Mosca negra del sustrato

La mosca negra afecta a los cultivos

Imagen – Flickr/Katja Schulz

Las plantas hacen todo lo que pueden para resistir a los insectos que alcanzan la dimensión de plaga, y por supuesto también para que los hongos, bacterias y virus no consigan llegar hasta el interior de sus vasos (de los cuales se podría decir que son bastante similares a nuestras venas). Pero, lamentablemente, no siempre lo consiguen. De hecho, sobre todo en cultivos en macetas, es habitual que se tengan que enfrentar a la mosca negra.

Este es un insecto que, al igual que la mayoría de sus parientes, se multiplica con extraordinaria rapidez. Y eso por no hablar de que las larvas llegan a la edad adulta en cuestión de muy poco tiempo. Pero, ¿por qué debemos de proteger nuestras queridas plantas de ella?

Origen y características de la mosca negra

La mosca negra es una plaga del sustrato

Imagen – Wikimedia/Robert Webster

La mosca negra es el nombre que se le da a las especies pertenecientes a la familia Sciaridae, las cuales podemos encontrar en cualquier parte del mundo, desde el nivel del mar hasta a más de 4000 metros sobre el nivel del mar. Solo en Europa se estima que hay más de 600 especies. Viven en desiertos, donde se protegen de las temperaturas extremas cavando en la arena, pero también en zonas pantanosas y ambientes húmedos.

Se trata de un grupo de insectos de pequeño tamaño, tanto es así que no superan los 11 milímetros de longitud. Tienen un cuerpo oscuro y delgado, con alas de la longitud de su cuerpo exceptuando la cabeza. Las patas y antenas son largas, también de color oscuro. Cuando están en fase de larva son blanquecinas, delgadas, así como semitransparentes, y tienen la cabeza negra.

¿Cuál es su ciclo biológico?

Para poder combatirla, es importante saber por qué fases pasa:

  • Huevo: la hembra deposita entre 50 a 200 huevos en la tierra húmeda, en primavera.
  • Larvas: pasarán por 4 estadios antes de que lleguen a la edad adulta, algo que les demorará alrededor de dos semanas. Es en esta fase cuando son más visibles, al tener el cuerpo blanquecino con la cabeza negra, y al medir unos 5 milímetros. También son más peligrosas para las plantas, pues aunque al principio se alimentan de materia orgánica en descomposición, cuando esta escasera pasarán a comerse las raíces.
    Cuando se estén acercando a la madurez, formarán un capullo, y a los 4 días surgirán los adultos.
  • Adulto: vivirá unos cinco días, durante los cuales se alimentará únicamente de líquidos y procreará.

¿Cuáles son los daños que causa la mosca negra del sustrato?

La mosca negra es una plaga que afecta a las plantas

Imagen – Wikimedia/John Tann from Sydney, Australia

Como hemos visto, su ciclo biológico dura muy poco, pero los daños que puede llegar a causar a las plantas son importantes, sobre todo teniendo en cuenta que si el sistema radicular no está sano es fácil que se echen a perder. Pero, ¿cómo podemos saber que está teniendo problemas causados por la mosca negra?

Bueno, si partimos de que las larvas se pueden llegar a alimentar de las raíces cuando les falta materia orgánica en descomposición, los síntomas que veremos en las plantas serán:

  • Amarronamiento/amarilleamiento de las hojas
  • Caída de flores y/o frutos
  • Producción de flores (cuando una planta se ve muy apurada puede gastar sus últimas energías en intentar tener descendencia)
  • Detención del crecimiento

¿Cómo se trata?

A pesar de lo dañina que puede llegar a ser esta plaga, lo cierto es que no es muy difícil controlarla. Sabemos que le favorece el ambiente húmedo y sombrío, que es justo lo que encuentra en el sustrato de las macetas. Pues bien, teniendo esto presente, a continuación te ofrecemos varios consejos para mantenerla a raya:

No riegues en exceso

Todas las plantas necesitan agua, algunas más que otras. Pero hay que evitar regarlas en exceso. Uno de los errores de cultivo más frecuentes es el exceso de riego, pero eso ya de por sí les supone un problema muy serio, pues las raíces de la mayoría de plantas -salvo las acuáticas y semiacuáticas- no están preparadas para absorber tanta agua como la que se les puede llegar a dar en cultivo.

Por ello, es muy recomendable comprobar la humedad del sustrato antes de regar de nuevo, por ejemplo con un palo delgado de madera o escarbando con los dedos. Si además está en una maceta sin agujeros debes de pasarla a otra que sí tenga agujeros, pues el agua que queda estancada pudre las raíces.

Utiliza sustratos porosos y nuevos

Con el fin de evitarle problemas a las plantas, lo más seguro es utilizar sustratos que NO se hayan usado antes. Asimismo, las macetas han de estar limpias; de lo contrario, se correría el riesgo de que aparecieran plagas o enfermedades. Hay que tener presente que tanto los huevos de insectos como los hongos, bacterias y virus tienden a pasar desapercibidas, sobre todo estos tres últimos que solo pueden verse a través de un microscopio, pero es precisamente por eso por lo que es tan importante tomar estas medidas de precaución.

¿Cómo ha de ser el sustrato?

El sustrato, aparte de ser nuevo, tiene que facilitar el drenaje del agua. Es por eso por lo que, si usas turbas, aconsejamos mezclarlas con perlita, arlita o similares. Aunque si lo prefieres, puedes echar una primera capa de arlita, greda volcánica o similares en la maceta.

Para prevenir la mosca negra, otra cosa que sirve es echar una capa de unos 3 centímetros de vermiculita (en venta aquí) sobre el sustrato.

¿Cómo ha de ser la maceta?

La maceta puede ser de segunda mano (o de segunda planta 😉 ), pero recuerda limpiarla bien antes de usarla con agua y jabón lavavajillas. Asimismo, es importante que tenga agujeros en su base para que el agua salga.

Trata con insecticidas ecológicos

Si la plaga se está instalado en nuestros cultivos, una buena manera de evitar que empeore es tratándolos con aceite de neem (en venta aquí) o jabón potásico (en venta aquí). Ambos son insecticidas autorizados para la agricultura ecológica, y son muy eficaces.

Eso sí, en caso de que la plaga sea severa, es preferible tratar con un insecticida sistémico.

La mosca negra es una plaga que se puede controlar con facilidad

Esperamos que estos consejos te resulten útiles para evitar o combatir la plaga de la mosca negra del sustrato.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.