Nemátodos del suelo

Los nemátodos del suelo son microscópicos

Son muchas las plagas y las enfermedades que pueden afectar a los cultivos. Sin embargo, entre los parásitos más molestos y difíciles de eliminar se encuentran los nemátodos del suelo, que son capaces de destrozar campos enteros de cultivo.

Si quieres saber más acerca de esta plaga, te recomiendo que sigas leyendo. Explicaremos qué son los nemátodos del suelo, los daños que pueden causar y cómo controlarlos.

¿Qué son los nemátodos del suelo?

Los nemátodos del suelo son muy dañinos para las plantas

Primero vamos a explicar qué son los nemátodos del suelo. Se trata de unos parásitos cuyo desarrollo tiene lugar en el suelo y que afectan a las plantas. Estos gusanos microscópicos tienen un tamaño que oscila entre 0,1 y 3 milímetros. Para alimentarse, perforan las plantas y succionan los nutrientes de las raíces y de las células de las mismas. Como consecuencia, los vegetales afectados están más expuestos a incidencias por bacterias, virus y hongos.

Sobre todo para los agricultores son un problema muy grande. Los nemátodos del suelo pueden llegar a provocar unos daños realmente graves a los cultivos, llegando incluso a echar a perder toda una cosecha. Si no se previene ni se trata a tiempo este problema, las pérdidas económicas pueden ser muy elevadas. Diversas fuentes estiman que los nemátodos del suelo reducen cada año entre un doce y un veinte por ciento la producción agrícola de todo el mundo. Esto equivale a unos 135 mil millones de euros anuales.

Daños que pueden causar los nemátodos del suelo

Una vez que un nemátodo infectante de plantas llegue accidentalmente a un campo de cultivo, pueden pasar varios años hasta que la población del mismo sea lo suficientemente grande como para provocar unos síntomas visibles en los vegetales. Esto se debe a que estos parásito se mueven de forma muy lenta a través da la tierra. No obstante, su propagación se lleva a cabo muy fácilmente al ir moviendo la tierra infestada. También pueden infestar partes de las plantas e incluso objetos, como por ejemplo maquinaria y herramientas agrícolas, material de plantación, etc.

Cuando la plaga de los nemátodos del suelo se ha extendido lo bastante como para provocar anomalías visibles en las plantas, comenzarán a darse los siguientes síntomas:

  • Acortamiento e hinchazón de las raíces
  • Aparición de agallas o nudos en las raíces
  • Clorosis en las hojas que poco a poco se vuelven amarillas
  • Disminución del rendimiento
  • Hinchazón de la planta
  • Madurez retardada o adelantada de los frutos
  • Manchas negras en las raíces
  • Retraso en la aparición de los brotes
  • Varias plantas con síntomas en el mismo cultivo

Básicamente, los nemátodos del suelo provocan que las raíces acaben pudriéndose y debilitan a la planta absorbiendo sus nutrientes. Una vez que las raíces ya no den para más, siguen cavando la tierra hasta llegar a las próximas raíces sanas. A parte de los daños importantes que estos parásitos provocan a los vegetales, también aumentan el riesgo de que las mismas contraigan infecciones causadas por bacterias, virus y hongos.

¿Cómo controlar los nemátodos del suelo?

Es difícil combatir los nemátodos del suelo

Desgraciadamente, una vez que la tierra está infestada por nemátodos del suelo, no hay mucho que podamos hacer. Como son unos parásitos que viven debajo del suelo, resulta especialmente difícil y complicado combatirlos. Además, su diminuto tamaño también complica considerablemente esta tarea. Sin embargo, sí que tenemos alguna opción para eliminar los nemátodos de manera ecológica.

Los nemátodos pueden evitar que una palmera muera por paysandisia
Artículo relacionado:
¿Cuáles son los repelentes de nematodos más eficaces?

Una de las estrategias que podemos intentar para librarnos de estos molestos parásitos es la solarización o biosolarización. Es el método más efectivo, pero requiere que el campo se quede sin plantas para aumentar su efectividad. Básicamente se trata de incrementar la temperatura del suelo hasta destruir a los agentes patógenos. Para ello se cubre el terreno con un plástico transparente durante mínimo cuatro semanas en verano, concretamente durante el periodo de mayor radiación solar.

Otra manera para combatir a los nemátodos del suelo de manera ecológica es introduciendo depredadores naturales de los mismos, como por ejemplo otras bacterias u hongos. Este método es menos eficaz que el anterior, pero ayuda a controlar a estos parásitos.

Prevención

Como suelen decir, «más vale prevenir que curar». Por ello, lo mejor que podemos hacer a utilizar estrategias preventivas para evitar que nuestro cultivo se vea afectado por los nemátodos del suelo. Son varias las técnicas que podemos aplicar para conseguir una buena prevención:

  • Enmiendas: Si abonamos el terreno con compost, estiércol o humus, conseguiremos reducir el número de nemátodos del suelo.
  • Plantar abono en verde como por ejemplo las leguminosas. De esta manera el suelo se vuelve más rico en nitrógeno, lo que es malo para los nemátodos del suelo.
  • Plantar repelentes de nemátodos, como por ejemplo la caléndula, la dalia, la margarita piretro, la ruda o el tagete.
  • Secar la tierra nueva al sol durante unos cuantos días antes de añadirla al cultivo.
  • Rotación de cultivos: Con esta técnica conseguiremos disminuir la población de nemátodos que se encuentra en el suelo.

Si ya habéis tenido problemas con estos molestos parásitos, podéis dejarnos vuestras experiencias en los comentarios.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.