Banano (Musa paradisiaca)

fruto que da el arbol llamado banano o Musa paradisiaca

Musa paradisiaca es el nombre científico que recibe la planta de la banana, aunque también es conocida con otros nombres comunes como banano, cambur, maduro, plátano, topocho y guineo.

Todos estos nombres se refieren a la planta herbácea que pertenece al género conocido como Musa, bien sea híbridos que se obtienen en la horticultura partiendo de las especies de origen silvestre, como también los cultivos de dichas especies que son genéticamente puros.

Características Musa paradisiaca

arbol del banano o Musa paradisiaca de tamano pequeno

Por lo tanto, es un conjunto de vegetales que conforman la fruta y que más se consume en el mundo. Es como una especie de baya falsa, que posee una apariencia elongada o también falcada, que crece en unos racimos donde se pueden formar hasta 400 unidades, cada ramo puede llegar a pesar unos 50 Kg.

Posee un color amarillo cuando se encuentra, el fruto es bastante carnoso y con un sabor dulce, es una excelente fuente de fibra, potasio, triptófano, carbohidratos, vitamina A y C, que además posee un antiácido completamente natural que es de mucha utilidad para combatir la pirosis; pero aparte de esto es un alimento que no contiene mucho sodio y tampoco muchas grasas.

A diferencia del resto de las frutas que existen, esta posee más calorías, ya que posee una gran cantidad de fécula. La planta de banano es más bien una megaforbia y no un árbol, que es una especie de hierba perenne con un enorme tamaño. De la misma forma que ocurre con el resto de las especies Musa, no cuenta con un tronco verdadero.

En lugar de esto, cuenta con unas vainas filiares, cuyo desarrollo conforma unas estructuras que reciben el nombre de pseudotallos, que son muy parecidos a unos fustes verticales con una medida de hasta unos 30 centímetros en diámetro basal, no son nada leñosos y alcanzan una medida de hasta 7 metros de alto.

Las hojas que posee el banano forman parte de las que poseen el mayor tamaño dentro del reino de los vegetales. Su textura es lisa, con una forma oblonga, son tiernas, poseen un ápice que es tunco al igual que una base con una forma redonda o en ciertos casos un poco cordiformes, son de color verde en la parte del haz y su color es mucho más claro aunque generalmente glaucas hacia el envés, con unos márgenes que son lisos y unas nervaduras pinnadas, de color verde o también amarillentas.

Se disponen en una forma de espiral, al desplegarse pueden tener una medida de unos 3 metros de largo por unos 90 centímetros de ancho y con un pecíolo que puede medir un máximo de 60 centímetros. Las hojas por lo general se rompen con facilidad a causa de los vientos, por lo que la planta en ciertos casos posee un aspecto algo desaliñado.

Flores del banano

Después de unos 10 o hasta 15 meses de haber nacido el pseudotallo, en el momento que la planta ya ha producido unas 26 o 32 hojas, partiendo del rizoma ocurre el nacimiento de unas inflorescencias  que surgen de la parte central del pseudotallo dispuesto en vertical; es muy parecido a un capullo de gran tamaño con un color púrpura, que posee un pedúnculo y un raquis glabros.

Cuando procede a abrirse, posee una estructura muy similar a la de una espiga, donde se disponen unas hileras de muchas flores sobre el tallo axial, que se agrupan en unos ramos de hasta unas 20 flores, quedando totalmente protegidas por unas brácteas muy carnosas y gruesas que también poseen un color púrpura.

Entre las 5 y las primeras 15 hileras de flores son femeninas, que contienen una gran cantidad de néctar; donde el tépalo posee 5 centímetros de largo y 1,2 centímetros en ancho; posee un color blanco y en ciertos casos es violáceo en el interior. La parte de arriba pose un color amarillo, con unos dientes que tienen una medida de 5 mm y con un par de apéndices que minen 2mm.

El tépalo que se encuentra libre es casi de la mitad del tamaño del anterior, con un color blanco o en ciertos casos rosáceo, con una forma obtusa, contando con una apícula que es corta y mucronada. El resto de las hileras de flores se componen por algunas que son neutras o también hermafroditas y por flores que son masculinas.

El banano genera un fruto que se puede demorar hasta unos 180 en completar su desarrollo. Puede incluso que se generen hasta 20 manos por cada espiga, pero lo normal es que se trunque la misma de forma parcial para así evitar un desarrollo imperfecto en el fruto al igual que para evitar que la energía de la planta sea consumida por el capullo terminal.

Como ya se ha mencionado, el fruto es una especie de baya falsa que puede medir hasta 30 centímetros de largo y unos 5 centímetros en diámetro, que posee una formación de racimo bastante compacto. Cuando está inmaduro se encuentra cubierto por una especie de pericarpo coriáceo de color verde, pero cuando se encuentra maduro puede ser de color amarillo, blanco, rojo y con un bandeado de color verde.

Cuidados

El banano es una planta que proviene de Indonesia y que ha sido cultivada desde la antigüedad, sin embargo el mayor productor en el mundo es India. Para que se pueda obtener un fruto de mejor calidad, es necesario poner en práctica ciertos cuidados.

Clima

Es una planta que requiere de un clima lo suficientemente cálido y con una humedad continua. Cuando la intensidad de la luz se reduce en el desarrollo, el ciclo vegetativo se extenderá mucho. Por otro lado, si se reduce el agua, la calidad al igual que la cantidad en la producción del fruto se verá afectada.

Suelo

hojas del arbol llamado banano o Musa paradisiaca

Requiere de un suelo que sea arenoso y también arcilloso, con mucha fertilidad, profundo y lo suficientemente permeable. También debe ser lo suficientemente drenado y rico en materia orgánica.

Riego

Necesita de mucha agua para un excelente desarrollo y para la producción del fruto. Esta planta no tolera las sequías y esto se debe a que su etapa de floración se ve muy afectada en el desarrollo, cosa que causa que sus frutos con sea de buena calidad. Lo recomendable es que se realice un riego por sistema de goteros o también por un sistema de aspersión, de esta manera la planta siempre tendrá la cantidad de agua adecuada.

Poda

Para esta tarea se debe realizar ciertos pasos. En primer lugar se procede a un deshijado, donde se controla la cantidad de hijos al seleccionar solo los mejores. Después se procede con el deshojado, donde se eliminan las hojas secas que no permiten un buen paso de la luz.

El apuntalado, en el que se debe sujetar la planta para evitar que se caiga el racimo con los frutos, el enfundado, que es un procedimiento para ofrecer la mayor protección para los frutos, y por último se elimina aquellas hojas que no completan su desarrollo impidiendo el crecimiento de las otras.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.