Negrilla

La negrilla es una de las enfermedades que más suelen tener las plantas, especialmente cuando estas están sufriendo un ataque importante de cochinillas. Es también una de las que se identifica mejor, pues los síntomas que produce son muy característicos.

Aunque pueda parecer lo contrario, es fácil de controlar si tomamos una serie de medidas. Así que si te apetece saber todo sobre esta enfermedad, a continuación te invitamos a seguir leyendo.

¿Qué es?

Imagen – Wikimedia/Bidgee

La negrilla o fumagina es un hongo oportunista, lo cual quiere decir que aparecerá solo cuando la planta esté siendo debilitada, que es justo lo que le ocurre durante el ataque de una plaga, pero ojo, no de cualquiera, sino de cochinillas, mosca blanca y pulgones. Por desgracia, casi todas las plantas pueden ser afectadas por estos insectos, de modo que hay que vigilarlas mucho y controlarlas para evitar que acaben con problemas.

Pero, ¿en qué se caracteriza la enfermedad? Bueno, pues es sencillo: por la aparición de un polvo pegajoso de color negro que va recubriendo la superficie de las hojas. Con esto, impide que realice la fotosíntesis, y en casos muy graves en los que las cubra por completo, también respirar al taponarle los poros.

¿Cuáles son los síntomas y/o daños?

Aparte de lo que hemos dicho ya, veremos lo siguiente:

  • Plagas: cochinillas, mosca blanca y/o pulgones
  • Caída prematura de hojas (defoliación)
  • Ralentización del crecimiento
  • Aspecto general ”triste”

Pero no tenemos que preocuparnos en exceso: la mayoría de las veces se puede controlar fácil, evitando así que la plaga en cuestión acaba en el montón de compost.

¿Cómo se previene?

Podemos hacer varias cosas para prevenir la negrilla, que son:

Prevenir plagas y combatirlas

Prevención

Si prevenimos plagas conseguiremos prevenir al hongo negro. Pero, ¿cómo hacemos esto? Pues aunque haya gente que diga que no es creíble lo que voy a comentar a continuación, soy de las que están convencidas de que una planta sana y bien cuidada es una planta que difícilmente caerá enferma. Por lo que para que los insectos que hemos estado mencionando no la ataquen, te voy a recomendar lo siguiente:

  • Compra plantas que puedan vivir bien en tu zona: créeme, si te haces por ejemplo con un arce japonés y vives en una zona con clima muy cálido, ese árbol va a tener que luchar día sí y día también para mantenerse con vida. Al final, su salud se debilitará y será entonces cuando los insectos lo ataquen. Y de ahí a que la negrilla aparezca… solo hay un paso.
  • Riega cuanto toque, ni más ni menos: es verdad que el riego es una de las cosas más difíciles de controlar, pero todo es cuestión de observar la tierra y de práctica. Averigua qué necesidades de agua que tiene tu planta, y luego adáptalas para que pueda estar realmente bien. Por ejemplo: sabemos que los geranios necesitan riegos frecuentes, como unas 4 o 5 veces por semana en verano y una cada -34 días el resto; pero si en nuestra zona llueve muy seguido esa frecuencia de riego será menor. En caso de duda, siempre hay que comprobar la humedad de la tierra, ya sea introduciendo un palo delgado de madera o utilizando un medidor de humedad digital.
  • Abona durante toda la temporada de crecimiento: las plantas -a excepción de las carnívoras- necesitan un aporte regular de abono durante la temporada cálida. Por eso, no dudes en pasarte por este post para saber qué tipos hay.
  • Si están en maceta, trasplántalas: cuando las raíces se quedan sin espacio, la salud se debilita también. Evítalo trasplantándolas cada 2 o 3 años.

Tratamiento

En el caso de que ya tengan plagas, deberemos de actuar haciendo cualquiera de estas cosas:

  • Limpiar las hojas son un pincel empapado en alcohol de farmacia.
  • Tratar con jabón potásico, que es un producto natural no tóxico que se ha de diluir en agua al 2% y pulverizar/rociar sobre la plantas.
  • Si la plaga es grave, tratar con insecticidas específicos siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.

Mantener a las plantas enfermas separadas del resto

Cuando nuestras queridas plantas ya tienen negrilla, lo que tenemos que hacer es llevarlas o manternerlas separadas del resto para evitar contagios. Además, es muy importante que nos lavemos bien las manos y las herramientas antes y después de manipularlas por el mismo motivo.

¿Cómo eliminar el hongo?

Imagen – JabonesdeGuara.blogspost.com

Para eliminarlo primero tenemos que lavar a consciencia las partes afectadas con un trapo, o si queremos con un pincel. Veremos que la costra se va con relativa facilidad, de modo que en principio con esto y siempre que el tamaño de la planta en cuestión nos lo permita, ya no tendremos que hacer nada más.

Ahora bien, si queremos protegerlas aún más, o si son plantas grandes, las podremos tratar con jabón potásico o con fungicidas a base de cobre o azufre.

Y con esto terminamos. Como ves la negrilla es una enfermedad que puede causar muchos daños pero es fácil de controlar 🙂 .

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Enfermedades y plagas

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.