x 1 metro, y lo rellenes con una mezcla de sustrato universal (en venta aquí) con perlita (en venta aquí), a partes iguales.
  • Maceta: si vas a plantar la moringa en una maceta, has de rellenar esta con un sustrato de cultivo universal que lleve perlita, o hacer tú la mezcla, poniendo un 60% de sustrato universal y un 40% de perlita.

Riego

Es un árbol que resiste la sequía, y al que no le gusta el exceso de agua en las raíces. Por eso, se debe regar unas dos veces a la semana durante la temporada veraniega. Si se produce una ola de calor muy fuerte y ves que la tierra se seca muy rápido, entonces riega algo más.

Durante el resto del año se han de espaciar más los riegos. Hay que darle tiempo a la tierra a secarse, y eso en primavera, pero sobre todo en otoño e invierno significa esperar varios días, puede que alguna semana, a volver a regar.

Si tienes dudas, viene muy bien utilizar un medidor de humedad (como este). Lo clavas y automáticamente muestra qué grado de humedad tiene la tierra, y en base a esta información podrás saber si echarle agua o no.

Abonado

Se recomienda abonar mientras esté creciendo, es decir, mientras las temperaturas se mantengan altas, por encima de los 18ºC. Dado que hablamos de una planta apta para consumo humano, se ha de optar por productos de origen orgánico, como por ejemplo el estiércol de animales herbívoros, el guano o el abono de algas.

Multiplicación

Las semillas de moringa germinan rápido

Imagen – Wikimedia/Lionel Allorge

La moringa se multiplica por semillas, y a veces, por esquejes. La época es en primavera, y los pasos a seguir son:

Semillas

  1. Se llenará una maceta con tierra para plantas, si bien aconsejamos usar una específica para semilleros.
  2. Luego, se regará bien, a consciencia. El agua ha de salir por los agujeros del semillero.
  3. A continuación, se coloca una semilla, o dos como máximo, en la maceta. Han de estar separadas entre sí.
  4. Después, échales un poco de cobre en polvo. De esta manera, los hongos no las atacarán.
  5. Por último, cúbrelas con tierra, y deja la maceta en un lugar soleado.

Tienes que regar de vez en cuando, cada vez que veas que la tierra se seca. Las primeras brotarán en una o dos semanas, aunque puede tardar 1 mes.

Esquejes

Para propagarla por esquejes, has de cortar una rama de 30-40 centímetros de largo e impregna la base con hormonas de enraizamiento. Después, has de plantarlo (ojo: no clavarlo) en una maceta con fibra de coco que habrás regado previamente.

Luego solo tienes que dejarla en semisombra, y regar cuando veas que la tierra se está secando. Enraizará en unas 2-3 semanas.

Rusticidad

¿La Moringa oleifera resiste las heladas? Bueno, yo te puedo decir que sí, pero solo si es medianamente adulta (es decir, si mide unos 2 metros o más) y si está en una zona muy resguardada. Además, esas heladas tienen que ser débiles, de hasta los 2 grados bajo cero, y de muy corta duración.

Por otro lado, tienes que saber que si es una planta joven, de un año, es mejor que la protejas en un invernadero, o en una habitación con luz (natural).

¿Dónde comprar?

Compra semillas desde aquí mismo y cultiva tu propia moringa:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.