Nenúfares, las acuáticas preferidas para jardín

Nenúfar de flor amarilla

Los nenúfares son unas plantas acuáticas muy decorativas: sus grandes y fragantes flores de vivos colores no sólo atraen a los insectos polinizadores, sino que también atraen las miradas de los humanos que pasen cerca de ellos.

Pero, ¿por qué incluirlos en el diseño del jardín? ¿Qué es lo que los hace tan especiales?

Los nenúfares, mucho más que unas ”simples” plantas

Nenúfar de flor blanca

Estas plantas son extraordinarias, tanto es así que han sido símbolo de multitud civilizaciones a lo largo de la historia de la humanidad, como por ejemplo en la civilización egipcia. Según creían, la apertura de las flores estaba ligada a la aparición del dios del Sol, llamado Ra, y Nefertum, el dios de los perfumes. En la India, simboliza fertilidad, riqueza, conocimiento, divinidad e ilustración, además de estar asociada a la diosa Maha Lakshmi, la diosa de la abundancia quien provee de generosidad, pureza y prosperidad.

Así pues, los nenúfares simbolizan la fortaleza, pues sus hojas emergen de las aguas estancadas, luchando contra la fuerza que ejerce el preciado líquido y la gravedad propia de la Tierra, llegando a abrir sus flores al amanecer cuando el astro rey, el que nos da luz y vida, aparece sobre el horizonte.

¿Cómo son?

Nenúfar en estanque

Nuestros protagonistas, pertenecientes al género botánico Nymphaea, son plantas originarias de Asia y de África, donde crecen en charcos y lagos con aguas casi permanentemente estancadas. Tiene dos tipos de hojas: las primeras que brotan al germinar la semilla son muy grandes; sin embargo, cuando ya se ha desarrollado lo suficiente, brotan un segundo tipo de hojas más largas que son las que les servirán para flotar.

Las flores, que brotan en verano, pueden ser de distintos colores: amarillo, blanco, rosa. Todas las variedades son fragantes y de un tamaño considerable: de 30-35cm de diámetro. Se abren durante 4 o 5 días, tiempo suficiente para poder sacarles unas cuantas fotos 🙂 .

El cultivo de los nenúfares

Nenúfar de flor rosa

Si te animas a tener uno o varios ejemplares, toma nota de nuestros consejos:

  • Ubicación: colócalos en el exterior, en una zona donde les dé la luz del sol de manera directa.
  • Temperatura del agua: el agua tiene que estar templada, es decir, ni muy fría ni demasiado cálida.
  • Poda: se han de quitar las hojas secas a fin de evitar la contaminación del agua por materia orgánica en descomposición.
  • Plantación: si la planta es pequeña, se tiene que colocar primero a unos 20-30cm por encima del nivel de la tierra de la maceta, la cual tiene que ser para plantas acuáticas (de plástico, llenas de agujeritos), con sustrato arenoso (arena de río, por ejemplo). A medida que crece, se la irá bajando hasta que esté a unos 60cm desde la superficie de la maceta hasta la superficie del agua.
  • Rusticidad: la mayoría de las especies soportan heladas puntuales y de corta duración de hasta los -2ºC.

Que disfrutes de tus nenúfares 🙂 .

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *