Naranjo amargo, el cítrico más ornamental

Cuando se quiere tener un árbol bonito, de hoja perenne y que dé algo de sombra, es muy interesante echar un vistazo a los cítricos. Entre ellos, la gran mayoría son frutales, es decir, que producen frutos comestibles, pero hay alguno que no, como por ejemplo el naranjo amargo.

Esta planta es una de las que más plantan en las calles, ya que no tiene raíces invasivas y es bastante resistente a casi todo. Así que si te animo a que te hagas con un ejemplar. ¿Por qué? Por lo fácil de cuidar que es. Aquí tienes su ficha. 🙂

Origen y características

Nuestro protagonista es un árbol híbrido entre Citrus maxima y Citrus reticulata al que se le conoce como naranja agria, naranja bigarade, naranja andaluza, naranja de Sevilla, naranja cajera, naranja cachorreña y naranjo amargo. Su nombre científico es Citrus x aurantium. Crece hasta alcanzar una altura de 7-8 metros, y desarrolla espinas axilares y agudas.

Las hojas son elípticas, de color verde oscuro brillante, pecioladas y de un tamaño de 50-115 x 30-55mm. Las flores son bisexuales, blancas y fragantes. El fruto es globoso, mide de 7 a 7,5cm y su pulpa tiene un sabor amargo-ácido.

¿Cómo se cuida?

Si te haces con un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

  • Ubicación: exterior, a pleno sol.
  • Suelo: todo tipo de suelos, incluso tolera los calizos. Aunque eso sí, prefiere los que son ligeramente ácidos.
  • Riego: frecuente. Se ha de regar 3-4 veces por semana en verano y algo menos el resto del año.
  • Abonado: desde primavera hasta verano con abonos orgánicos, como el guano, el estiércol de gallina (seco), o el humus de lombriz.
  • Época de plantación: en primavera.
  • Multiplicación: por semillas en primavera.
  • Rusticidad: resiste hasta los -12ºC.

Usos

Ornamental

El naranjo amargo se usa mucho como árbol ornamental. Sus flores son muy bonitas y además da sombra. Si a eso le sumamos que resiste bien el frío y las heladas, tenemos una planta de jardín muy interesante.

Medicinal

  • Aceite esencial de las flores: se usa como tranquilizante, hipnótico suave, espasmolílico.
  • Pericarpio (la parte carnosa del fruto): se usa para los edemas, diarreas, hemorroides, varices, síndrome del intestino irritable, inapetencia.
  • Flores y hojas: se usa para la tos nerviosa, insomnio, ansiedad.

¿Conocías al naranjo amargo?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.